“El circuito virtuoso entre trabajo y consumo es el más afectado”

El economista Martín Burgos adelantó a La Nueva Mañana algunos de los desafíos para el próximo gobierno, sobre los que disertará en Córdoba el próximo miércoles.
18 Martín Burgos by Fervor
"Si en diciembre de 2023 llegamos con la inflación, el desempleo y los salarios de 2011, sería un gran logro", dijo el economista. - Foto: gentileza Fervor

chapa_ed_impresa_01

COOPERATIVAS

“Vengo preparando mi conferencia, pero tengo que cambiarla constantemente porque la realidad acelera mucho los tiempos”, le contó a La Nueva Mañana el economista Martín Burgos, quien llega a Córdoba para dar una conferencia sobre la “coyuntura económica actual y sus desafíos”, invitado por el Banco CrediCoop en su sede de la calle Buenos Aires 23, el próximo miércoles 25 de septiembre, a las 19.

“Hablaremos sobre la reimplementación del control de cambios, los retiros de los depósitos en dólares, las perspectivas de tranquilidad que hay de acá a diciembre, sobre qué se puede esperar del modelo económico del próximo gobierno, cuáles son las grandes líneas políticas de las que ya se habló en la campaña”, adelantó el coordinador del Departamento de Economía Política de Centro Cultural de la Cooperación.

–¿Cuáles son las medidas que debería implementar el próximo gobierno nacional?

–Hay dos medidas fundamentales: la baja de tarifas y la baja de las tasas de interés. Son medidas importantes para el consumo. Al reducir la tasa, los bancos, en vez de poner la plata en Lelics, usarían los depósitos para préstamos hipotecarios, a la industria, al consumo. Los bancos volverían a ser bancos y a trabajar en función de las necesidades de la producción y del trabajo. Los hogares y las empresas están muy endeudados y de esa manera podría llegar a haber algún alivio. También habrá algo fundamental que es redistribuir los ingresos para que haya una mejora en el consumo, que es lo que necesitan las empresas para vender más y generar un nuevo crecimiento económico.

–¿Redistribuir de qué manera?

–Puede ser a través de un aumento de las jubilaciones o de los salarios mínimos. Y hay un tema que no apareció todavía en la campaña que es la estructura impositiva, para que todo dependa menos de impuestos como el IVA e ingresos brutos y que la recaudación dependa más de impuestos a la propiedad.

–¿Cómo describiría el modelo económico que se llevó adelante en estos casi cuatro años?

–Es un modelo financiero. Los bancos se volvieron financieras, es decir que para hacer un negocio con las Lelics no necesitan filiales ni personal, sino que es un paso de manos de plata. Los bancos fueron instrumentos de la financiarización del aparato productivo. Los otros grandes ganadores del modelo fueron las energéticas que, a través del aumento de las tarifas, hicieron grandes ganancias en perjuicio de los usuarios residenciales, pero sobre todo de los usuarios industriales y productivos que son los que más energía usan.

“Los perdedores de este modelo son los trabajadores: hubo caída del salario, aumentó el desempleo, las familias están más endeudadas”.

–¿Quiénes serían otros ganadores de este modelo?

–Es difícil decirlo porque tuvieron que sacrificar a la clase media cuando comenzaron a faltar los dólares para financiar la fuga de grandes capitales. Hoy la clase media está vendiendo sus dólares para llegar a fin de mes. Eso le terminó costando las elecciones Paso al oficialismo. Al campo es difícil ubicarlo porque el tipo de cambio alto le permite exportar ganando más en pesos, pero los costos aumentan y también vivieron un momento difícil en 2017 cuando el tipo de cambio estaba muy atrasado y muchas economías regionales tuvieron problemas. Fue el momento en el que se importaba dulce de leche, carne y vino. Las economías regionales fueron unos de los perdedores de este modelo, mientras que los grandes exportadores –sobre todo de soja– tuvieron una baja de las retenciones que después les volvieron a aumentar, con lo cual no fueron claros ganadores.

–¿Cuáles serían entonces los perdedores del modelo?

–Los trabajadores: hubo caída del salario, aumentó el desempleo, las familias están más endeudadas, sobre todo las que no están bancarizadas y terminaron yendo a cuevas financieras que cobran intereses usurarios. También el circuito del consumo, con la caída de las ventas en los comercios. Y el circuito productivo que depende en un 80% del mercado interno. Incluso empresas como Arcor, que tomó deuda en dólares, tiene dificultades financieras desde que se deprimió el mercado interno a causa de las devaluaciones. El circuito virtuoso que hay entre trabajo, consumo, venta y producción es el más afectado.

–¿Cuál va a ser el peso de la deuda externa a corto plazo para la próxima administración?

–Uno de los temas son los bonos, que habría que renegociar el capital, es decir reestructurar. Los bonos valen menos de la mitad de lo que deberían valer, por lo que hay margen para un canje. La otra cuestión es la deuda con el Fondo Monetario Internacional, que es enorme. Es un préstamo muy político por lo que depende mucho de Estados Unidos y de la postura que tome en relación al proceso argentino.

–¿Y la inflación?

–Es difícil, va a tardar años en solucionarse. Si hay nuevas devaluaciones la inflación se va a disparar, con lo cual hay que controlar las reservas del Banco Central, porque si uno tiene reservas puede pelear contra la inflación, que es uno de los desafíos más grandes, de las herencias más complicadas que deja este gobierno. Si en diciembre de 2023 llegamos con la inflación, el desempleo y los salarios de 2011, sería un gran logro.


Martín Burgos es licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires; master en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, Francia; doctorando en desarrollo económico en la Universidad Nacional de Quilmes. Es especialista en la relación Argentina-China, en la cual estudió el papel desempeñado por la soja y el patrón comercial implementado entre ambos países. Fue investigador semi-senior en la Comisión Nacional de Comercio Exterior del Ministerio de Economía de la Nación, dedicado a los casos de antidumping llevados adelante por Argentina.
   

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar