Instituto no supo reaccionar y Sarmiento le ganó en Alta Córdoba

La "Gloria" estuvo en desventaja y fue superado por el elenco de Junín que golpeó justo. Un arranque delicado a tres días de las elecciones.
Instituto - Sarmiento Diego Roscop
Después de un frenético primer tiempo en el que se convirtieron todos los goles del encuentro, "La Gloria" perdió 3 a 2 frente a Sarmiento de Junin. - Foto: Gentileza Diego Roscop

Un arranque a modo de pesadilla para Instituto en la Primera Nacional, en medio de inestabilidades de todo tipo, deportivo y político, justo a tres días de las elecciones.

En la noche donde el homenaje por la muerte de Héctor Rivoira podría servir de incentivo, pasó lo contrario porque un despabilado Sarmiento de Junín siempre estuvo más atento en los 90 minutos y no sorprendió con el resultado 3 a 2 a su favor.

En su retorno de local ante su gente, mostró una pobre versión y queda ahora un clima candente de cara a los comicios.

Homenaje a CHulo Rivoira en Insituto Diego Roscop
Foto: Gentileza Diego Roscop


El arranque fue abrumador y a la vez marcó la tendencia del partido, al ritmo del visitante y a la vez golpe por golpe. Quedó expuesto Instituto en su sistema defensivo siempre en desventaja en el marcador, que empezó con el gol de Pombo al minuto de juego.

Lo positivo del elenco se César Zabala fue la capacidad de reacción ante los golpes, contestando de inmediato, primero con una maniobra de Bajamich y después con un tiro de Arce que fue centro por participación de Pino la pelota entró fresca. Antes de eso ya Pablo Magnin dejó su huella con la ley del ex, primero de penal y después aprovechando un error de Salort pero con previas fallas de Canever y Erpen.

Es cierto que en el complemento tuvo el empuje el empuje necesario y hasta sacó un defensor para tener fuerza ofensiva, no obstante ya la estrategia de Sarmiento de jugar de contra, al ritmo del nerviosismo de la gente cuya impaciencia hizo mella. Y en eso el DT rival, un conocido por Alta Córdoba como Iván Delfino, aplicó su metodología habitual de pragmatismo y conservadurismo para certificar la derrota. A hacer los deberes para Zabala que por pensar en atacar no supo equilibrar su estantería y lo pagó caro.

Los goles

Te puede interesar