Selección Argentina: la improvisación alcanzó hasta el gran favorito

Deportes 05/07/2019 Por
El sueño terminó con el favorito por eso el sabor a fracaso no está en las reflexiones globales a la hora del balance. Se evidencian signos de esperanza.
Scaloni 2 © NA

chapa_ed_impresa_01


 COPA AMÉRICA BRASIL 2019 / ESPECIAL DESDE BELO HORIZONTE

Perder contra Brasil siempre representa un dolor especial y no deseado, y menos en el “mata-mata” de una Copa América, aunque teniendo en cuenta al rival y el progreso evidente fecha por fecha, con un equipo remendado y también improvisado, la eliminación deja en parte una sensación de plenitud en haber intentado todo. El consuelo de ir por el tercer puesto no es la recompensa esperada, sin embargo hay algunos síntomas de recuperación general que invitan a un mejor porvenir, por algunas saludables apariciones y la independencia de la “Messi-dependencia” en algunos pasajes. Pero sin dudas, la reacción y actitud del mejor del mundo en el duelo clave en el Mineirao es una señal de que no todo está perdido a pesar de que AFA sigue sin una hoja de ruta clara a nivel institucional.

La ratificación del DT Lionel Scaloni hasta diciembre contrasta con la intención de una planificación organizada, ya que se debe al rechazo de otros nombres de jerarquía, sea Marcelo Gallardo o Gabriel Heinze. La recuperación deportiva en la Copa no debe ser argumento de ilusión a largo plazo. Pero al menos, con un Juan Foyth amoldable a varios puestos en defensa, con un Franco Armani que se parece cada vez más al que ataja en River, más las consolidaciones de Nicolás Tagliafico y Leandro Paredes, la actitud contagiosa de Rodrigo De Paul y la certeza de que en Lautaro Martínez hay pólvora para rato.

No hubo el brillo que demanda el escudo pero sí al menos vergüenza deportiva, esa bien expeditiva que caracteriza a los argentinos en las malas. El sueño terminó con el favorito por eso el sabor a fracaso no está en las reflexiones globales a la hora del balance. Con muchos aspectos que corregir, Argentina levanta su imagen, cae de pie y va por la gran revancha en 2020 cuando organice la Copa América con Colombia. Pero primero los deberes deben hacerse puertas adentro y es ahí donde AFA juega su verdadera final del mundo, ya que hasta el momento es pura reprobación.

 

 

 Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar