Las favelas y las zonas de riesgo, dentro del mapa del entrenamiento

Deportes 28/06/2019 Por
El viajero puede encontrar desde las personas más humildes y bondadosas con altruismos no habituales, hasta el narcotráfico expresado en su modo más despiadado.
Rio 00001
Hubo un “pacto” entre las bandas de las favelas con la policía local para que durante la Copa no haya inconvenientes con los turistas.

chapa_ed_impresa_01

COPA AMÉRICA BRASIL 2019 :: DIARIO DE VIAJE

Especial desde Río de Janeiro

La gloriosa y cosmopolita ciudad de Río de Janeiro, la impostergable capital carioca, es la nueva escala de la Selección argentina, que dentro de su periplo sinuoso e inestable en la Copa América encontró muchas aventuras y altibajos, mientras busca el pasaje a semifinales contra Venezuela. Calor en las calles, ambiente de samba y deporte, la ex capital del Imperio de Brasil será sede de la final del torneo continental, como lo fue en la Copa del Mundo con su magnífico en imponente Maracaná. De todas maneras, las advertencias del peligro son frecuentes por parte de los locales y también de aquellos desprevenidos que subestimaron una situación en crisis dentro de una ciudad de más de 6 millones de habitantes.

Hacia allí va el escrito, con las favelas como protagonista, donde uno puede encontrar desde las personas más humildes y bondadosas con altruismos no habituales hasta el narcotráfico más despiadado.

La humedad no es tan potente como en Salvador de Bahía pero lo mismo se hace notar, a pesar de ser invierno. Tiene morros como Belo Horizonte en la costa, mientras yace el Corcovado (maravilla del mundo moderno) y el Pan de Azúcar como atractivos fundamentales, junto con el legado de Vinicuis de Moraes y Garota de Ipanema. El tema es que cuando uno cae en lugares equivocados, puede llegar a no contar el cuento.

El GPS es un aliado dentro de la inmensidad interminable de la ciudad con las casa de las favelas desde lo alto de los morros. La aventura indica que camino al entrenamiento de Argentina, en el predio de Fluminense, lo vivido rememora a los contrastes de todas las grandes urbes, con la inseguridad como bandera.

El barrio es Jacarepaguá, ex sede de un circuito de Fórmula 1, donde Carlos Reutemann obtuvo dos títulos en los albores de los ’80. Hoy es un pantano, una favela que es puerta de entrada de “Cidade de Deus”, famosa por la película que narra las historias de narcos y de bandas pandilleras que se disputan el liderazgo y control de las zonas de influencias.

El auto nos encontró en esa vereda mientras estérilmente intentábamos encontrar la puerta de ingreso al predio, esquivando basura y chanchos callejeros, repentinamente y sin amenazar aparecieron dos hombres plácidamente parados, como sorprendidos por el movimiento. A cinco metros miraba un hombre con una ametralladora colgando de sus brazos y cruzando las tiras por su espalda. A su lado, caminando hacia nuestro carro, pistola en mano pero sin apuntar, y con la otra nos llamaba plácidamente, con normalidad.

Luego de apretar el acelerador bajo riesgo de recibir alguna balacera (nada de eso ocurrió), logramos ingresar al predio de Fluminense.

Al relatar la historia, los taxistas que trajeron de pasajeros a otros colegas contaron que la zona está liberada, que es habitual escuchar disparos a cualquier hora del día, pero que hubo un “pacto” con la policía local para que durante la Copa no haya inconvenientes con los turistas, periodistas o futbolistas, que no confundan el movimiento logístico con alguna redada policial o alguna intromisión enemiga. Pero el momento fue de tensión, eufemismo de otra palabra coloquial asociada al susto.

Más allá del susto, quedó la anécdota. Y como decía Jorge Luis Borges: “Lo que hoy es drama, mañana será comedia”.  

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"