Franco Saillén: “Vamos a trabajar para lograr una sola CGT en Córdoba”

Con la palabra “diálogo” como bandera, Franco Saillén, candidato a diputado por el Frente de Todos, dialogó con La Nueva Mañana y brindó definiciones de cara a las Paso.
Ver galería Franco Saillen © 2019 Javier Imaz_051
1 / 2 - "Yo no soy parte de un sindicalismo corrupto ni patoteril, que vaya en contra de los derechos que tienen los trabajadores", dijo Saillén. - Fotos: Javier Imaz / LNM

chapa_ed_impresa_01


#ELECCIONES 2019: ENTREVISTA A FRANCO SAILLÉN

Franco Saillén habla casi sin parpadear. Durante el transcurso de toda la entrevista nunca deja de mirar a los ojos. Incluso al pensar sus respuestas, mantiene fija la vista antes de ensayar sus parlamentos. Con su pierna izquierda cruzada sobre la derecha y las dos manos sobre la rodilla, el legislador provincial se muestra sereno y calmo al hablar. Las respuestas son siempre medidas, aunque en sus dichos nunca esconde que, para él, la llegada de Alberto Fernández y Sergio Massa (junto a sus representantes en las listas) al espacio de Cristina Fernández es “un acercamiento a la derecha”. Luego de cuatro años de macrismo, para el hijo del secretario general del SURRBaC fue imposible no negociar comodidades ideológicas en pos de la unidad.

“El diálogo se había perdido durante el kirchnerismo. Eso no puede pasar nunca más”

En el sexto piso del edificio donde se cranea Cultura Caníbal, sobre avenida Colón, el candidato a diputado nacional habla con La Nueva Mañana mientras dos de sus prenseros lo filman y fotografían durante toda la charla. Saillén no baja nunca la mirada; contesta y repregunta. Sin gestos de más. Sin peros, el hijo de Mauricio Saillén afirma no sentirse parte de un “sindicalismo patoteril” y enarbola lo fundamental del consenso entre un posible gobierno con los Fernández al poder y la provincia.

-¿Qué expectativas tenés como candidato en una provincia donde siempre hubo resistencia al kirchnerismo?

Primero me parece que ésto no se trata de kirchnerismo o no kirchnerismo. Es un espacio amplio, donde la composición del frente tiene 15 partidos. Tiene otra perspectiva y Córdoba nota eso, porque no es Cristina quien viene a hacer campaña, sino Alberto. Que le da conformidad a un sector del campo y más de derecha. En principio, la elección va a pasar por la fiscalización. No creo que crezca mucho más de lo que está la boleta corta de (Juan) Schiaretti porque claramente el 85% de los vecinos y vecinas no saben cortar boleta. Por eso invierten en publicidad o hacen este delivery de boletas. Hay que ver cómo les va en las Paso porque creo que, si no tienen un buen resultado, van a bajar la lista.

-¿Te sentís cómodo con ese acercamiento a la derecha?

Mirá, yo creo que la política se compone de ideas y proyectos que no pueden ser sesgados desde una posición ideológica, sino que tiene que haber una composición de diferentes espacios. Obviamente que me siento cómodo en un espacio más de laburantes, pero claramente tenemos que generar los diálogos con otros sectores que este Gobierno se encargó de dinamitar. Macri no se siente respaldado por la derecha. Hay otros candidatos que hoy representan más a la derecha que el propio gobierno. Yo tuve diferencias con los propios de este espacio, pero la política es con todos y todas. Es el salto cualitativo con otros espacios políticos.

Franco Saillen © 2019 Javier Imaz_060
“Yo tuve diferencias con los propios de este espacio, pero la política es con todos y todas. Es el salto cualitativo con otros espacios políticos”. (Fotos: Javier Imaz / LNM)

-Lo que para otros puede ser visto como desunión, para vos es una virtud.

Por supuesto.

-A pesar de todo lo que se vio entre vos y Pablo Chacón.

Más allá de que los cierres de lista siempre tienen efervescencia, por ahí nos costó un poco más entender que era con todos y todas. Hoy la relación es excelente.

-¿Qué opinión tenés sobre los dichos de Aníbal Fernández sobre Barreda y María Eugenia Vidal?

Repudio totalmente sus dichos. Totalmente. No ayudan nada a lo que intentamos construir dentro del frente. Pero los candidatos cometemos errores y me hago cargo. Hay que saber aceptarlos y transformarlos en decisiones que vayan en beneficio de un espacio político.

-¿Hubo errores durante el último gobierno de CFK con respecto a Córdoba?

El diálogo se había perdido. No haber estado en hechos trascendentales para la provincia como fue el amotinamiento policial y las inundaciones en Sierras Chicas, por ejemplo. Pero también hubo cuestiones mayores; no acompaño la medida de los policías que dejaron solos a los vecinos y lo de Sierras Chicas tiene que ver con el achicamiento del bosque nativo. Pero el diálogo es lo que principalmente se perdió durante el kirchnerismo y eso no puede pasar nunca más. Si rompemos el diálogo, pasan esas cosas.

-¿Y rescatás algo de este gobierno?

La gran comunicación que tienen. Es un equipo de prensa que tiene cintura con los medios y la gente. Hay que reconocerlo. Después de ahí, ninguna medida.

-Justamente la legisladora Soher El Sukaria decía que el principal defecto de este gobierno es la comunicación.

Es un invento de Soher. Creo que tienen una muy buena comunicación y supieron llegar a la gente desde sus supuestos errores. Ellos son prueba y error, pero si pasa, pasa.

-¿Te preocupa la visión negativa del sindicalismo que tiene un sector de la sociedad? Pensando, por ejemplo, en la serie “El Tigre Verón” de Julio Chávez.

Julio Chávez me parece uno de los mejores actores que tenemos en Argentina y Adrián Suar un gran productor. Pero yo no me siento parte de ese sindicalismo que expresan ni creo que Córdoba lo tenga. Creo que desde el Gobierno buscan confrontar y atacar al sindicalismo; dinamitaron todas las relaciones con sectores sociales y con el mismo Congreso. Yo no soy parte de un sindicalismo corrupto ni patoteril, que vaya en contra de los derechos que tienen los trabajadores.

-¿Ves a futuro a un sindicalismo agrupado en una sola CGT?

-Cuando los dirigentes intentamos generar condiciones de unidad, yo digo siempre que hay que militar con el ejemplo. Siempre se empieza por casa. Y hay dirigentes muy importantes que pueden generar unidad como Ilda Bustos o Mauricio Saillén, a quien nadie le puede reclamar no estar a la altura de las circunstancias de los trabajadores de la Argentina. Si gana Alberto, el diálogo va a estar latente y vamos a trabajar para lograr una sola CGT en Córdoba. Hay mucho por discutir en el movimiento obrero.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar