El camino compartido de Raly Barrionuevo y Lisandro Aristimuño

Cultura 13/08/2019 Por
Hermano Hormiga, el proyecto que aúna a Raly Barrionuevo y Lisandro Aristimuño, agotó las entradas para su debut en el Teatro San Martín, en su única presentación en Córdoba.
HERMANO HORMIGA 01
Todo lo referido a este proyecto tiene tintes de magia y misterio que acompañan la sencillez. - Foto: gentileza Teatro Mercedes Sosa Tucumán

chapa_ed_impresa_01

Especial para La Nueva Mañana

Allá por junio, en una helada noche al pie de las sierras de Villa Giardino y a sala repleta, iniciaba la gira presentación del disco de Hermano Hormiga, el proyecto que aúna a Raly Barrionuevo y Lisandro Aristimuño.

En el 2016 estos dos referentes de la música y la canción -aún siendo de “palos” distintos- decidieron compartir la amistad y las canciones con el público creando una nueva entidad; sin el peso que ya tienen sus nombres por sus trayectorias personales, generando un nuevo espacio lejos de las mezquindades y los egos. Eso es Hermano Hormiga: la unión de dos músicos en una nueva identidad donde el disfrute y el compartir son las bases fundacionales.

La primera idea fue saciar las ganas de tocar, y eso significó empezar desde cero, trazar el camino que un nuevo proyecto merece y necesita, visitar muchas ciudades del país con conciertos intimistas, repletos de canciones propias y ajenas, reflejando la amistad surgida desde y con la música.

“¿Qué hacemos, salimos a tocar o grabamos?”, preguntó Lisandro Aristimuño en una llamada telefónica; y así nació el disco que se presenta el próximo jueves 15 en Córdoba. Esa primera gira sin flashes ni luces que encandilen, con el silencio de un público atento, a escasos metros de distancia y con varios matices, sirvió como experimentación, oxigenación y dejó abierta la posibilidad a más en algún futuro.

La incertidumbre del para qué de esta alianza en un principio, hoy es una realidad convertida en disco y gira con más de una docena de conciertos que los tiene recorriendo el país desde hace dos meses, agotando localidades en cada lugar que visitan; incluso, agregando algunas funciones -como en Tilcara el pasado 4 de agosto.

La posta Córdoba es parte de la tríada despedida -le siguen Mendoza y Buenos Aires- de la gira presentación del disco, con la particularidad de ser la primera vez que Hermano Hormiga hace pie en la capital cordobesa, y podemos sumarle el detalle de que eligieron uno de los lugares más simbólicos de la ciudad como lo es el Teatro San Martín. Esta elección no es casual, “el Libertador” es una sala tan cara para los afectos de Raly y Lisandro, quiénes además suben por primera vez a este escenario para interpretar las canciones que los unen en Hermano Hormiga.

Este primer disco del dúo sirve como argumento y base de sustento de una tercera gira a lo largo y ancho del país, reflejando y mostrando que el Hermano Hormiga del 2016 creció y tiene nuevos canales de conexión pero mantiene la misma esencia, el espíritu del disfrute, fluidez y pureza del inicio .

HERMANO HORMIGA 02
El disco presenta doce canciones, algunas del cancionero latinoamericano, otras de sus repertorios personales y dos temas inéditos- Foto: gentileza Teatro Mercedes Sosa Tucumán



Todo lo referido a este proyecto tiene la característica de tener ciertos tintes de magia y misterio que acompañan la sencillez. Sitios que no suelen ser parte de las agendas de giras habitualmente, salas pequeñas (excepto en algunas ciudades como Córdoba y Buenos Aires), localidades agotadas, un público atento y respetuoso, y el disfrute que excede al escenario generando una atmósfera especial en cada concierto, son algunos de los factores comunes que encontramos en el camino hormiga; con canciones propias y otras de referentes, que por algo Raly y Lisandro eligen incluirlas en el repertorio que los lleva a bucear en lugares poco comunes, como escuchar a Aristimuño cantando chacareras o ver a Raly en el rol de pianista.

Aquellos que acompañaron desde el inicio, entendieron la hermandad y el proyecto, y fueron sumándose nuevos concierto tras concierto, canción tras canción, armando un público propio que aporta amor, fuerza y termina de sellar la identidad del dúo. Hermano Hormiga está fortalecido, andando. Y haciendo más camino en su andar. ¿Será que lo genuino, sin tanta estrategia se nota y eso es lo que lo convierte en atractivo y cautivante?

Lo cierto es que más allá de la génesis de este encuentro, nuevamente queda demostrado que en la simpleza de los detalles encontramos el deleite. La básica instrumentación con cuerdas (guitarras, cuatro y piano) más la excelente fusión y armonía de las voces, es la combinación perfecta para agudizar los sentidos y dar paso al caudal de sensaciones que pueden aflorar. Porque para eso es este concierto: para disfrutar.

El disco

Este primer trabajo homónimo de Hermano Hormiga es una síntesis de las giras y de lo que sucede en ellas: doce canciones, algunas del cancionero latinoamericano, otras de sus repertorios personales y dos temas inéditos que se estrenan en este disco: Amanda (Raly Barrionuevo) y Vida (Lisandro Aristimuño).

Cuatro -intensos- días en la casa de Raly, convertida en un laboratorio de grabación y sin tratamiento acústico alguno, bastaron para gestar este disco en su hábitat natural, con el sonido ambiente incluido; todo lo que sonaba y se respiraba está presente en el disco dando parte de la magia y la frescura de ese momento. El resultado es un disco y fotolibro como un registro completo de un momento emotivo, con el intento de reflejar la naturalidad de Hermano Hormiga, entre imágenes y música.

Hermano  Hormiga en Córdoba
Jueves 15 de agosto | Teatro del Libertador San Martín
ÚNICA FUNCIÓN - ENTRADAS AGOTADAS

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar