¿Para qué lado inclina la cancha la nueva estrategia del schiarettismo?

Un sector del Frente de Todos asegura que la presentación del schiarettismo fue acordada por Alberto Fernández. ¿Qué pasa si el juego termina favoreciendo a Macri?
Schiaretti con todos
El schiarettismo apuesta a fortalecer las chances de que su lista de diputados puedan conjugarse con las boletas de aspirantes a la presidencia. - Foto: Archivo

Finalmente, el schiarettismo decidió llevar su estrategia a la justicia. Basándose en la eliminación del troquelado dispuesto por la última reforma al Código Electoral, Hacemos por Córdoba le pidió a Ricardo Bustos Fierro que habilite la existencia de boletas que sólo contengan el tramo presidencial para, así, reemplazar la estrategia del “corte” por la de la “conjugación” de boletas para las elecciones nacionales.

De recibir una respuesta positiva (hay un antecedente inmediato en Misiones) la decisión favorecerá las posibilidades de los aspirantes del peronismo provincial que, sin candidato Presidente, quedaban librados a una suerte un tanto esquiva de cara a las elecciones que tendrán su primer capítulo en las Paso del 11 de agosto.

Desde un sector del Frente de Todos aseguran que esta presentación forma parte del supuesto acuerdo que habrían sellado Alberto Fernández y el gobernador el pasado jueves. Los miedos de Schiaretti a ver su lista relegada a disputar un tercer lugar del podio electoral; y la necesidad del albertismo para unir voluntades que rompa el techo histórico del espacio que lo representa en Córdoba; habrían empujado al acuerdo que, de todos modos, no garantiza nada a ninguno de los dos actores.

El riesgo de que la militancia de los intendentes de Hacemos por Córdoba por el candidato presidencial del Frente de Todos perjudique a la lista de diputados de su propio espacio no desaparece, sino que sólo disminuye. Más allá de la confianza cívica de los dirigentes.

Pero tampoco nada le garantiza esta iniciativa a Alberto Fernández. Sabido es que el Macri aún conserva altos índices de aceptación en la provincia y que hay un electorado cordobés que reparte simpatías entre el Presidente y Schiaretti. Más aún, que ve a ambos como un faro alternativo para derrotar al espacio del que Alberto Fernández hoy forma parte. Lo que no advierten aquellos que celebran el movimiento como muestra de un acuerdo entre los dirigentes de origen peronista es que las boletas presidenciales “sueltas” también potenciarán las chances de Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto para aparecer como la alternativa que acompañe a los votantes de Hacemos por Córdoba.

Siguiendo esa lógica, la lista encabezada por Mario Negri también recibirá un golpe en sus intenciones de presentarse como los acompañantes legítimos de la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio. En ese escenario interno, un avance positivo de la propuesta del schiarettismo también dará algún respiro a las listas alternativas dentro del radicalismo, a las que la Justicia Electoral había separado de la boleta de Macri y Pichetto pese a formar parte de una fuerza política integrante de la alianza gobernante y apoyar públicamente a la fórmula oficialista. Miguel Nicolas y Javier Fabre pueden también estar frotándose las manos por estas horas.

La otra boleta corta de la elección cordobesa, la que encabeza Rodrigo Agrelo por Encuentro Vecinal Córdoba, también se vería favorecida al liberarse los votos presidenciales, aunque difícilmente se imagine que este tipo de movimientos de último momento puedan recibir el apoyo del espacio político liderado por Aurelio García Elorrio.

Entre los posibles perjudicados también aparecen los representantes de la pata cordobesa de Consenso Federal. Siguiendo la lógica que enarboló Schiaretti a lo largo de toda la etapa pre-electoral hay un sector del electorado que fácilmente podría identificarse con la fórmula de Lavagna y Urtubey (que vendrán el jueves a Córdoba) y el gobernador cordobés. Allí también hay un electorado compartido. De hecho, hay en las huestes lavagnistas quienes confían que en el cuarto oscuro Schiaretti terminará eligiendo por la opción alternativa que él no alcanzó a construir.

La pelota, ahora, está en los pies de Ricardo Bustos Fierro. Nadie se animaría a afirmar que su resolución será la definitiva. Se descuentan apelaciones y presentaciones en segundas instancias. De todos modos, la cancha empezó a inclinarse en medio del partido y los jugadores deberán replantear su juego pensando rápido y evitando errores no forzados que terminen habilitando las estrategias de los contrincantes.

Te puede interesar