Carlos Caserio: “El límite que nos une a todos es Macri”

Política / Economía 28/06/2019 Por
Así lo aseguró al asumir como presidente del bloque PJ del Senado tras la renuncia de Pichetto. Dijo que trabajará por la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández.
Caserio © Archivo
El senador cordobés también transparentó la molestia del bloque con su antecesor en el cargo. - Foto: archivo.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Después de la conmoción que produjo en sus compañeros de bancada la decisión del rionegrino Miguel Pichetto de transformarse en el compañero de fórmula de Mauricio Macri, el bloque Justicialista del Senado designó por “unanimidad” como flamante presidente al cordobés Carlos Caserio.

El encargado de la presentación fue el senador santafesino y electo gobernador Omar Perotti que ofició de vocero del cónclave. “Por unanimidad se resolvió la continuidad de las autoridades del bloque”, dijo y anunció que Caserio será el presidente de la bancada Justicialista, uno de los hasta ahora vices del bloque, secundado por los actuales vicepresidentes José Mayans (Formosa) y Pedro Guastavino (Entre Ríos) a los que se sumará Silvia Kunath, (Entre Ríos) en la conducción de la principal agrupación opositora de la Cámara alta. 

Posteriormente, con la moderación que lo caracteriza, Caserio desgranó ante los periodistas, entre ellos de La Nueva Mañana, varias definiciones sobre el bloque que conducirá hasta fin de año.

Miguel Pichetto. Caserio fue muy duro con el candidato a vicepresidente de Juntos Somos el Cambio “tomó una decisión personal. Si me preguntan a mí, fue una decisión equivocada, un acto de cangurismo como pocas veces he visto en la vida”.

Además advirtió que el rionegrino “decidió dejar al peronismo para ir a trabajar con un gobierno que no tiene ninguno de los sustentos naturales e históricos de nuestro partido”.

El perfil del bloque: “Pretendemos ser un bloque abierto, donde exista la discusión entre nosotros, donde exista el debate, donde las decisiones no sean personales sino que sean del conjunto. Así entendemos el peronismo y la metodología de hacer política. Vamos a seguir siendo el bloque PJ”, describió Caserio.

Además, ratificó la condición de oposición del bloque que ahora preside. “Este gobierno no ha cumplido con nada de lo que ha prometido, y además la realidad diaria es muy agobiante para los argentinos”, señaló, y concluyó: “No tenemos nada que ver con (Mauricio) Macri. Por lo tanto el límite que nos une a todos es Macri”.

Seguidamente agregó: “Más allá de lo que cada uno de nosotros pueda expresar personalmente, en función de la época electoral, vamos a aceptar la diversidad. Sabemos que el grueso de los compañeros que están acá van a apoyar la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández, y habrá otros compañeros que apoyarán la fórmula Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey”, como el salteño Rodolfo Urtubey y el catamarqueño Dalmacio Mera.

“Más allá de la cuestión electoral, queremos que sea un bloque que siga manifestando el respeto a nuestros gobernadores”, aclaró Caserio.

Apoyo al Frente de Todos. El titular del PJ cordobés al referirse a la situación en su provincia donde hay lista corta por decisión del partido dijo que “el gobernador (Schiaretti) sugirió que esa era la mejor decisión, y vamos a acompañar” y agregó que “personalmente yo voy a trabajar para la fórmula Alberto Fernández – Cristina Kirchner, pero apoyando a nuestros legisladores de Córdoba, tratando de que nuestros compañeros voten a nivel nacional a la fórmula del Frente de Todos”.

Definiciones futuras. El senador cordobés también transparentó la molestia del bloque con su antecesor en el cargo, al confirmar que la bancada reclamará todos los lugares que Pichetto ocupa en varias comisiones parlamentarias.

“Si el senador Pichetto se pasó a la oposición, sin debate y sin avisarle a nadie, creemos que nos corresponden esos lugares en las comisiones”, aseguró y anticipó que elevarán un pedido a la presidencia de la Cámara alta para solicitar esos lugares.

“Vamos a solicitar lo que creemos que corresponde, discutiremos y analizaremos. Si hay un senador que nos abandonó y cambió de política y de objetivos políticos, lo razonable sería que nuestros senadores ocupen esos espacios”.

Pichetto integra solo dos comisiones unicamerales, las de Industria y Comercio y de Ciencia y Tecnología, y cuatro bicamerales: la Administradora de La Biblioteca del Congreso; la Mixta Revisora de Cuentas; la de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia; y la de Seguimiento de Contratos de Participación Público-Privada.

El otro tema pendiente es la integración de un interbloque con el bloque FPV-PJ que integra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En este sentido, Caserio señalo que “la relación será la misma de siempre, respetuosa, son compañeros nuestros”, ante la pregunta de cómo será la relación con el bloque del FpV-PJ que integra la ex presidenta. Aunque la idea de poder confluir en un interbloque con el kirchnerismo quedó postergada.

De los 17 integrantes originales del Bloque Justicialista (sin contar a Pichetto), solo faltaron cuatro senadores a la reunión: Dalmacio Mera y el chaqueño Eduardo Aguilar “con aviso”, aseguraron senadores que participaron del encuentro. Los otros dos ausentes fueron el riojano Carlos Menem y el correntino Carlos “Camau” Espínola, quienes acompañarán a Pichetto en la conformación de un nuevo bloque.

No obstante, al debate sobre la continuidad del bloque se sumaron los pampeanos Norma Durango y Daniel Lovera, los chubutenses Mario Pais y Alfredo Luenzo, que interactuaban a modo de interbloque. En el corto plazo la idea es sumar también a los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin, que se alejaron del bloque por disidencias con Pichetto, además de la puntana María Catalfamo, que responde al reelecto gobernador Alberto Rodríguez Saá. La bancada podría contar 22 senadores.

En tanto, las especulaciones que todos hacían era si el Bloque Justicialista lograba sumar las 9 bancas del FpV-PJ, más los aliados Fernando “Pino” Solanas y Magdalena Odarda y los dos santiagueños que responden al gobernador Gerardo Zamora, alcanzarían los 35 senadores, apenas uno menos que la mitad de la Cámara alta, con una clara postura opositora al gobierno de Cambiemos. Hecho que a lo largo del gobierno de Macri, bajo la conducción de Miguel Pichetto se encargó de obstruir.

 

  

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar