Alberto y Cristina encabezan un petitorio por la liberación de Lula

Política 20/08/2019
Son los dos primeros nombres de una larga lista de referentes que pide por la liberación del ex presidente de la República Federativa del Brasil, a quien consideran un "preso político".
lula
El petitorio se conoce al cumplirse 500 días desde que Luis Ignacio Lula Da Silva cumple condena en un penal de Curitiba. - Foto: Archivo

La fórmula presidencial del Frente de Todos que integran Alberto Fernández y Cristina Fernández encabeza un petitorio internacional para reclamar la inmediata liberación del ex mandatario de Brasil, Lula Da Silva, al cumplirse 500 días desde que cumple condena en un penal de Curitiba.

El documento, que es impulsado por el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, considera al ex jefe de Estado brasileño un "preso político", víctima del juez Sergio Moro que lo condenó en el caso conocido como Operación Lava Jato y pocos meses después fue designado como ministro de Justicia por el presidente de su país, Jair Bolsonaro.

Los primeros dos nombres que aparecen firmando el petitorio son los de la fórmula presidencial del Frente de Todos, y detrás de ello se anotaron otras figuras de relieve de la política nacional como Axel Kicillof y Sergio Massa, así como del ámbito de los Derechos Humanos como Adolfo Pérez Esquivel, Estela de Carlotto, Lita Boitano y Taty Almeida.

También firman dirigentes sindicales como Héctor Daer, Hugo Yasky y Sergio Palazzo, además de gobernadores, senadores y diputados nacionales, intendentes, dirigentes sociales, referentes de la cultura, rectores de universidades, académicos, investigadores y periodistas.

"La ex presidenta Cristina Kirchner, el futuro presidente de Argentina Alberto Fernández, el futuro gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y el Nobel Pérez Esquivel piden la libertad de Lula al lado de decenas de políticos de Argentina", informó el PT.

Pérez Esquivel impulsa una campaña pública en la que postula a Lula Da Silva al Premio Nobel de la Paz por la reducción de hambre durante su Gobierno, entre 2003 y 2010.

Alberto Fernández mantiene un vínculo histórico de afecto y afinidad política con Lula Da Silva, a quien visitó en la cárcel a comienzos de julio pasado, y su defensa a ultranza de los derechos políticos y jurídicos del líder de izquierda brasileño lo llevó a enfrentarse públicamente en el último mes a Bolsonaro.

Desde su cautiverio, Lula festejó la victoria en las PASO de la fórmula de los Fernández y lo consideró un primer paso para el resurgimiento de una oleada "progresista" en América del Sur.

Fuente: Noticias Argentinas

Te puede interesar