Mendoza, Córdoba y Santa Fe serán claves en las Paso

Política / Economía 09/08/2019 Por
Todos miran al Centro. La diferencia entre el primero y segundo en la Provincia de Buenos Aires también marcará las posibilidades de un triunfo en primera vuelta.
PASO Cierre Campañas

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Amar la trama más que el desenlace. Mirar cómo se votó y dejar de lado las encuestas. Analizar conductas y no las respuestas frente a un llamado telefónico realizado por una máquina. El vértigo del final de la campaña, las operaciones cruzadas, la tendencia de los grandes medios, y la virulencia del discurso al que se montó Juntos por el Cambio la última semana hacen que se pierda de vista el pésimo año electoral que transitó el oficialismo hasta hoy.

Pero más allá de lo que se intenta proyectar en la campaña de cara a las Paso los datos están ahí para quien guste analizar. Con la mirada puesta sobre los resultados provinciales de Santa Fe, Mendoza y Córdoba se sustentan las ilusiones del Frente de Todos. En tanto, Juntos por el Cambio se aferra a intentar repetir los resultados obtenidos en esos distritos en 2015 y mejorar su performance en la provincia de Buenos Aires.

En esos cuatro distritos se definirá el ganador de la próxima elección. Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Santa Fe suman más del 50% del padrón. Córdoba y Santa Fe ya eligieron nuevo gobernador y en ambos casos los resultados dejaron sabor a poco para el macrismo. En Mendoza el gobernador se definirá el próximo domingo pero las Paso, pese al triunfo del radicalismo, también dejaron una sensación de rechazo a la figura de Mauricio Macri. La provincia de Buenos Aires es una incógnita que marcha al ritmo de la elección nacional y a la que ambas fuerzas, Frente de Todos y Juntos por el Cambio, apuestan fuerte.

Juntos por el Cambio y el Frente de Todos apuestan a la zona centro para ganar

Provincia de Buenos Aires

El distrito más populoso de Argentina contiene a poco más de 9 millones y medio de electores. En las generales de 2015 la fórmula del Frente para la Victoria encabezada por Daniel Scioli sumó 3 millones y medios de votos y superó la dupla de Cambiemos tan sólo por 400 mil votos. La polarización aumenta la posibilidad que tanto en las Paso como en las generales ambos espacios terminen cosechando más votos que hace cuatro años.

En ese escenario no sólo habrá que estar atento a la cantidad de votos que suma cada espacio sino también a si se amplía la diferencia entre ambos. Desde el Frente de Todos seguirán de cerca la evolución de escenario porque entienden que a mayor distancia entre fórmulas presidenciales, menor incidencia tendrá el corte de boleta. Si bien ambos espacios, como se sabe, aspiran a obtener un triunfo en primera vuelta también, un triunfo en la provincia de Buenos Aires tanto en las Paso como en octubre puede servir de impulso en caso de tener que competir en un balotaje.

Por otra parte, en 2017 la lista de senadores de Unidad Ciudadana volvió a sacar 3 millones y medio de votos, siendo superados esta vez por Cambiemos con 400 mil votos. Por su parte, Sergio Massa, que compitió también para la categoría de Senador sumó poco más de 1 millón de votos.

La apuesta a contener la mayor parte de ese millón de votos que puede aportar Massa, más lo que la crisis económica le haya arrebatado a Cambiemos se puede convertir en la carta ganadora del peronismo para recuperar la provincia de Buenos Aires.

Santa Fe

En el tercer distrito electoral, después de Buenos Aires y Córdoba, el peronismo tiene depositadas buena parte de sus esperanzas. Los resultados no fueron buenos en 2015 para el Frente para la Victoria. El binomio Scioli – Zannini cayó por poco menos de 100 mil votos. Luego del triunfo de Omar Perotti, con la unidad del peronismo como apoyo principal, los Fernández aspiran a ser la formula más votada basados en los datos de la última elección provincial donde el peronismo duplicó la cantidad de votos de Cambiemos.

En 2017 Cambiemos se impuso en la elección legislativa por 250 mil votos de diferencia. Ni el más optimista en las huestes oficialistas piensa que ese resultado se puede volver a repetir pero igualmente aspiran lograr una victoria por un margen pequeño.

Mendoza

La provincia gobernada por el radicalismo y que elegirá gobernador el próximo domingo es otro de los puntos que serán claves en el análisis de los resultados electorales del próximo domingo. Cambiemos en 2015 obtuvo 100 mil votos más que el Frente para la Victoria.

La campaña del radicalismo local poniendo distancia del gobierno de Mauricio Macri pese a compartir alianza electoral y el buen desempeño en las Paso provinciales de la candidata del peronismo, Anabel Fernández Sagasti, abre las puertas a un nuevo panorama que empezará a develarse el domingo.

La ecuación de la victoria

Cambiemos logró su triunfo en 2015 basado en las buenas elecciones realizadas en Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, la Ciudad de Buenos y la provincia de Buenos Aires. Ganó en todos estos distritos y perdió por estrecho margen en la provincia de Buenos Aires.

Los comicios provinciales que se llevaron a cabo en Córdoba, Mendoza y Santa Fe durante este año marcaron una mutación en las preferencias del electorado y que las chances de repetir la performance en las tres provincias por parte del oficialismo es pobre.

En ese marco la compensación, casi como acto reflejo, se busca en la provincia de Buenos Aires de la mano de María Eugenia Vidal y en la Ciudad de Buenos Aires de la mano de Horacio Rodríguez Larreta, pero lo cierto es que en ambos distritos Cambiemos tiene poco para hacer crecer sus resultados electorales; en ambas jurisdicciones no se alejaron de su techo ni en 2015 ni en 2017.

Así las cosas, será la trama electoral de la primera mitad de este año y su comparación con las elecciones pasadas lo que sirva para poder analizar lo que suceda el próximo domingo.

  

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar