Ivo Cháves, de jugador a hincha de la Selección

Deportes 06/07/2019 Por
El ex lateral de Talleres siguió de punta a punta a Argentina en la Copa América, contó su experiencia además de dar detalles de su lucha diaria contra el síndrome metabólico que lo alejó de la actividad profesional a los 26 años.
Ivo Chavez
- "Sería bueno que se le diese confianza y continuidad a un lateral derecho en la Selección", comenta Chávez.

chapa_ed_impresa_01

En las playas de Copacabana fue una especie de atracción porque muchos hinchas de Talleres se le acercaron para pedirle fotos y saludarlo, cual estrella europea. Y no se trata del habilidoso lateral izquierdo brasileño Marcelo, lateral derecho de Real Madrid que con mucha naturalidad posó en silla y reposera por Ipanema ante la vista de todos los presentes, asombrados por su humildad. En este caso, el hombre en cuestión es Ivo Cháves, salteño, en el perfil opuesto a Marcelo, que logró dos ascensos con el albiazul, aunque últimamente fue célebre por esa maldita enfermedad metabólica que hoy lo tiene inactivo profesionalmente.

Hoy disfruta de algunas pasiones que el fútbol le privó por las exigencias y la agenda agitada de las altas competencias, como por ejemplo, alentar en vivo a la Selección Argentina, pasión que lo tiene desde hace casi un mes en Brasil con la excusa de la Copa América. “Nunca lo había vivido y la verdad es emocionante. Alentar desde otro país, escuchar el himno, a esto no lo cambio por nada la verdad. Estamos desde el primer partido en Salvador, hemos estado en miles de situaciones, aprender del color de la gente y ver estos estadios es una maravilla. Y sobre todo hacerle el aguante al equipo”, contó, a La Nueva Mañana, Ivo Chaves.

- ¿Qué rescatas del equipo, en medio de esta crisis de AFA?

- No se logró amalgamar un equipo pero se fue de menos a más y por las condiciones en que se dio todo el proceso, no se puede pedir demasiado. Es una nueva camada, en un contexto estructural complicado, pero creo que en la Copa se vieron elementos para repuntar.

- ¿Hay señales futbolísticas, o se sigue dependiendo de Messi?

- Messi levantó su nivel y es cierto que se lo vio incómodo. Es una historia repetida eso de que no puede brillar en la Selección como lo hace en Barcelona, pero cada vez que tiene la pelota genera esa atracción de que algo bueno puede hacer. Por personalidad, hay veces que tiene partidos de Balón de Oro, como contra Brasil.


- Justamente en tu posición, lateral derecho, Argentina se fue quedando sin referentes y en esta Copa rindió mejor Foyth que por naturaleza es zaguero. ¿A qué se debe esa circunstancia?

- Es un lugar con carencias, ha costado encontrar jugadores ahí, se probaron tres hombres en cuatro partidos y así es más difícil. Milton Casco no estaba acostumbrado a jugar de “4”, a Renzo Saravia se lo criticó después del primer partido. El tema ideal es que se elija a un jugador y que pueda tener continuidad tres o cuatro partidos, para no perder la confianza.

- ¿Te hubiera gustado verlo a Leo Godoy?

- Y sí, estaba en nivel de ser convocado, en un punto alto. Desde Javier Zanetti y Pablo Zabaleta que no se logra consolidar un jugador allí. Leo (Godoy) estaba en un gran nivel y no hay que desaprovechar esos momentos. Encima después le toca lesionarse. Tiene que ser convocado y ojo, no lo digo porque sea de Talleres, es para que no se pierdan. Le pasó también a Fabricio Bustos, de Independiente. Tampoco se los banca. Es un partido y si no rendís, chau, llamamos a otro. Así va a ser imposible. No pierdo igual las esperanzas de verlo a Godoy en la Selección.

Talleres por siempre

En su paso por el albiazul, Ivo Cháves logró ascender desde el Federal A a Primera División aunque después un síndrome metabólico lo dejó inactivo, al punto que hoy a sus prematuros 26 años no tiene club. De todas, a su etapa en Talleres la guarda en su corazón: “Me fui bien con la gente, con los compañeros, con los dirigentes, me tuve que frenar un año para recuperarme. Estoy siempre en contacto, me invitan a la cancha, lo que viví en ese club me hizo hincha, es como mi casa. Los dos ascensos fueron inolvidables”, relata.

“Fue increíble cómo me tratan los hinchas de Talleres en Brasil” -agrega- “Algunos me reconocieron en la playa, me piden fotos, se me quedaron charlando y me desearon suerte. Es impresionante lo que me generaron esos colores”.

- ¿Cómo sigue tu tratamiento? ¿Vas a volver a jugar?

- Sigo luchando todos los días. Hoy no soy futbolista pero quien jugó alguna vez, siente que nunca se retira. Y menos cuando vas a la cancha, ves gente en las tribunas, es un tema muy difícil de solucionar la cabeza te da vueltas. Disfruto del tiempo que tengo que a lo mejor antes no tenía, voy a ver más adelante si vuelvo a jugar, las ganas y la sangre siempre están. Esto es intenso


- ¿Qué le podes recomendar a otros jugadores que tengan que pasar por una situación similar a la tuya?

- (Piensa) y que se refugien en su familia y que sigan su instinto. Que hagan lo que sienten. Con fe y confianza, se sale adelante. No hay que escuchar más nada, ni lo que piensen los demás ni las estadísticas. El fútbol es así, te cambia todo de un momento a otro, para bien y para mal también, hay que estar preparados. Hay gente sin inferiores que llega lejos y otros se preparan y se retiran jóvenes, más algunos casos que empiezan a ser profesionales de mucho más grande. Es fútbol.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar