“Nos faltó astucia política para cerrar acuerdos con los gobernadores”

Soher El Sukaria es aspirante a diputada nacional. Dialogó con La Nueva Mañana sobre la actualidad de la coalición política que integra frente a la gestión y candidatura de Mauricio Macri.
Soher El Sukaria © 2019 Javier Imaz_037
Soher El Sukaria (Foto: Javier Imaz / LNM)

chapa_ed_impresa_01

RUMBO A LAS ELECCIONES NACIONALES 2019 - ENTREVISTA

Lo primero y lo último que hace Soher El Sukaria, antes y después de hablar con La Nueva Mañana, es pedir disculpas por su impuntualidad. Un trámite impostergable obligó a quien escribe y al fotógrafo a esperar en su despacho de la Legislatura de Córdoba. Un espacio mucho más pequeño y austero de lo que cualquiera se imaginaría, en uno de los edificios anexos al recinto de la Unicameral. De manera serena, al refugio del frío y el cielo encapotado de la Capital, Soher responde a cada una de las preguntas sin el aire desafiante de algunos de sus compañeros de boleta. Segunda en la lista de candidatos a diputados nacionales, será seguramente una de las representantes por Córdoba que ingresará a la Cámara Baja.

Militante política del PRO desde hace relativamente poco tiempo, entrará por primera vez detrás de Mario Negri, quien fue electo por primera vez en 1993, casi 15 años antes de la creación del partido amarillo.
“El único objetivo es la reelección de Mauricio Macri”, afirma la candidata, antes de admitir que le sorprendió la designación de Miguel Ángel Pichetto y de remarcar que el gran error de la gestión presidencial fue la “mala comunicación” y la “falta de astucia política”.

- Tras la implosión de Cambiemos en Córdoba, ¿qué se restituyó?

-Se restituyó una mesa de trabajo con todos los sectores de Cambiemos cuyo único objetivo es buscar la reelección de Mauricio Macri. Estamos trabajando en priorizar los contenidos de la campaña y asegurar lo que nos toca en nuestro rol de dirigentes. Estamos recompuestos del 12 de mayo.

- ¿Ese único objetivo lo tienen todos los actores que conforman Juntos por el Cambio? Teniendo en cuenta todo lo que se dijo durante la campaña provincial y la interna entre Negri y Ramón Mestre.

- Sí, lo tenemos todos hoy. Porque ninguna de las fuerzas políticas de Cambiemos Córdoba goza de buena salud. Sabemos que somos una provincia que responde a esa coalición y estrategia nacional. A partir de ahí, los órganos nacionales del radicalismo, del PRO y de la Coalición Cívica tomaron la decisión de consolidar Cambiemos con Mauricio Macri a la cabeza. Los distritos nos adecuamos orgánicamente a esa decisión política nacional.

- ¿Cómo toman desde el PRO, un partido nuevo, que Negri encabece la boleta?

- Cada partido define quiénes son los representantes en esa lista. También tiene mucho que ver el acuerdo nacional de la Mesa Cambiemos nacional y los liderazgos locales. En ese sentido, la decisión se tomó en un 50% a nivel nacional y en un 50% el órgano partidario de la provincia. El hecho de que Negri esté en la lista es porque tiene un respaldo en ambos lugares. Las listas de diputados se arman en consenso y ningún otro partido se mete en las decisiones del PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

Soher El Sukaria © 2019 Javier Imaz_017
“Fallamos en la comunicación: todos hablamos de la economía, pero lamentablemente es fruto de la coyuntura internacional, y si a estas cosas no las no las explicamos, queda como que 'el gobierno que no supo manejar la inflación o el dólar” . (Foto: Javier Imaz / LNM)

- ¿Qué pensás personalmente de las dos listas paralelas del radicalismo con Javier Fabre y Miguel Nicolás?

- Creo que es parte de la interna radical y las Paso es institucionalmente el espacio donde les toca competir. Pero me parece que tendrían que repensar este posicionamiento porque son dos listas de un mismo partido que tienen sus representantes en Cambiemos y debieron, antes de cerrar las listas, discutir en el seno de sus partidos cuál era la mejor representación y evitar una compulsa porque para ellos implica desgaste económico y en trabajo para asegurar la fiscalización y el control. Era mucho más productivo discutirlo antes y fortalecer la coalición.

- ¿Estás de acuerdo con las Paso?

- Son una forma de dirimir cuando hay muchas posiciones encontradas. Muchas democracias del mundo las tienen como premisa en su institucionalidad, pero entiendo que tiene que avanzarse hacia una democracia más sólida y hay procesos. Argentina necesita consolidar la democracia y los partidos siguen siendo muy fuertes en la representatividad. Cambiemos se fracturó en mayo por una interna de un partido de los que componen la alianza. Ahora, hay dos listas que se oponen a la lista oficial de ese mismo partido. Por eso creo que las Paso son buenas pero debe asegurarse una compulsa interna de cada partido, para no arrastrar al resto de los que estamos dentro de una alianza.

- Hablando del plano nacional, ¿te sorprendió la designación de Pichetto?

- Me sorprendió, pero lo veo como una movida inteligente. Creo que el PRO tiene una forma de mirar el gobierno que es muy productiva, pero que en la sociedad argentina necesita un proceso de consolidación. Pichetto va a asegurar un diálogo con sectores donde el gobierno no tenía una comunicación aceitada luego de tres años y medio de gestión.

- Siempre se le criticó mucho al kirchnerismo y al peronismo la falta de autocrítica. Como presidenta del PRO en Córdoba Capital, ¿qué errores tuvo la gestión de Macri?

- Muy simple. Creímos que nuestra forma de hacer política ya estaba institucionalizada en la sociedad. Por ejemplo, las sombrillas, los globos, el timbreo, etcétera, no están arraigados en la sociedad argentina que sigue siendo conservadora y tiene una partidocracia presente. Quisimos transpolar lo que ocurre en sociedades mucho más maduras institucionalmente y toda esa buena energía no fue una buena comunicación en la gestión de gobierno. Se debió haber sido mucho más aperturista en mostrar todo lo bueno que estábamos haciendo. Sin embargo, creíamos que era parte de la gobernabilidad. El cordobés siempre asoció a su intendente o a su gobernador como quienes hacían las obras y eso nunca se tradujo en materia nacional. Durante los dos primeros años la convivencia fue muy productiva, pero las provincias tomaron lectura de la excelente elección legislativa de 2017 y ahí los gobiernos locales empezaron a medir el efecto hacia 2019. Ahí se quebró la institucionalidad y ya no se sentaron en la mesa a discutir proyectos para la Argentina, sino que condicionaban las iniciativas. Nos faltó astucia política para cerrar acuerdos con los gobernadores.

- ¿Y en materia de gestión?

- Vuelvo a decirte: la comunicación. Todos hablamos de la economía, pero lamentablemente es fruto de la coyuntura internacional. Y estas cosas no las hablamos y no las explicamos. Entonces, para algunos sectores queda como “el gobierno que no supo manejar la inflación” o “no supo manejar el dólar”.

- Por último, ¿cuál va a ser tu primera propuesta si ingresás a Diputados?
- Con todo mi corazón quisiera trabajar fuerte para una mejor ley de adopción y poder traducirlo en un eficaz sistema en Argentina. Sé que hay iniciativas, pero quiero trabajar firmemente para que la burocracia no tape la realidad, que son vidas.

  

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar