Recesión argentina: la pobreza lo condena

Política / Economía 04/10/2019 Por
El Indec dijo que para el primer semestre del año hubo 35,4% de personas bajo la línea de la pobreza pero hacia finales se ubicaría en el 40%.
Pobreza
- Los índices de pobreza dan cuenta de 15,9 millones de argentinos, casi 3,8 millones más que el año anterior. Foto: NA

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Los tres procesos neoliberales que sufrió la Argentina en los últimos tiempos, desde la oscura noche que se inició en marzo de 1976, pasando por la “segunda década infame” como la llaman algunos historiadores y politólogos al  período de Carlos Menem - Fernando De la Rúa y el mandato de Mauricio Macri, culminaron no solo con todos los índices económicos, sino más importante aún con los indicadores sociales, destruidos.

Es la consecuencia de la implantación sin adaptación de las políticas que llevan ese sello ideológico en los países subdesarrollados como la Argentina, sostienen desde la oposición.

En este sentido, el actual presidente argentino se irá a fin de año del gobierno, según las encuestas previo paso por las elecciones presidenciales del 27 de octubre,  con un índice de pobreza del “39 o 40 por ciento”, advirtió el director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia después de que esta semana el Indec publicó que la pobreza subió 8,1% el primer semestre de este año y se ubico en el 35,4% y la indigencia en el 7,7%.

Más de 15 millones de argentinos pobres

La cifra representa unos 15,9 millones de personas en todo el país, casi 3,8 millones más que el año anterior,  generados con las políticas de Cambiemos,  cuyos ingresos no alcanzan para cubrir los servicios básicos.

En cuanto a la indigencia, son 3,4 millones las personas que no tienen ingresos suficientes para hacer frente a las necesidades alimenticias,  trepó al 7,7%, frente al 4,9% del mismo período de 2018

La medición no toma en cuenta la última devaluación y la disparada inflacionaria post elecciones primarias. Por esa razón, todos los especialistas aseguran que seguirá empeorando hacia fin de año

“El dato es obvio y era esperado. El proceso no llegó a su techo.  Hoy estaremos en 37 o 38 por ciento de pobreza y la dinámica actual es de aumento de la inflación con profundización del estancamiento. Esperemos que la situación se estabilice pronto porque, si no, llegaremos a ese 39 o 40 por ciento a fin de año”, señaló  Salvia.

Según el sociólogo de la UCA, el crecimiento de la pobreza está focalizado en las clases medias y bajas  que cayeron en este nuevo estadio por primera vez después del 2001. “No son sectores marginales. Los marginales cayeron en la indigencia, que hoy estaría en un 8 o 9 por ciento”, añadió en declaraciones a los medios.

Las causas

Agustín Salvia atribuyó las causas del aumento de la pobreza  a la inflación pero sobre todo al estancamiento en la actividad económica. “Las pymes ven paralizada su actividad, no dan aumentos, ponen en negro a los trabajadores o incluso tienen que cerrar. Para salir de esta situación hay que mover al mercado interno”,  precisó

En este sentido, el desempleo en el segundo semestre, según fuentes oficiales,  subió un punto y alcanzó el 10,6 por ciento, como consecuencia fundamentalmente de la crisis de la industria.

Además, incidió en el aumento de la pobreza un cóctel que incluyó la caída de los ingresos, muy ligada al aumento del precio de los alimentos y a los tarifazos.

L a suba del precio de los alimentos licuó no sólo los salarios de quienes tienen trabajo, sino también y en mayor medida, los planes de empleo, pensiones, o asignaciones sociales. Los ingresos de una persona sin empleo formal provienen, básicamente, de changas a las que se suma algún plan social o la Asignación Universal por Hijo, destacaron especialistas consultados.

Como punto de partida, hay que recordar que los precios de los alimentos vienen subiendo más que otros productos de la canasta básica total. De julio de 2018 a julio de 2019, la inflación según el Indice de Precios al Consumidor fue del 54,4 por ciento, pero la de la Canasta Básica estuvo por encima, ya que llegó al 58,8 por ciento.

Los tarifazos, otro empujón hacia la pobreza

Por otra parte, con los tarifazos de la luz, gas, agua y transporte, la gente acumuló deudas y pidió préstamos. Un indicador de lo que sucedió en los sectores populares son los créditos para las titulares de la Asignación Universal por Hijo otorgados por la Anses. Pero también son parte de la situación de endeudamiento de los hogares los trabajadores formales e informales  endeudados con financieras, mutuales y prestamistas de barrio.

El aumento de la pobreza en la clase media se debe también a que pagan en forma privada el acceso a la salud y a la educación, dos segmentos que registraron fuertes alzas.

Macri
El actual presidente argentino llega a fines de 2019 con un índice de pobreza del “39 o 40 por ciento”, advierten desde el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA). Foto: NA

Macri condenado

El presidente Mauricio Macri pidió que lo juzgaran por los niveles de pobreza que dejara al final de gobierno. 

Pocos meses después de asumir  la presidencia,  durante la primera apertura de sesiones ordinarias del Congreso en marzo de 2016,  Macri utilizó como punto de referencia los datos de pobreza que arrojaba el informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA)  que indicaba que  el 29% de los argentinos estaban en la pobreza y el 6% vivían en la indigencia, para referirse a uno de sus slogans de campaña “pobreza cero”

Posteriormente, el 28 de septiembre de 2016 el presidente de la Nación brindó una conferencia de prensa en Olivos junto a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para referirse nuevamente a la pobreza, minutos después de que el nuevo Indec, a cargo de Jorge Todesca, difundiera los  datos oficiales, después de dos años que no fueron difundidos por el kirchnerismo.

Aquel día  el procesamiento de los datos de la Encuesta Permanente de Hogares determinó que en Argentina había un 32,2% de personas pobres y  los indigentes sumaban 1,7 millones de habitantes.

Preso de sus palabras

Entre marzo y septiembre de 2016 la pobreza aumentó en un 3,2% debido a las medidas que tomó Macri en sus primeros meses en la Casa Rosada.

Entonces fue cuando Macri  pronunció una de las frases más simbólicas de su gestión: “Hoy sabemos cuál es la realidad. Este punto de partida es sobre el cual acepto ser evaluado como presidente: por si pudimos reducir la pobreza en este gobierno”.  Aunque aclaró que  la pobreza cero era un camino y no un objetivo a corto plazo.

El  lunes 30 de septiembre pasado el  Indec  difundió  que el 35,4% de los argentinos es pobre.  Argentina afronta el mayor índice de pobreza desde la crisis del 2001.  Un total de 15,8 millones de personas viven en la pobreza y según los especialistas a fin de año podría llegar el 40% muy lejos de aquella promesa de campaña. Fue la última medición del período de gobierno de Mauricio Macri.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar