Vacaciones de julio: turistas y excursionistas gastaron casi $30.000 M

Unos 5.126.354 turistas viajaron por las provincias argentinas y la Ciudad de Buenos Aires, lo que representó un 2,5% más que en el mismo mes de 2018.
fiesta del chocolate alpino @turismovgb
La ocupación en Córdoba tuvo un promedio del 63% en julio, con picos los fines de semanas de hasta 83% en el Valle de Calamuchita. - Foto: @turismovgb

Las vacaciones de invierno dejaron un buen balance, según informó la Confederación Argentina de Mediana Empresa (Came).

En un estudio difundido este domingo, entre excursionistas y turistas viajaron 14,5 millones de argentinos por el país, movilizando en forma directa $ 29.901 millones en las ciudades que forman parte del circuito turístico nacional, 42,2% más de lo que gastaron en 2018.

Para Came, el tipo de cambio más favorable incidió en la visita de extranjeros y también ayudó el relanzamiento del Ahora 12 para pasajes aéreos y terrestres, hotelería, paquetes, alquiler de autos y excursiones.

En total, la entidad contabilizó unos 5.126.354 turistas que viajaron por las provincias argentinas y la Ciudad de Buenos Aires, es un 2,5% más que en 2018. Con una estadía media de 4 días, y un gasto diario de 1.200 pesos por persona, dejaron ingresos directos por $ 24.606,5 millones en las economías que forman parte del circuito turístico nacional.

Esto sumado a unos 9,6 millones de excursionistas se trasladaron a ciudades vecinas a pasar el día y disfrutar de las múltiples propuestas. Con un dispendio promedio de $ 550, por excursionista, desembolsaron $ 5.294,5 durante este periodo, 65,5% por encima de las vacaciones del año pasado.

inv_4819

El 59% de los turistas que viajaron en julio lo hicieron por ocio o recreación. El resto para visitar familiares, amigos, recorrer alguna feria, asistir a algún espectáculo o participar de competencias deportivas, especialmente carreras de autos, torneos de fútbol, rugby, golf, o maratones.

Una señal del buen movimiento, la dieron las aerolíneas: en julio hubo récord histórico de pasajeros aéreos. Según cifras oficiales, se superó el millón y medio de viajantes. Para tener una idea, cuatro años atrás, eran 571.000 pasajeros menos, lo que representa un crecimiento del 61%. Ciudades como Córdoba, Bariloche, Iguazú, Salta, Neuquén, Tucumán y Posadas superaron marcas históricas, pero la ruta con más pasajeros fue Aeroparque-Bariloche con 141.000 turistas.

Más de 1.500 prestadores turísticos ya están adheridos al programa Ahora 12/18, entre ellos, más de 600 empresas de transporte, 500 alojamientos, y más de 250 agencia de viajes y turismo.

 A tono con el crecimiento sostenido del sector, las vacaciones de julio finalizaron con un balance positivo, mostrando un crecimiento de 2,5% en la cantidad de turistas y de 5,3% en la cantidad de excursionistas.

Los polos turísticos que recibieron la mayor cantidad de gente fueron CABA, Córdoba, Mendoza, Salta, Puerto Iguazú en Misiones, Entre Ríos, y Bariloche.

La temporada fue muy buena para las ciudades con nieve y con centros de esquí, que tuvieron en muchos casos presencia récord de turistas este año. Ayudó el tipo de cambio, la alta cantidad de nieve de calidad y la mayor conectividad de vuelos con las ciudades de Cuyo y La Patagonia.

Por grandes zonas, la región más concurrida fue el Noroeste con el 17,3% de los arribos de turistas, seguida por la zona Centro con 16,8%, provincia de Buenos Aires con 15%, y la zona del Litoral con 13,8%.

inv2_4819

Según Came, Córdoba fue una de las provincias más elegidas por los turistas del país en vacaciones de invierno, y si bien este año el movimiento por momentos fue más flojo de lo habitual, el balance de la temporada fue positivo.

La ocupación general tuvo un promedio del 63% en julio, con picos los fines de semana de hasta 83% en el Valle de Calamuchita y 80% en la Ciudad de Córdoba. También fue importante el movimiento en el Valle de Punilla: Villa Carlos Paz, La Falda y Cosquín, entre otros destinos turísticos.

Córdoba fue una de las opciones más destacadas esas vacaciones de invierno, movilizando al segmento social medio y alto que demanda servicios de alojamientos de categorías a partir de tres estrellas, tanto hoteles como cabañas, con buena prestación de servicios.

Te puede interesar