Se recupera un bebé golpeado en la cabeza: su padre quedó detenido

Héctor Ferreyra, de la Maternidad Provincial, contó que el pequeño nació prematuro y fue asistido en el mismo nosocomio a donde el domingo llegó con lesiones.
Bebé
El bebé tenía golpes en la cabeza y en los brazos. Tenía un edema a nivel cerebral, aseguraron los médicos. - Imagen ilustrativa.

Un bebé de apenas 40 días de vida se recupera favorablemente en la Maternidad Provincial, de barrio San Vicente, luego de haber sido internado tras presentar golpes en su brazo y cabeza.

El pequeño que nació prematuro debió recibir asistencia médica, y se investiga las circunstancias en que fue lesionado días después de haber sido dado de alta del mismo nosocomio a donde habría llegado en estado crítico este domingo, coincidiendo con el Día del Padre.

Su madre, su abuela y su progenitor fueron quienes lo llevaron primero al Hospital Infantil y luego a la Maternidad Provincial. Una vez allí, los médicos constataron un posible cuadro de violencia familiar. El hombre fue llevado a declarar y quedó detenido por sospechas de haber golpeado al bebé.

Héctor Ferreyra, jefe de Neonatología de la Maternidad Provincial contó que el bebé evoluciona favorablemente, y que estuvo cuatro días con asistencia respiratoria mecánica. 

"Román llegó muy grave pero ahora está muy bien. Estuvimos todos muy preocupados. Desde el jueves está sin asistencia respiratoria. Tenía un edema a nivel cerebral, pero neurológicamente ahora está está conectado. Se le está alimentando, y obviamente sigue con suero, pero sin respirador. El edema cedió. Tendremos que trabajar en la deglución", especificó el médico en diálogo con Canal 12. 

Ferreyra contó además que el bebé presentaba hematoma a nivel cara en la zona izquierda y que sangraba por la boca. "Primero fue al Hospital Infantil, y luego acá. Llegó en la mañana del domingo, justo cuando fue el corte de luz por lo que se complicó hacerle estudios pero pusimos en marcha el equipo electrógeno y se lo pudo asistir sin inconvenientes", explicó.

"Vimos que tenía algo más que una cuestión respiratoria y dimos inmediato aviso a la Justicia. Nuestra guardia de seguridad llamo a los móviles policiales que llegaron rapidísimo. Hicimos la presentación ante ellos y ante la Senaf, que interviene y está trabajando muy bien".

Ferreyra recordó que Román nació prematuro y que lo asistieron durante 30 días. "Nos costó tanto darlo de alta para que 10 días después vuelva así. Era un niño prematuro, estuvo bajo el cuidado hospitalario durante 30 días. Román nació con menos de dos kilos y lo dimos de alta el 7 de junio, con todo lo que significa ponerle el cariño a un prematuro y la tecnología. Y a los 8 días verlo llegar en este estado, lógicamente nos preocupa. Hoy estamos contentos porque lo vemos bien, pero fue una semana de muchísimo trabajo", aseveró.

Te puede interesar