San Isidro de San Francisco y una temporada histórica

Deportes 29/06/2019 Por
Cayó en la final de la Liga Argentina ante Platense, pero cerró su mejor temporada en la competencia dentro de las 13 que disputó en esta categoría del ascenso en el básquetbol argentino.
german sciutto
- Germán Sciutto, con 41 años, es uno de esos actores que mejor sabe cuáles son las sensaciones que atravesó San Isidro. Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01

San Isidro de San Francisco hizo historia en la actual temporada de la Liga Argentina de Básquetbol. Con un trabajo bien organizado desde lo deportivo, pero además desde lo institucional, el club de la provincia de Córdoba accedió por primera vez a una final de esta categoría buscando el ascenso a la máxima divisional del baloncesto argentino.

Aunque el resultado final no fue el esperado, después de batallar en cinco juegos ante el flamante ascendido Platense, Sani se quedó a un paso de lograr ese objetivo que se fue construyendo con toda una ciudad que apoyó a un equipo que dejó en lo más alto al básquetbol cordobés. San Isidro tenía como mejor registro las semifinales de 2000/01 dentro de las trece temporadas que registra en esta categoría, teniendo en cuenta que tuvo dos ascensos a esta división (97/98 y 2010/11).

De esta manera, el equipo dirigido por Sebastián Torre se armó con jugadores de gran nivel que fueron manteniendo, con el correr de la temporada, un plantel cargado de experiencia y juventud, pero por sobre todas las cosas, armado con una fuerza que se notó con el correr de los juegos y que lo colocó en lo el lote de protagonistas de la competencia. Tanto así, que en la fase regular, definió su lugar de número uno de la Conferencia Norte, peleando esa colocación ante otro equipo cordobés: Barrio Parque.

sebastian torre
Sebastián Torre, DT de los rojos. Foto: gentileza.

Los mejores exponentes de San Isidro fueron Rodrigo Sánchez, Juan Rodríguez Suppi, Mauricio Corzo, James Cambronne, Santiago Ludueña y Santiago González. Todos ellos desde diferentes rubros estadísticos, pero convirtiéndose en jugadores de gran valor para que el conjunto sanfrancisqueño llegara a esta instancia, sumado, además, al gran trabajo desde el liderazgo del experimentado Germán Sciutto.

Con 41 años (nació el 12 de marzo de 1978 en Marcos Juárez, Córdoba), Sciutto es uno de esos actores que mejor sabe cuáles son las sensaciones que atravesó San Isidro, sumergido en esta actualidad increíble que lo tuvo a tan sólo a tres victorias de ganarse un ascenso a la Liga. Y como explicó el propio alero de 1.91 metros, hace 13 años que el club se encuentra dentro de la categoría y esta es la primera vez en su historia que mantuvo la posibilidad de luchar directamente por ese sueño.

Además de los jugadores, sin dudas, uno de los grandes pilares de esta histórica campaña de San Isidro fue su entrenador, Sebastián Torre. El joven técnico cordobés de 34 años llegó al club para renovar las aspiraciones de una institución que venía de quedarse afuera de los playoffs la temporada pasada, pero en este primer año con los Halcones Rojos logró muy buenos resultados y hasta registros récords para el equipo dentro de esta categoría.

Torre llegó como una interesante apuesta. Después de varios años en el Torneo Federal, el entrenador que comenzó su recorrido profesional dentro de Regatas Uruguay fue construyendo toda una trayectoria que a pesar de su juventud resultó ser importantísima. Tiene mucho por delante y aún le queda un gran camino por transitar, pero dentro este lapso, y recordando que la temporada pasada dirigió a Oberá, logró edificar desempeños sólidos que hicieron que San Isidro confíe en sus habilidades.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar