Trayectorias: Diego Frenkel, el músico errante

Cultura 02/08/2019 Por
El artista con 30 años de carrera, llega a Córdoba para presentar su espectáculo solista “A través de las canciones”. La Nueva Mañana conversó con él sobre su camino, su presente y los proyectos.
Fenkel03 © Prensa
- "Cuando uno experimenta toma riesgos; a veces salen algunas joyas y otras veces uno se equivoca en el camino, La idea del artista apolíneo, donde todo es belleza y claridad no es real, y hasta me resulta aburrida", reflexiona Frenkel. Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

La vida de Diego Frenkel está atravesada y marcada por la música entre viajes y experiencias artísticas en diversos países y ciudades, desde su infancia hasta llegar a sus 30 años de trayectoria como autor y compositor de un importante puñado de canciones que mantienen su vigencia.

La asociación directa que podemos hacer es La Portuaria, una de las bandas sonoras de los ´90 -seguramente todos hemos cantado desaforadamente Selva a los gritos en una fiesta o en soledad- pero no es el único proyecto que lo tiene como protagonista desde antes de Clap, su ecléctica carrera solista y su participación en otros proyectos, todas impregnadas en la memoria colectiva de la música argentina, hacen de este hombre un artista inquieto y desubicado (en el buen sentido de la expresión, claro), Diego está más allá de lo que dicta la norma.

La oportunidad de comprobarlo es el viernes 10 de agosto en el espectáculo que tienen un libro y muchas canciones como eje. Antes de su llegada, desde La Nueva Mañana nos comunicamos con él para hacer un breve repaso por su historia e inmiscuirnos en su presente.

La presentación en Córdoba es un acústico íntimo, ¿qué traes esta vez?

- El show con el que voy es lo que llamo la permanente gira del hombre y su guitarra. Presento mi libro en canciones, y ese libro resulta ser una síntesis que va variando show tras show, aunque siempre están las canciones más significativas para mí. Además tienen contenido fuerte en lo que hace a mi historia. El libro es un compilado de crónicas y aventuras donde cada capítulo es una canción y viceversa. Hay canciones mías y otras que no, pero están porque signaron mi vida por distintas razones, una vida de viajes, de idas y vueltas. Voy solo con la guitarra y la loopera, ese aparatito que además de aportar algunos sonidos electrónicos y otros ritmos, me permite multiplicarme.  Y también voy a adelantar algunas canciones de mi próximo disco electrónico, que saldrá en septiembre.

A lo largo de tu carrera hay cierto grado de experimentación y también aportas en los caminos artísticos de otros...

- Me llama la sed de encontrar un lenguaje nuevo porque sino me aburro de mí mismo, y no me gusta repetirme ni copiar.  Lo que no quiere decir es que siempre salga algo bueno de eso. Cuando uno experimenta toma riesgos; a veces salen algunas joyas y otras veces uno se equivoca en el camino, eso es parte de la experimentación y también parte del proceso creativo. La idea del artista apolíneo, donde todo es belleza y claridad no es real, y hasta me resulta aburrida. Los artistas que admiro son errantes, equívocos, inspiran ternura y hasta amor por su humanidad, como Spinetta, David Bowie, Dick y Virus por nombrar algunas de las formas creativas que me invitan a ser errático.

Me gusta trabajar como músico y la vida, ya sea por motivos laborales o por ser un hombre de escenario, también me lleva a experimentar y a encontrar placer en hacer música para otros.

La Portuaria es el proyecto musical con el que se te linkea automáticamente, ¿eso te pesa?

- No, ¡para nada! Al contrario, soy yo mismo, es mi vida, mi historia, me encanta. Lo que sí me gusta es que la gente pueda seguir viendo qué es lo que hago después de La Portuaria. A qué me refiero con ésto: a que muchos vienen al show y por supuesto toco temas de La Portuaria, y varios porque me pertenecen, son parte de mi historia y porque me encanta tocarlos, pero también hago temas nuevos que tienen una llegada genial a la gente y que los descubren en el vivo. Ahora estoy por sacar un disco electrónico y espero que el público me acompañe en el proceso que también es un permanente cambio. Entiendo que a todos nos pasa, a mí me gusta escuchar los clásicos de tal o cual artista cuando lo veo, sobre todo si son artistas que tienen mucha historia y me vinculan a momentos míos; pero también me encanta si me proponen algo nuevo y distinto. Uno siempre quiere que escuchen lo último que está haciendo porque hablo de mí ahora. Todo es parte de lo que significa tener una historia como músico y lo llevo con alegría.

Cómo te definís: ¿músico, cantautor, compositor…?

- Me encanta la pregunta porque me abrís a la posibilidad de una respuesta que está buena para dar. Toco la guitarra, canto, sí, compongo canciones, también… Y esto casi que deja abierta la idea de que la definición en sí carece un poco de sentido. Si hoy por hoy se plantea la definición de género, imaginate plantear la definición de lo que uno ES. Me dedico errantemente a todo eso. Si quieren decir que soy músico, soy músico. Yo puedo decir que ser músico es mi oficio y mi pasión.

DIEGO FRENKEL
Sábado 10 de agosto | 21 hs
Espacio 75 Córdoba (Rodríguez Peña 1623 - Centro Cultural Alta Córdoba)
Anticipadas en Alpogo.com y en Lado B (Tucumán 105)

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar