Un final de mandato complicado para Mauricio Macri

Política / Economía 30/08/2019 Por
El “vacío de poder” que le generó al Presidente el arrasador triunfo de la oposición reconocido por el FMI y el anuncio de la reestructuración voluntaria de la deuda pública.
MAcri © NA
(Foto: NA)

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

El gobierno de Mauricio Macri está de salida y así lo demostraron al menos dos datos de la realidad de los últimos días, uno de la política y el otro de la economía Argentina.

En el plano político la contundente ventaja que obtuvo el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, en las elecciones primarias de este mes y la escasísima posibilidad de que Juntos por el Cambio pueda revertir ese resultado en octubre, que le permita a Mauricio Macri su reelección, dejó la sensación de que el poder en la Argentina cambió de manos.

En el Gobierno no tiraron la toalla y se aferran a números mágicos, casi “imposibles” reconocieron funcionarios de Cambiemos a La Nueva Mañana. En el entorno del Presidente hablan de que se incorporarán cerca de dos millones de votantes en octubre, pero no están seguros de que todos elegirán a Macri y también aspiran a que votantes de otras fuerzas de derecha y de Consenso Federal de Roberto Lavagna se trasladen a Juntos por el Cambio. Además apuestan a que disminuya por debajo del 45 por ciento, el piso para ganar en primera vuelta, la cantidad de electores de los Fernández para forzar un balotaje.

Sin embargo, queda claro que el Gobierno para lograr su objetivo no sólo necesita mejorar muchísimo su performance electoral sino que depende de otros resultados que no son propios

Para colmo de males para Cambiemos, las dos primeras encuestas post Paso que se conocieron esta semana amplían la ventaja de la fórmula de los Fernández de cara a octubre.

El sondeo elaborado por Federico González y Asociados avizora un triunfo más contundente que en las primarias de la fórmula Alberto Fernández - Cristina Kirchner que alcanzaría el 53,8% de los votos, con una diferencia de 20,9 puntos sobre Mauricio Macri - Miguel Pichetto que obtendría el 32,9% de los sufragios.

En la misma línea, el último estudio de Ceop para Página 12, le asigna al Frente de Todos en octubre un 50,6% contra el 31,2% a Juntos por el Cambio y si se proyectan los indecisos el mismo sondeo aumenta el caudal de votos a 53,2% para la fórmula FF y para el macrismo a 32,8%.

Mientras tanto, en el Frente de Todos, si bien reina el optimismo, prefieren esperar hasta el 27 de octubre para poder festejar, “tenemos que seguir trabajando para asegurar el triunfo” afirmaron a La Nueva Mañana.

intencion2-02

Macri sin margen económico

El otro dato que anuncia una salida complicada para el presidente proviene de la economía. El Gobierno asumió lo que el poder financiero ya había asumido tras el resultado de las Paso, el default de hecho de la deuda pública y su inevitable reestructuración o “reperfilamiento” de vencimientos.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, fue el encargado de anunciar en una conferencia de prensa el miércoles pasado, cuatro medidas que llevará a cabo el gobierno nacional para “despejar las exigencias financieras”.

  • Extender los vencimientos de la deuda de corto plazo tanto en dólares (LETES) como en pesos (LeCaps) sólo para inversores institucionales.
  • Presentarán al Congreso un proyecto de ley que provea las herramientas necesarias para promover una extensión voluntaria de los plazos de la deuda de jurisdicción local (en manos de tenedores locales) como así también a aquellos que tienen jurisdicción extranjera sin quita de capital ni intereses, para despejar las dudas en los vencimientos del 2020 al 2023.
  • Iniciar un proceso de extensión de plazos de los bonos bajo legislación extranjera, bajo las llamadas cláusulas de acción colectiva con el fin de extender los plazos de vencimiento sin quita de capital ni intereses.
  • Iniciar un diálogo con el FMI para “reperfilar los vencimientos de deuda con ese organismo internacional”.

A Macri no le quedó otra alternativa, la realidad le cayó como un rayo sobre su cabeza. Pasaron poco más de 15 días desde las primarias, el riesgo país superó los 2000 puntos y el precio del dólar saltó a más de 60 pesos llevándose una inútil pérdida cotidiana de reservas. Fueron poco más de 15 días de derrumbe en los mercados en los que Mauricio Macri primero culpó a los votantes, luego pidió perdón y, finalmente, acusó a Alberto Fernández de la disparada de los indicadores.

A esa movida se sumó también sin éxito el contingente del Fondo Monetario que visitó el país, que pretendía comprometer al candidato más votado en las Paso a negociar el futuro del acuerdo económico firmado con el presidente Macri y su adhesión a las medidas que finalmente anunció en soledad el gobierno.
Esta intencionalidad quedó demostrada en la reproducción que hicieron varios medios de la conversación que mantuvieron la misión del Fondo, encabezado por el director gerente para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, y Alberto Fernández y su equipo de asesores .

Efectivamente, Mauricio Macri perdió el poder. Es difícil negociar hoy con alguien en su situación. Y, evidentemente, usted será el próximo presidente.

- Yo sólo soy un candidato.

¿Cómo podemos salvar este problema institucional? Estamos ante un problema político de difícil solución. Estamos trabajando con gente que se va, y necesitamos trabajar con la gente que llegará.

-Eso me excede. Es un tema que debe tratar con el Gobierno.

Alejandro Werner dejó claro que para el Fondo Monetario Internacional resultaba urgente comenzar a negociar con Alberto Fernández y su equipo el futuro del acuerdo con el organismo financiero. Alberto Fernández también aclaró que hasta que no fuera presidente electo, no se sentaría a discutir las condiciones de un futuro acuerdo.

En la reunión, el Fondo Monetario Internacional pidió al candidato por el Frente de Todos que apoyara el último desembolso del 2019 por 5.400 millones de dólares para el mes de septiembre. El ganador de las Paso se negó a aprobar ese nuevo salvataje financiero al gobierno de Mauricio Macri, ante el temor de que el préstamo terminara en la gigantesca fuga de capitales que le ayudó a financiar el Fondo al macrismo (ver cuadro).

Sin alternativas el Gobierno, aunque sin admitir que fracasó su política económica, reconoció el default. Mientras espera alcanzar su máximo objetivo ser el único gobierno no peronista en terminar su mandato después de 91 años.

deuda-01

  

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar