"Se ha fomentado un odio que ha calado hondo en muchas personas"

Nicolás Alessio y Quito Mariani, integrantes del grupo Angelelli, analizaron la encrucijada electoral que se abre para los argentinos.
ilustra Mariani Alessio © Pito Campos
- La semana pasada, Alessio y Mariani protagonizaron un espectáculo homenaje a Monseñor Angelelli en la Cooperativa Integral de Carlos Paz. Ilustración: Daniel "Pito" Campos

chapa_ed_impresa_01

Los resultados electorales de las Paso impactaron profundo en el Gobierno nacional esta semana. En pocas horas, el presidente Mauricio Macri pasó de culpar al electorado por su derrota, a intentar empatizar con esa clase media empobrecida que le restó apoyo en las urnas para darle una amplia ventaja a la fórmula opositora encabezada por Alberto Fernández.

Por su parte, el grupo de Curas en la Opción por los Pobres difundió esta semana un comunicado en el que exigen a los funcionarios “no ser sordos al clamor de los que sufren”.

“(El Presidente) no sólo sigue culpando de su propia impericia a la “pesada herencia”, sino también a quienes no sólo no eligen el pasado, sino que optan por quienes ellos entienden que pueden ofrecerle un futuro venturoso: sin hambre, con trabajo digno, con educación y salud para todos, con respeto por el otro, en una patria de la que nadie sea excluido. Y, con seguridad, el actual gobierno no pudo ni quiso ofrecérselo”, señaló el grupo de sacerdotes que no es la primera vez que critica fuertemente al gobierno de Cambiemos.

“La corrida cambiaria, con la que ‘el mercado’ reaccionó frente a los resultados eleccionarios de ayer, es altamente alarmante. Se intenta doblegar la voluntad popular por caminos de inescrupulosa ganancia y negocios oscuros, que generan el desconcierto en la población. Proponen una nueva devaluación que volverá a pagar el conjunto del pueblo con el crecimiento de los índices de pobreza e indigencia, poniendo en riesgo la paz social”, advirtió el grupo haciendo un llamado a la reflexión. “Exigimos a nuestros dirigentes, especialmente a los integrantes del gobierno, y de modo particular al titular del Poder Ejecutivo hasta el próximo 10 de diciembre, que piensen y obren en favor del pueblo”.

En Córdoba, dos de los integrantes del grupo Angelelli, Guillermo “Quito” Mariani y Nicolás Alessio, reflexionaron sobre el momento crucial en el que se encuentra el país, y la oportunidad en las elecciones de torcer este destino.

Ambos son parte del grupo formado en memoria del obispo asesinado durante la dictadura, que fue beatificado el 27 de abril en La Rioja, y cuya obra y legado, señalaron, sigue más vigente que nunca.

Quito Mariani: “Macri nos tiene como enemigos y nos castiga”

Guillermo “Quito” Mariani acaba de cumplir 92 años. Es reconocido por su tarea por durante muchos años en la parroquia La Cripta. Compañero y amigo de Monseñor Angelelli, tuvo serias dificultades con las autoridades eclesiásticas. Recientemente, y a través de sus redes sociales, difundió una carta elogiando a Cristina Fernández tras leer su libro “Sinceramente” y reivindicó los 12 años de kirchnerismo.

En diálogo con La Nueva Mañana, Mariani evaluó la polarización que se vive por estos días, que se vio demostrada en las urnas el domingo pasado, y denostó al gobierno de Mauricio Macri por dar la espalda a los más castigados por la crisis.

Yo no tengo absolutamente ninguna duda que los 12 años que hemos vivido fueron fruto de los que dieron su vida, de los que fueron torturados y de los que fuimos desterrados. El amor es siempre más fuerte que la muerte, y esa frase es la que me llevó a definirme sin ningún miedo por esta visión que tiene ahora el Frente de Todos. Porque sostiene lo mismo que se ha querido fomentar en esos 12 años, con las dificultades y las zancadillas de la oposición porque nunca fue razonable ni sensible, como no lo está siendo ahora”, indicó.

“No hay duda que humanamente no hay la riqueza en este grupo que se propone con la sonrisa y la hipocresía, pero que nunca llegó a hacer nada beneficioso para los que son los más perjudicados. Vemos esa cipayés permanente por la que los de afuera nos tienen como servidores y humillados”, aseveró.

- ¿Coincide con los obispos con opción a pobres en que se debe escuchar a los más castigados por la crisis?

- Es que no solamente han afectado a los pobres. Han roto con la producción, la industria, la lealtad, el sentido de patria, es decir, el patriotismo. Esa vulgaridad con la que tratan al pueblo y el fraude que se está gestando para estas elecciones, es tremendo. Porque ya no les queda nada de la riqueza de las democracias. Macri nos tiene como enemigos y nos castiga, y tiene una especie de impunidad consagrada por el amparo de Donald Trump y los otros tramposos - o “trumposos”-, que están acabando con la decencia de las democracias en el mundo.

- ¿Qué lectura hace de la llamada ´grieta´ que polarizó tanto estas elecciones?

- Yo creo que han sido maestros de fomentar el odio. Fue una especie de desafío el armar las cosas para no solucionar nada, porque no han podido solucionar nada. Solamente para sembrar odio, para que diciendo generalidades, la gente quede subyugada. Es como aquel documental de Netflix que denuncia el poder de la Big Data, y esa campaña que se hizo y le dio el triunfo a Trump. Le tengo miedo a la trampa, le tengo miedo al fraude, porque es el único camino que les queda. Ninguno de los otros puede ser aceptable. Este tratar de reconquistar a la gente con algunas medidas, no pueden darle éxito. Yo creo que las urnas van a cantar lo nuestro.

Nicolás Alessio: “La grieta ha llevado a extremos de fanatismo imposible de mensurar”

El ex párroco de la iglesia San Cayetano, del barrio Altamira, también se expresó sin medias tintas. El sacerdote que en 2013 perdió su estado clerical por apoyar el matrimonio igualitario, aseveró que el mensaje de monseñor Enrique Angelelli está más vigente que nunca en esta coyuntura política nacional.
“En una Argentina tan sufrida como la que hoy vivimos, donde abunda la pobreza, la miseria, y la marginalidad, con la destrucción del aparato productivo, la inflación, la crisis en la salud y la educación, la ciencia… En fin, una Argentina prácticamente postergada, un Angelelli sería una voz profética que nos sacaría a la calle luchando por otra cosa, por una Argentina distinta, del trabajo, el crecimiento, la igualdad y la fraternidad. Nos deja un legado inmenso. Tendríamos que bajarlo de la estampita y encarnarlo a nuestra tierra.

- ¿Cómo ve la polarización en las urnas y en la calle, donde se vuelven a agitar como en viejos tiempos las miradas del peronismo y el antiperonismo?

- Esa es una herida profunda, porque esa ´grieta´, por usar un término de moda, se ha llevado a extremos de fanatismo imposible de mensurar y equilibrar. Impide que podamos dialogar, encontrarnos aún en las diferencias. Hay una grieta que es necesaria e insalvable que es entre los que oprimen y roban, los que promueven este sistema neoliberal, y quienes lo padecen. Hay que estar de un lado, no se puede estar de ambos lados ni tampoco se puede dialogar con el verdugo. Se ha fomentado un odio que me llama mucho la atención, porque ha calado hondo en muchas personas. Un odio donde ha habido una influencia mediática muy importante. No digo que los medios tengan la culpa, pero escucho periodistas que destilan odio contra lo popular, lo gremial, los pobres, contra la historia, contra el peronismo. Y es una situación delicada: debiera ser posible una convivencia. Debiéramos tener esa capacidad de ver que siempre la prioridad es ese otro; que a lo mejor no piensa igual que yo, pero que puede cambiar él y también puedo cambiar yo.

- ¿Cómo ve esa expresión de los argentinos en las urnas? ¿qué mensaje le daría a los candidatos?

- Si llegara a ser el elegido el candidato del macrismo, algo que no creo, el mensaje sería que cambie 180 grados, porque de ‘seguir con lo mismo, pero más rápido’ sería terrible, sería un espanto. Ya estamos en un fracaso rotundo, creo que es inimaginable la situación de seguir en este sendero. Y si el candidato de los electores es Alberto Fernández, lo que tiene que hacer es cumplir con lo que estuvo diciendo. Tiene una tarea inmensa por delante, y no va a ser fácil. Pero señaló cuatro o cinco prioridades que son urgentes y debiera ser fiel a lo que ha planteado: estamos en una etapa de decisiones cruciales, quizás como pocas veces, donde hay un contexto internacional muy complejo. Hemos vivido una historia complicada como argentinos y estamos ante una encrucijada. Lo que deberemos elegir será entre un modelo neoliberal procapitalista de derecha que es para muy pocos, o avanzamos en lo que ellos llaman un populismo, pero que en realidad es una opción por el pueblo, por todos.


Cuidar el bien común

La Conferencia Episcopal Argentina pidió “cuidar el bien común privilegiando a los pobres, que son los que más sufren”, en un comunicado tras el anuncio del paquete de medidas económicas que lanzó el Presidente Macri.

Nota completa:

Oscar Ojea Conferencia Episcopal Argentina by Noticias ArgentinasLa Iglesia pidió "privilegiar a los pobres", tras el anuncio de las medidas



 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar