Instituto: tres listas por el futuro

Deportes 24/08/2019 Por
Este domingo se celebrarán las elecciones en el club donde competirán las fuerzas políticas del oficialismo con Castoldi; más los nuevos aspirantes: Roqué y Brito. Un repaso por las opciones.
Instituto agustina
- Para estas eleccciones el contexto deportivo pesa, el equipo en la Primera Nacional y el debut con tropiezo, a lo que se suma el Concurso Preventivo.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

La recta final proselitista ya tiene mira en la meta. Será en este domingo, cuando los socios de Instituto celebren la democracia de su club en lo que será el proceso eleccionario que más se hizo desear, con ribetes controvertidos  y sin final feliz en cuanto a la unidad general.

Por el contrario, serán tres listas las que pugnarán por acceder al poder, después de dos postergaciones de Inspección de Personas Jurídicas, con perfiles diferentes y muchas disidencias desde el modelo de gestión.

El oficialismo apuntará a permanecer en el poder, con la fórmula Roberto Castoldi-Mariano Carbonari más Juan Manuel Cavagliatto, hombre fuerte del básquetbol, con la “Agrupación Centenario”; Félix Brito junto al ex goleador e ídolo del club Daniel “Miliki” Jiménez en el espacio político “Corazón y vida albirroja”, mientras que la tercera opción es el núcleo “Renovación Albirroja”, con Tomás Roqué a la cabeza del proyecto, acompañado de Pablo Calfayán y Matías Brizuela.

Más allá de las propuestas, el contexto deportivo pesa, con el equipo en la Primera Nacional y el debut con tropiezo, el Concurso Preventivo, las ventas de Mateo Klimowicz y el porcentaje oneroso que ingresará por Mateo García fueron motivos de consulta para los tres candidatos,  con sus proyectos y observaciones sobre el estado de situación de Instituto. 

Castoldi: “Necesitamos profesionalizar áreas y dar una imagen confiable”

Agrupación Centenario

“Creo que el hincha conoce ya nuestra forma de trabajo, estamos sacando al club de una situación complicada en lo financiero y pensamos potenciar esa metodología en todos los sentidos. Tenemos que ser viable como club, hay que profesionalizar todas las áreas para sumar compromiso  y exigencia. Los servicios para el socio, el deportista amateur y los demás que hacen la vida diaria de Instituto merecen mejor atención con un sistema de gestión confiable”, fue la carta de presentación de Castoldi.

Castoldi

- En lo deportivo aún resta consolidarse…

- Apuntamos fundamentalmente a potenciar la educación y el futbol. Vamos a seguir trabajando fuerte en todas las áreas. Instituto es más que un club de fútbol, y en eso no vamos a bajar los brazos en cuanto al campeonato de la Primera Nacional para ser protagonistas y soñar con el ascenso.

-¿Por qué el oficialismo había desistido de presentarse en la fecha pasada y ahora sí lo hace?

- Si no hemos podido conformar la lista el 30 de junio es porque faltaban algunos acuerdos y apoyos que ahora sí tenemos. Convocamos gente de las últimas cuatro comisiones directivas, algunos entendían de qué se trataba, otros no tanto. Todo se hizo buscando pensar en lo mejor para Instituto. Cuando se encaminaron las ideas, se armó el grupo y por eso ahora el oficialismo presentará su propuesta para continuar. Hubo gente que se sumó de muchos sectores, como (Mariano) Carbonari y otros que apoyarán desde afuera como Paco Ruiz y José Theaux.

- ¿Cómo es el estado de situación del club?

- El concurso preventivo está controlado. La convocatoria de acreedores arrojó como resultado un pasivo de 130 millones de pesos, tras la gestión nuestra la deuda  finalizó en 36 millones a pagarse en 10 años. Ya saldamos  el primer pago, por cuatro millones de pesos. El escenario es favorable. Pero igual se necesita vender a algún futbolista para equilibrar las cuentas. De hecho hemos dejado todo saneado y al día por la transferencia de Mateo Klimowicz. Aún restan cobrar 500 mil euros más lo que se genere en partidos jugadores. El panorama no es fácil pero tenemos cómo hacerle frente.

- Parece vital la necesidad de una venta, caso contrario, los números no estarían en orden…

- En estas situaciones la caja no siempre alcanza porque no es similar lo que ingresa al club con las erogaciones. Esa problemática es clave y se puede afrontar con una buena administración. Ingresarán también dineros frescos por Mateo García. La prioridad es el orden del club por encima de todo. No queremos desatender ningún área. Pero esto nos enseña a que necesitamos potenciar jugadores propios como primera opción y que el plan B sea algún refuerzo. No queremos realizar ninguna obra que pueda comprometer el giro diario.

- ¿Cuál sería el modelo a emplear si resultan ganadores?

- La profesionalización de las áreas es un salto de calidad para el club, no debe desabastecerse de atención, sino perdemos seriedad. No hemos sufrido ni embargos ni juicios en nuestra gestión  y los problemas que hemos tenido fueron algunas demoras en pagar los haberes, pero se dio simplemente porque no ingresa la misma cantidad de lo que sale en los ejercicios contables del club.

Roqué: “Estamos capacitados para levantar al club, no somos improvisados”

Corazón y vida albirroja

“El socio sabrá elegir, nosotros despertamos en muchos sectores ese voto de confianza de la gente, en la calle, en las redes sociales y estamos a la altura de las exigencias que este club demanda. Tenemos capacidad, nos hemos formado, hace tiempo tenemos nuestro grupo de trabajo y no somos unos improvisados en esto. El fútbol, el colegio, La Agustina y lo social serán los ejes de gestión”, fue la primera frase que soltó Roqué ante la consulta de por qué el socio debiera elegirlos.

tomas roque

- ¿Por qué no hubo unidad en Instituto?

- Se jugaron muchos intereses, egos, compromisos personales, y eso es común en distintos grupos de trabajo. Creemos en otra manera de gestionar, podemos estar unidos o no pero en el proceder diario hay otras ideas, otras prioridades, distintas maneras de interpretar la realidad. Lo que no vamos a cambiar es la actitud de hacer lo mejor para Instituto.

- ¿Cuál es su opinión del estado de situación del club, en lo financiero?

- Pusimos nosotros la piedra basal del orden cuando allá hace tres años con la gestión de Ricardo Morellato a la cabeza, firmamos el Concurso Preventivo. Fue una foto de la situación, tomamos la decisión a tiempo y hoy la deuda es algo manejable. Instituto es un club grande, con 140 empleados y necesita más socios por todo lo que produce. Está claro que se necesita más ingresos para equilibrar la balanza y en eso será clave la transferencia de algún futbolista, por eso no dejaremos de lado lo que siempre produce La Agustina

- ¿Se sintió decepcionado por no haber influido en la Subcomisión de Fútbol?

- No, para nada, es parte de la decisión de la mayoría, yo di mi postura, confiamos en (César) Zabala. Cuando integras este tipo de grupos es consciente de que no depende de uno solo, que hay elecciones, que se elige acorde a la mayoría y si una petición personal no trasciende, no se debe frustrar. Es un lugar de consenso. Esperamos que el equipo arranque y sea protagonista.

- ¿Los van a apoyar los socios históricos Daniel y Atilio Pedraglio?

- Sí. No estarán en persona por diferentes motivos, pero en el caso de Daniel, su respaldo está personificado con nuestro vice segundo Matías Brizuela. Juntos estuvieron armando los proyectos de remodelación del estadio, la platea baja, la máquina de escribir, el resto bar en la Agustina. Serían sustentables con la venta de abonos, algo similar de lo que se hizo en los palcos. Por eso Pedraglio tiene consonancia con nuestro grupo.


- ¿Qué opinión tiene del área básquet y sobre todo, qué tiene que igualar el fútbol de Instituto para dejar a los socios conformes?

- Las críticas al básquet son mínimas. Si Instituto en el fútbol no levanta vuelo no es culpa del básquet, que tiene su sustento y que nos llevó a lo más alto de la Liga Nacional. Motivó a que vengan muchos auspiciantes. Estamos en el mejor nivel a nivel país. Seguro que habrá gente que no lo quiere entender y se manifestará contra (Juan y Mario) los Cavagliatto.

Félix Brito:  “Si no se vendía a Mateo Klimowicz, Instituto quebraba”

Corazón y vida albirroja

“Tenemos transparencia y la confianza de la gente. El objetivo de esta gestión es abrir el club a los socios, de captar a aquel hincha que enojado con la campaña o desilusionado lo podemos convencer de que vuelva. Es ir a buscarlo. Instituto es de todos, soñamos con recuperar a mística de los ’80 cuando era una proeza sacar un punto en Alta Córdoba”, arrancó declarando Brito.

félix Brito2

- ¿Qué diferencia a su espacio de las demás fuerzas políticas?

- Lo fundamental de esta agrupación es el sentimiento de pertenencia, venimos trabajando hace años, somos gente del barrio y eso en el socio genera más confianza. Saben desde qué lugar les hablamos.

- ¿Qué le puede aportar “Miliki” Jiménez?

- La incorporación de Daniel (Jiménez) va a ser invaluable, está en actividad con respecto al fútbol actual, será vicepresidente y el encargado del área fútbol. Nadie puede desconocer todo lo que hizo por Instituto, e incluso cuando fue DT del club fue la última vez que peleamos el ascenso. Tiene experiencia  y sabe de las necesidades del equipo.

- ¿Cuál es su visión institucional de Instituto?

- A nivel institucional, el club debe madurar, se toman decisiones individuales y no colectivas. No sirve eso de venir a imponer algo. Se necesita más consenso. Al estado financiero de Instituto lo miro con preocupación. Hoy se sobrevive con la venta de Mateo Klimowicz, sino, el destino hubiese sido la quiebra. Es decir, el desbalance y las deudas no se pagan con acciones  del giro ordinario ni con gestión, sino con una venta o algo extraordinario, como el aporte de algún dirigente. Eso es un error de gestión.

- Su propuesta habla de volver a conquistar al socio…

- El déficit operativo del club es de dos millones  y medio de pesos. Las obras del codo de la tribuna de la calle Sucre con la Lope de Vega se hizo con el primer aporte de la TV. ¿No podemos repetir eso? ¿No podemos juntar 12 o 15 mil socios acaso? Nuestra gestión será ir a buscarlo al socio a la casa para que venga a colaborar. De esa forma se podrá potenciar las demás actividades, la escuela, La Agustina, todo con ingresos genuinos, y dar algún salto económico o institucional con alguna venta. Sino, será caminar por el precipicio temporada a temporada.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar