Grave accidente de un niño de siete años, en un parque de juegos

Ocurrió el domingo pasado con el hijo del standapista Emanuel Rodríguez, quien indicó que el local comercial no tenía servicio de emergencias.
Niño accidentado 2
Florián fue intervenido quirúrgicamente y esta semana recibió el alta, tiene una parálisis facial temporal. - (Foto: FB Emanuel Rodriguez)

Un grave accidente ocurrió el domingo pasado en un parque de juegos ubicado sobre calle Santa Ana en barrio Alberdi de la ciudad de Córdoba, en el que un chico de 7 años de edad sufrió fuertes lesiones en su cabeza.

Se trata de Florián, uno de los hijos del standapista cordobés Emanuel Rodríguez, quien relató lo sucedido en las redes sociales y cuestionó por la seguridad de los juegos a los titulares del local comercial además de señalar que el mismo no contaría con un servicio de emergencias.

De acuerdo a los dichos del papá, Florián sufrió lesiones al quedar su cabeza atrapada en un juego tipo “Vuelta al mundo”, consistente en una rueda de sillas con sombrillas que giran alrededor de un eje. “Ingresó solo, ya que su altura estaba dentro de los parámetros indicados. Había un encargado del juego, que lo recibió y ubicó.

Con el juego en funcionamiento, ocurrió algo difícil de describir: la cabeza de Florián quedó enganchada entre dos caños del juego, se produjo una torsión de su cabeza, que, al salir de esa situación, volvió a golpear con otro caño del lado opuesto de la silla en la que iba”, relató Emuanuel Rodríguez en su muro de Facebook.

Como resultado, sufrió “un corte profundo en el cuero cabelludo, una herida que le rodea la oreja izquierda y que se extiende por 25 cm aproximadamente y que le dejó expuesto el hueso del cráneo. Y un golpe fuerte detrás de la oreja derecha. Ese golpe produjo un enfisema que presionó el nervio facial. Florián tiene una parálisis facial producto de este golpe”, aseveró el standapista.

Rodríguez apuntó por este accidente al local comercial, y señaló “ningún encargado se acercó”. Contó que quien rescató a su hijo fue la pareja de la mamá de Florián que los había acompañado.

“El salón, increíblemente, no contaba con -o no dispuso- ningún equipo de atención de emergencia, no pusieron a disposición ninguna clase de servicio de emergencia, no acercaron ningún material que pudiera ayudar a atender a Florián, con excepción de una toallita húmeda”, aseveró Rodríguez precisando que el pequeño fue llevado al Instituto Cardiológico en su auto particular, y luego hubo un traslado a la Clínica Reina Fabiola.

Allí, Florián fue intervenido y luego quedó internado. Esta semana fue dado de alta y por fortuna “no habría daño neurológico, y las consecuencias serían la gran cicatriz en la cabeza y una parálisis facial que, se supone, irá cediendo a medida que se desinflame la zona donde el nervio facial está siendo presionado”, precisó Emanuel.

Sin embargo, se mostró indignado con el salón de juegos, aseverando que nunca se pusieron en contactó con la familia. “Todos los profesionales que atendieron a Florián coincidieron en que fue un accidente con riesgo de muerte”, señaló en su posteo.

Es por eso que está analizando hacer una denuncia contra el parque de diversiones para lo cual se puso en contacto con su abogado Eugenio Biafore, quien indicó a La Nueva Mañana que eventualmente “se baraja la presentación de una denuncia a realizar ante la probable o hipotética comisión de algún delito de daño contra la integridad física".

El letrado agregó que se trata de una situación que "no tiene una resolución clara del daño provocado, pero resulta llamativo que no haya habido un llamado por parte de los titulares del parque a la familia de Florián hasta el día de hoy”.

Este medio intentó comunicarse telefónicamente y vía email con los titulares del parque de diversiones para conocer su versión sobre los hechos, sin haber obtenido hasta el momento respuesta alguna.

Te puede interesar