Por Pablo Vegetti, Belgrano empató en su debut ante San Martín

Deportes 17/08/2019 Por
En el arranque de la Primera Nacional el elenco de Berti igualó 1 a 1 contra los sanjuaninos. El goleador empezó a pagar todo lo que ilusionó. Aspectos para corregir, pero se salvó de perder.
Belgrano vs San Martín by @Belgrano
Belgrano jugó contra sus fantasmas. El golpe del descenso parece haber marcado a fuego en el ánimo de todos. - Foto: gentileza by @Belgrano


Belgrano rescató un punto en Alberdi en la apertura de la Primera Nacional porque cuenta con un goleador de raza que le permite sobrevivir incluso cuando el panorama es desfavorable. Fue 1 a 1 ante San Martín de San Juan que hizo los deberes como para golpear, refugiarse y especular pero no contaba con la contundencia de Pablo Vegetti que ya empezó a pagar su arribo a Alberdi con goles. En el momento más complicado puso la cabeza y paridad en el marcador. Y hasta justicia, porque a pesar de no ser profundo el local había hecho los deberes como para igualar.

El primer tiempo tuvo de desayuno una de esas jugada atragantadas, las más dolorosas. Facundo Montesairin de cabeza despertó antes que todos a los dos minutos de iniciado el pleito. Golpazo para el debut en un estadio de Alberdi que se había preparado para una fiesta y recibió de entrada un baldazo de agua fría. Después llegó la reacción del equipo de Alfredo Berti, incluso con una mano en el área que bien pudo ser penal, en una jugada de Luján que junto a Bernardello fueron los destacados del elenco local.

Pero más allá de eso en un momento Belgrano jugó contra sus fantasmas. El golpe del descenso parece haber marcado a fuego en el ánimo de todos porque se arrastra la mochila de la eliminación de Copa Argentina ante Real Pilar y la presión de ser un grande de la categoría aunque todavía no hizo revalidar sus pergaminos. Es más aún figura vulnerable y en el juego se nota el nerviosismo. Pelotas apresuradas y sin profundidad, al punto que daba la sensación que podrían haber seguido jugando un día más y el gol no iba a llegar jamás. Pero claro, con un goleador en cancha como Vegetti nunca puede uno confiarse.

Contra todo eso debe luchar Belgrano. Y la energía negativa sigue castigando. Vegetti nunca pudo recibir la pelota en posición de gol y sólo vivió por las improvisaciones de Luján. Hasta que a falta de dos minutos un centro de Almeida encontró la frente de Vegetti y todo fue alivio.

Belgrano termina destacando en el saldo la búsqueda y la forma de ir a empatar pero tendrá otras facetas que mejorar si pretende ser protagonista.

Te puede interesar