Cuatro títulos imperdibles en la Feria del Libro

Cultura 13/09/2019 Por
Con la apertura del evento se anunció como todos los años el ganador del Premio Alberto Burnichon al libro mejor editado en Córdoba 2018-2019. El jurado contempló además tres menciones especiales.
burnichon-editorial-los rios
- El editor Matías Lapezzata y la autora Susana Gómez junto a la familia Burnichon. Foto: Gentileza.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Todos los años en el marco de la feria se entrega el Premio Alberto Burnichon al libro mejor editado en Córdoba durante el último año. El premio es a la vez un homenaje a la figura de Alberto Burnichon y un galardón que resalta lo mejor de la edición local. El jurado, compuesto por la escritora Lilia Lardone, la artista visual Rosa M. González, el poeta Claudio Suárez, Moro Burnichon por la familia Burnichon y Federico Lavezzo por la Comisión Organizadora de la Feria del Libro, eligió un premio y destacó tres menciones debido a la gran cantidad y calidad de obras a evaluar. La Nueva Mañana entrevistó a los editores para conocer los entretelones del proceso de edición de estos, los libros que tenemos que buscar cuando pasemos por la Feria del Libro.

Diario de amor y militancia -tapa
Diario de amor y militancia, de Susana Gómez

Comentario del editor Matías Lapezzata, Los Ríos Editorial

“El libro nos interesó desde un primer momento, tanto por su tema general -la vida inscripta en la Historia argentina- como por su forma -de diario, escrito en primera persona y pensado como testimonio y ejercicio de la memoria individual y colectiva. Susana Gómez llevaba mucho tiempo trabajando, junto a muchas personas, especialmente Manuela Eguía (autora de las ilustraciones) y Lucas Chami (concepto gráfico general). Cuando llegó a nuestra editorial, pusimos todos nuestros recursos para terminar de darle forma y ajustarlo a lo que pensamos sería mejor para una publicación de este tipo. Es un libro complicado porque lo material, el diseño y el contenido, importan en la misma medida y en el mismo nivel.  Nuestra colección CONDICIÓN HUMANA acoge libros así, son las clases de libros que estamos buscando, libros que intervengan de manera directa en el ámbito social”. 

Comentario del Jurado: “Se trata de un honesto registro de una época compleja, que aporta elementos de una óptica militante que permiten reconstruir la cotidianidad de los años ’70, fresco y conmovedor; todo en una edición muy cuidada”.

burnichon-ruido-sobre-ruido

Ruido sobre ruido, poesía reunida de Diego Cortés

Comentario del editor Alejo Carbonell, Caballo Negro

“Diego fue muy importante y muy reconocido como editor pero tenía una trayectoria enorme como poeta, con una poesía preciosa, bien escrita, directa. Sin embargo su obra poética estaba como un poco diluida o marginada del rol excepcional que ocupó como editor. Entonces me puse a trabajar en eso porque sí lo tenía como poeta, de haberlo escuchado muchas veces, de haberlo llevado al festival de poesía y me interesaba mucho hacer algo con eso. El proceso de edición del libro fue largo, porque trabajamos con un archivo madre que nos dio la familia. El libro tiene un montón de paratextos de amigos que trabajaron con él. Nosotros fuimos hilvanando cosas, lo que queríamos que esté, lo que no, por dónde ingresar, por dónde terminar, en función de los espacios y del sentido del libro porque el plan nuestro era que no sea un libro concebido desde la tristeza, o desde la ausencia, sino una cosa mucho más poderosa, pensando en el futuro”.

Comentario del Jurado: “Por el rescate de la obra completa de este excelente poeta, figura muy importante en el quehacer editorial de la ciudad, en una edición austera y cuidada”.

tapa Elegía para E

Elegía para E. de Estela Smania

Comentario del editor Gastón Sironi, Viento de Fondo

“Elegía para E.”, el libro de Smania, es una obra potente, dolorosa y delicada, sobre la pérdida, el amor de toda una vida, la vejez y la ausencia. El trabajo de Lorena Díaz en el diseño y en la elección de colores y tintas reflejó finamente su poesía. Cuando me llegó la propuesta de Estela Smania, el libro me conmovió hasta la raíz. Estaba trabajando con Andruetto en una nueva edición de su libro “Beatriz”, que finalmente llamaríamos “Rembrandt/Beatriz”. De modo natural se sumó Susana Cabuchi, con su libro “El viajero”. Las tres son amigas de toda la vida, y surgió entonces la idea de una serie, que llamé “Volver a navegar”, unida por una misma concepción gráfica: son libros de poetas de enorme trayectoria en nuestra ciudad.

Comentario del Jurado: “Una edición austera, delicada, íntimamente implicada con un texto poético entrañable”.


exiliaditas-tapa
Exiliaditas, de Florencia Ordóñez

Comentario de los editores Federico Outerelo y Jimena Gonzales Gomeza, Gráfica 29 de Mayo

“La búsqueda y la identidad de la editorial siempre fue ir por un camino social y político de resistencia de voces e historias, de protagonistas con aventuras. Aunque esta no fue nuestra primera experiencia en edición gráfica, fue un gran desafío llevar a formato de libro todo lo que imaginamos. Los tres realizadores venimos con formación en el lenguaje audiovisual y cada uno de los textos de “Exiliaditas” nos disparaban cientos de imágenes. Tras largas horas de charla y té debatimos cómo queríamos hacer cada collage, que no fuera solo un acompañamiento del texto sino que cada imagen fuera una narración por sí misma. Después Jimena se encargó de interpretar y realizar el diseño y el arte gráfico de los collages”.

Comentario del Jurado: “porque cumple los objetivos del premio, en su sobriedad, economía de recursos y rescate de un valioso testimonio de una época, destacando la armonía entre texto, imagen y factura gráfica”.

Una ceremonia que no estuvo a la altura del premio

El Premio Alberto Burnichon al mejor libro editado de Córdoba se entrega desde el año 1997 en el marco de la Feria del Libro de la ciudad. Como otros premios, sirve como faro para poder reconocer entre todas las publicaciones, aquellas que un jurado de trayectoria destaca por diversos motivos. Su anuncio al comienzo de una feria sirve, o debería servir, como una recomendación explícita y pública para el potencial visitante lector que visitará la feria los días siguientes.

“Recibir el premio Burnichon es una alegría inmensa”, manifiesta Matías Lapezzata, el editor ganador. “Mi socia Tamara Pachado y yo consideramos que es el premio más importante que una editorial puede recibir acá. Porque piensa al libro en su conjunto, contemplando todos los aspectos que intervienen en la creación, pero principalmente porque el premio se entrega en memoria y reconocimiento de uno de los editores más importantes que tuvo Córdoba en su historia, y que murió asesinado brutalmente por los militares, luego de su secuestro el 24 de marzo de 1976”.

Los cuatro editores entrevistados coinciden en sus palabras hacia Alberto Burnichon y cómo el premio a lo largo de los años ha elevado la vara del trabajo editorial de la ciudad, por el nivel y el trabajo de las editoriales locales. 

En esa misma sintonía Federico Outerelo agrega: “El premio es muy estimulante para el sector y tendría que tener mayor importancia y compromiso para las gestiones de turno” mientras Gastón Sironi que estuvo presente en la ceremonia de premiación y compartió en sus redes sociales su opinión al respecto, detalla: “Un nuevo reconocimiento en el Premio Burnichon fue una alegría, que se transformó inmediatamente en indignación. Fuimos a la inauguración de la Feria del Libro, invitamos a amigos, amigas y colegas... pero el acto era cerrado, sólo por invitación. Ningún funcionario habló sobre Alberto Burnichon, de modo que el homenaje no fue. Con imprecisión y descuido, sólo llamaron a la autora del libro premiado y uno de los editores pasó por su cuenta y tuvo el coraje de hacer una aclaración pertinente, sin que siquiera le dieran el micrófono. En un minuto estaba hablando el intendente, con total indiferencia por los libros. Nadie vio los libros premiados”.

“El premio Burnichon es un premio muy querido, avalado por la memoria de Burnichon pero también por el buen nivel y el trabajo concienzudo de las editoriales cordobesas”, explica Alejo Carbonell. “A veces lo gana una, a veces lo gana otra, eso va y viene, está perfecto, hay que participar, participan muchas editoriales con muchos libros y es algo precioso”.

Matías Lapezzata agrega: “También es una alegría recibirlo porque sabemos que todas las editoriales de Córdoba con las que trabajamos en el día a día y con las que compartimos este oficio, se alegran en igual medida con este premio, tanto si lo reciben por un libro de su propio catálogo, o por compartir la alegría de quien lo reciba. Alberto Burnichon fue un hombre generoso, que llevó el libro allí donde no llegaba, y que editó y publicó de manera desinteresada y en las periferia, a quienes consideraba por tener una voz propia. Hizo un trabajo vinculado a una inmensa cantidad de personas, y por ello el premio necesariamente debe ser compartido como acontecimiento, pues nos reconocemos en el trabajo, la voz y la compañía de quienes están a nuestro lado”. 

En esta oportunidad no hubo puertas abiertas para público general ni para colegas editores que quisieran acompañar el momento. Queda la feria, abierta hasta el próximo 22 de septiembre, en el stand del Espacio Barón Biza -espacio que nuclea a todas las editoriales independientes locales- donde están expuestos de manera destacada tres de los libros (a la fecha de cierre de esta edición aún no estaba expuesto “Elegía para E.”) y algunos otros Premios Burnichon de años anteriores. “Definitivamente -cerró Alejo Carbonell- los únicos que no están a la altura de las circunstancias son las autoridades”.

Te puede interesar