Cómo funcionarán los servicios este lunes, Día de San Jerónimo

También se celebra el Día del Empleado de Comercio. Será un día no laborable. No habrá actividad en la administración pública y tampoco habrá clases.
peatonal 9 de julio cordoba
Cada 30 de septiembre la ciudad celebra las Fiestas Patronales, en honor a San Jerónimo, el Patrono de Córdoba. - Foto: archivo

Este lunes se conmemora en Córdoba el Día de San Jerónimo, patrono de la ciudad y a su vez, se celebra el Día del Empleado de Comercio.

Si bien el día de los trabajadores comerciales fue el jueves pasado, la celebración será este lunes y de ese modo se unificarán los dos festejos.

Por tal motivo, el lunes será día no laborable en la ciudad, por la fiesta patronal. No habrá actividad en la administración pública y no se dictarán clases en las escuelas.

Y en el caso de los empleados de comercio, también será día no laborable. El trabajo es optativo para los trabajadores, y en caso de que  el empleador decida abrir, deberán pagarles como un día normal. 

En cuanto a los servicios la modalidad será la siguiente: 

El transporte urbano de pasajeros funcionará con frecuencia de sábado

La recolección de residuos será normal

El estacionamiento medido será gratuito (en lugares permitidos)

Los centros de ITV funcionarán de manera normal

Los hospitales municipales contarán con guardias mínimas y no habrá atención en consultorios externos

Patrono de la Ciudad

Cada 30 de septiembre la ciudad celebra las Fiestas Patronales, en honor a San Jerónimo, el Patrono de Córdoba. 

Jerónimo de Stridon fue un doctor y erudito de la Iglesia Católica, que vivió en los siglos IV y V de la era cristiana, y que fue consagrado como patrono y protector espiritual de Córdoba, por nuestro fundador, Jerónimo Luis de Cabrera, en 1573.

En España se fundó una orden monástica, la de los Jerónimos, quienes lo tomaron por modelo y patrono. Los Jerónimos fundaron, entre otros lugares de retiro, el famoso monasterio de El Escorial. Con el tiempo la orden fue disuelta.

Una de las primeras provisiones de Jerónimo Luis de Cabrera fue la de darle a la ciudad un santo patrono, el de su propio nombre, y así lo consignó el escribano de Su Majestad, don Francisco de Torres.

Te puede interesar