Primarias 2019: entre la encuesta y el afianzamiento

El oficialismo cordobés tendrá un diagnóstico sobre el funcionamiento de su boleta corta y la provincia pondrá sobre la balanza su peso electoral nacional.
Ed 114 © Pito Campos
Ilustración: Daniel "Pito" Campos

chapa_ed_impresa_01


El próximo domingo se llevarán a cabo las quintas elecciones abiertas, simultáneas y obligatorias en la historia política de la República Argentina. Nuevamente, el mecanismo de selección popular de candidatos volverá a definir, el 11 de agosto, a los aspirantes que disputarán el 27 de octubre para convertirse en presidente y vicepresidente de la Nación. También se elegirán, a lo largo del país, quienes serán los candidatos para ocupar 24 bancas en el Senado de la Nación y 127 diputados nacionales.

En las elecciones generales, Córdoba pondrá en disputa nueve bancas en la Cámara Baja, pero las miradas sobre la provincia mediterránea, estarán observadas desde un prisma que resalta su papel central en la política argentina de los últimos años. No en vano, en la semana que pasó, los principales precandidatos anduvieron sus calles y buscaron interpelar a sus vecinos. Alberto Fernández ayer, Mauricio Macri el miércoles, Lavagna y Del Caño el martes. Sobre finales de la semana pasada, también habían sido de la partida José Luis Espert y Manuela Castañeira.

La primera razón por la cual el electorado provincial parece ser uno de los principales focos de atención en el escenario político tiene que ver con su peso electoral específico: con 2.946.060 electores, representa el 8,68% de total nacional. En una elección que se augura polarizada y con un resultado demasiado cerrado, la performance electoral en el centro del país puede definir la suerte y el destino inmediato de varios de los precandidatos que exponen sus intenciones a la voluntad popular.

Para Andrés Daín, desde el balotaje en el que el actual Presidente obtuvo el 70% de los votos en 2015, Córdoba es observada de un modo distintivo. “Macri ha sabido utilizar ese momento a lo largo de toda su gestión y, en ese sentido, la provincia puede ser observada de un modo diferente al resto de los distritos, pero no creo que tenga una gravitación particular como Provincia de Buenos Aires”, señala el consultor en diálogo con La Nueva Mañana.

Macri Plaza de la Musica
El presidente Mauricio Macri encabezó este miércoles su cierre de campaña en la Plaza de la Música de la ciudad de Córdoba, ante aproximadamente 4.000 personas. (Foto: LNM)

El corte de boleta

En el mundillo de la política doméstica, nadie en Córdoba habla de otra cosa que del efecto que puede surtir la estrategia schiarettista de no acompañar a ningún candidato. Días atrás, los referentes de Hacemos por Córdoba hablaban de “hacer docencia” respecto a una práctica que según el gobernador “no es tan complicada”.

Más allá del tradicional peso de los arrastres, hay quienes afirman que el cordobés es un electorado que tiende a elegir cada vez más, por tramos separados. En eso mucho tiene que ver la reforma electoral que decidió adoptar la boleta única de sufragio en la provincia, que facilita la acción habilitando un tilde en lugar del complicado método de la tijera en el bolsillo. Semanas atrás Gustavo Córdoba confirmó a La Nueva Mañana que, en sus distintas combinaciones, los cordobeses manifiestan una intención de corte de entre el 30% y el 35%, aunque luego, en el cuarto oscuro el resultado es menor.

Para las primarias, con un porcentaje de participación que se vaticina menor al de la última elección provincial, un 10% de corte significaría que cerca de 160.000 votantes opte por esa alternativa. “Eso representaría un número altísimo” señala Sebastián Puechagut, de la consultora Explanans.

Daín entiende que ese corte “depende mucho de lo que en la literatura política se denomina ‘la estructura del voto’ y que tiene que ver con la forma en que la opción se posibilita desde el punto de vista institucional”. “Una cosa es tener boletas separadas, otra es tener todas las opciones en formato de listas sábanas, otras con esas opciones presentadas con boletas troqueladas y otra cosa muy distinta es la boleta única que, en Córdoba trajo aparejada la existencia de muchos cruces”, afirma el representante de JWC.

Los cordobeses manifiestan una intención de corte de entre el 30% y el 35%, aunque luego, en el cuarto oscuro el resultado es menor.

En ese sentido, la clave de la elección parece estar en el trabajo territorial de la militancia y los intendentes que promuevan el corte.

Vale aclarar, que más allá del peso concreto de Hacemos por Córdoba que justifica que todas las miradas se concentren en su suerte electoral, la boleta del oficialismo provincial, no será la única “corta” en los cuartos oscuros del próximo 11 de agosto.

La elección

El domingo, en Córdoba, en el cuarto oscuro habrá 17 boletas que servirán para definir los candidatos que aspirarán a la Presidencia y Vicepresidencia de la Nación y a nueve bancas en la Cámara Baja del Congreso.

Siete de las diez fórmulas que buscan alcanzar su lugar en el Poder Ejecutivo tendrán sus aspirantes cordobeses a la Cámara de Diputados, mientras que tres estarán “sueltas”: el Partido Autonomista de José Antonio Romero Feris, el Frente Nos de Juan José Gómez Centurión y el Frente Patriota de Alejandro Biondini.

También son tres las listas que no se identifican con ninguna fórmula presidencial, la más conocida es la propuesta del oficialismo provincial que buscará su lugar en la elección a través de la boleta encabezada por Carlos Gutiérrez. Las otras dos opciones sin referencias nacionales serán Encuentro Vecinal Córdoba, que tiene como precandidato a Rodrigo Agrelo, y Unión Popular, que lleva como principal referente a Mario Peral.

cfk alberto fernandez rosario 1
El precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y precandidata a la vicepresidencia, Cristina Fernández, cerraron este miércoles su campaña en la ciudad de Rosario (Foto: TW @CFKArgentina) 

De las restantes, son cinco las boletas largas que no presentan internas de ningún tipo entre los tramos en disputa: el Frente de Todos lleva como precandidato a Presidente a Alberto Fernández y a Eduardo Fernández como primer precandidato a diputado; Consenso Federal tiene a Roberto Lavagna encabezando la boleta presidencial y al riocuartense Roberto Birri como cabeza de lista en el tramo legislativo; el Frente de Izquierda y los Trabajadores – Unidad que tiene a Nicolás Del Caño como aspirante a la Presidencia, lleva a Liliana Olivero como primera precandidata al Congreso; Manuela Castañeira es la precandidata a Presidenta del Nuevo MAS, que tiene como principal aspirante a la Cámara Baja a Julia Di Santi; y el Movimiento de Acción Vecinal lleva al cordobés Raúl Albarracín como precandidato presidencial y a Alejandra Fernández de Durán encabezando la nómina de aspirantes al parlamento.

Finalmente, serán dos las listas presidenciales que tendrán internas para definir la conformación de sus acompañantes cordobeses para la elección de octubre. Uno de ellas es la encabezada por el binomio oficialista integrado por Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, que definirá su boleta para las generales entre las opciones que lideran Mario Negri (Juntos por Córdoba), Miguel Nicolás (Blanca y Roja) y Javier Fabre (Somos consenso y renovación). El Frente Despertar de José Luis Espert y Luis Rosales será la otra fórmula que deberá definir a sus representantes cordobeses entre las opciones que encabezan Ariel Díaz (Unite por la Libertad y la Dignidad), Carlos Bianco (Demócrata Liberal) y Agustin Spaccesi (Libertarios).

¿Para qué servirán las Paso?

En este escenario, sin demasiadas disputas internas a la vista, las primarias vuelven a ponerse en cuestión. Los más críticos las definen como “una encuesta demasiado cara que termina financiando el Estado”, aunque también están los que valoran la herramienta desde el plano institucional y proponen desafíos para fortalecerla.

Si todo se concentra en la suerte de las fuerzas que polarizan, la mirada que define a la elección simplemente como “una encuesta” puede resultar lógica. Pero, aunque parezca, las Paso no se terminan en esas dos opciones. Hay muchas fuerzas más pequeñas que utilizarán la herramienta en este 2019, y de hecho en Córdoba hay listas de diputados que terminarán de tomar forma por esa vía.

Es una institución nueva y hay que darle tiempo para que se afiance. Pero desde el plano político, las Paso tienen otro tipo de efectos que deben analizarse de modo correcto. Posiblemente, la negociación entre el massismo y el kirchnerismo no hubiese sido la misma sin las primarias como telón de fondo, como tampoco es posible dejar de lado que hubo un tiempo en que el radicalismo coqueteó con la idea de presentar un precandidato para enfrentar a Macri al interior del espacio del oficialismo, lo que obligó al Presidente a sentarse a dialogar y a negociar de una forma distinta a la hora de pensar el armado de lo que hoy es Juntos para el Cambio”, afirma Daín.

Así las cosas, la voluntad popular se pondrá de manifiesto este domingo. Es posible que algunas listas de diputados se terminen de conformar a partir de la combinación de lineamientos internos de los frentes electorales y también es muy probable que la oferta presidencial “se purgue” a partir de la decisión que se exprese en los comicios. Quienes obtengan, al menos, el 1,5% de los votos estarán presentes en octubre. El resto, habrá quedado en el camino.

Gendarmeria - Comando General Electoral © NA
Comando General Electoral que tendrá a su cargo las funciones de coordinacion y ejecución, así como también la custodia de las urnas (Foto:  NA)



 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar