Angustia cambiaria, restricción externa y falta de confianza

Política / Economía 16/08/2019 Por
Tras la corrida sobre el dólar que hizo saltar su cotización luego de las Paso, economistas cordobeses reflexionaron sobre el tipo de cambio que parece no tener techo.
Dolar

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

En una conferencia repudiada por la gran mayoría de los medios de difusión, en plena devaluación del peso, Mauricio Macri advertía que “el problema mayor que tenemos” es que la fuerza que obtuvo más apoyo en las urnas “no tiene credibilidad en el mundo para que la gente quiera venir e invertir en el país”. Sin embargo, cabe aclarar que el desarme de posiciones en pesos para resguardar valor en divisas más fuertes (principalmente dólares) es una constante durante estos casi cuatro años de gestión. De acuerdo a la última información publicada por el BCRA, la salida de divisas llegó hasta los u$s70.012 millones, en sólo tres años y medio. De modo tal que, si comparamos estos niveles de compra de moneda norteamericana con otros períodos ejecutivos, vemos que la fuga durante el gobierno de Mauricio Macri supera a la existente durante los tres gobiernos que lo precedieron.

Los seis meses no computados por el informe tendrán una marcada suba en el atesoramiento de verdes. Así, la Formación de Activos Externos del Sector Privado no Financiero, categoría técnica que alude a lo que comúnmente se denomina “fuga de capitales”, llegó a ser de u$s 17.250 millones, del período 2003-2007; desde el 2007 al 2011, periodo que comprende la crisis financiera mundial, fue de u$s 70.135 millones; mientras que durante el segundo mandato de CFK, ya con la implementación de controles sobre el mercado cambiario y comercio exterior, la compra de dólares bajó a 14.775 millones.

Durante este año en particular, muchos accionistas importantes mostraron actitudes distantes respecto a las políticas económicas de Cambiemos. Es el caso de Tenaris, metalúrgica del Grupo Techint, que decidió abandonar la Bolsa porteña luego de más de seis décadas en el régimen de oferta pública, mientras que continúa con sus operaciones en las bolsas de Nueva York, Milán y México. El mercado de valores local también sufrió la partida de la multinacional energética Repsol y, hace poco más de dos meses otra multinacional, en este caso de telecomunicaciones, abandonó el Merval. Se trata de Telefónica, que acusó retirada por escaso volumen de negociación. Evidentemente, el mundo bursátil optó por otros instrumentos y/o por acciones de bancos y energéticas que tuvieron una alta performance.

Así, desde el comienzo de esta semana, las reservas internacionales del Banco Central sufrieron una sangría de más de dos mil millones de dólares, al concluir la jornada del miércoles en u$s64.232 millones, según informó la entidad monetaria en su información diaria.

En declaraciones radiales, Jorge Ingaramo, ex funcionario del Ministerio de Economía, señaló que la corrida cambiaria post elección tendrá repercusiones en los precios internos, dejando para agosto “cinco puntos de inflación, como mínimo”. El economista reflexionó que “los mercados respondieron mostrando falta de confianza en Mauricio Macri y Alberto Fernández”. Puesto que uno “se queda con la lapicera, pero sin el poder”, mientras que el otro tiene el poder popular pero no maneja los resortes del Estado, ni se conoce qué hará en materia económica”. En consecuencia, “el dólar subió como pasa siempre que ocurren estas cosas en la Argentina”.

Ingaramo
“Los mercados respondieron mostrando falta de confianza en Mauricio Macri y Alberto Fernández”. Jorge Ingaramo

La incertidumbre económica compromete los desembolsos que faltan del FMI, advierte el asesor económico, y sin ese dinero “estamos en default”, ya que no se cumplirán las metas pactadas para el tercer trimestre. En este estado de situación, “el nivel de actividad económica caerá, la recaudación tributaria va a caer, la cadena de pagos se va a complicar, la suba de la tasa de interés será recesiva”, y propuso al respecto que el Congreso acorte la agenda electoral, “porque ya hay prácticamente un presidente electo”.

En diálogo exclusivo con este semanario, el economista José María Rinaldi aclaró que los movimientos en la divisa yanqui se deben a que el Gobierno mantuvo, en un contexto de restricción externa y alta recesión, una sobrevaloración del peso, de la mano de “sobreproducción de instrumentos monetarios, como tasas muy altas, más la aspiradora de dinero que se utilizó a través de las Leliq, la desaparición del crédito, el dólar futuro”, entre otros. Al tiempo que explicó que estas políticas generaron un atraso del tipo de cambio, en términos relativos, ya que la devaluación del año pasado fue superada por los aumentos de los precios internos. “El dólar no recuperó totalmente la inflación mayorista”, aclaró el profesor de grado y posgrado de la Facultad de Ciencias Económicas.

A esta inestabilidad, se le suma otro tema que agrava el panorama, que es el traslado pendiente de precios. En las últimas mediciones de Indec se advierte que los precios mayoristas incrementaron en los últimos doce meses un 74%, el que no lo pudo trasladar fue el comercio minorista que es el que tuvo que hacer el ajuste y tuvo un efecto en sus ingresos. No pudiendo actualizar los aumentos en su totalidad por la caída del consumo, “en un contexto en donde el proceso inflacionario liquidó el poder adquisitivo de los salarios”, señaló el asesor económico.

Rinaldi desestimó que las políticas anunciadas por Macri vayan a frenar la corrida sobre el dólar, “eso es darle un analgésico a un enfermo terminal”. Las medidas que aplicaría el gobierno nacional buscan incentivar una demanda alicaída en mediano y largo plazo, pero no repercutirá en el tipo de cambio. Parecieran mirar más el resultado electoral que el problema que atraviesa a la economía actualmente. Los cuales se controlan con medidas regulatorias del Banco Central, “esto de que cada uno puede comprar lo que quiera cuando lo desee no existe, y nunca debió haber existido, nada más que se demonizaron los controles a los flujos financieros y cambiarios”, concluyó el economista cordobés.

Rinaldi20
José María Rinaldi

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar