Estuvieron 45 días presos por denunciar a un vecino policía que les disparó

Dos hombres fueron acusados por un policía por intento de robo con un arma de fuego. Alegan que es el policía quien los baleó en Granjas de Funes.
policia cba
"La causa se encamina a darles el sobreseimiento por inexistencia del echo a partir de una denuncia falsa que hizo el policía", dijo Díaz. - Foto: Archivo

Este jueves quedaron en libertad Marcelo Herrera, de 26 años, y Daniel Pérez, de 32, quienes estuvieron 45 días presos acusados por un policía de haber intentado robarle con un arma de fuego. Lo que alegan es que el policía que los acusó es en realidad el que los baleó en una discusión en Granjas de Funes segunda sección de la ciudad de Córdoba.

"La investigación continúa y todavía siguen imputados en la causa. El fiscal quería mantenerlos privados de su libertad hasta terminar con un par de pruebas que faltan. Por eso presenté un pedido de Control Jurisdiccional al Juez de Control N° 4, quien determinó que no existe peligro procesal. La causa va encaminada a resolverse a favor de estos chicos dándoles el sobreseimiento por inexistencia del echo a partir de una denuncia falsa que hizo el policía", le dijo a La Nueva Mañana Luis Díaz, abogado de los dos acusados y profesor de Derechos Humanos en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

¿Qué había pasado?

La supuesta víctima es el policía Ángel Pintos, del mismo barrio, y es quien les habría disparado a matar el 28 de julio, cuando Herrera y Pérez fueron a comprar cigarrillos a un kiosko. Según los vecinos, el policía estaba borracho. Discutieron.

Unos metros más allá, Pintos les disparó con el arma reglamentaria a la altura del corazón. A Herrera la bala le perforó el brazo izquierdo y a Pérez le rozó la costilla izquierda. Sobrevivieron. Alguien los llevó a un dispensario. 

Unas horas más tarde fueron a la Seccional 14 para dejar constancia del ataque de Pintos. Ahí recibieron una notificación: quedaban detenidos acusados de robo calificado al mismo policía que horas antes les había disparado y al cual querían denunciar. 

"Todavía queda la denuncia contra el policía que hicieron los familiares de los chicos que todavía no ha avanzado porque debe resolverse la situación de ellos primero. Entiendo que el fiscal deberá promover algún tipo de acción penal en contra del policía", le dijo el abogado a este medio.

Y agregó: "Los elementos daban para que el fiscal sólo hubiera decidido la libertad de los chicos. No hay elementos, por lo que te hace sospechar que podría haber una protección hacia la policía".

Mientras tanto, los dos muchachos volvieron con su familia y el lunes retomarán sus trabajo: "Lo necesitan. Están en una situación muy precaria. Hacen changas, trabajan en la construcción, uno de ellos es carrero también. Necesitan volver a trabajar", dijo Díaz. 

Te puede interesar