El Vaticano analiza que algunos hombres casados sean sacerdotes

El Sínodo de la Amazonia, que se reunirá en octubre en Roma, quiere hacer frente a la escasez de clérigos en Latinoamérica.
papa francisco curas 1 foto Vaticano
La propuesta marca un giro potencial para la Iglesia, sobre todo en el hemisferio sur del planeta donde espera que esté su crecimiento futuro. - Foto: gentileza

La Iglesia católica romana abrió este lunes 17 de junio la puerta a que varones casados de edad avanzada puedan acceder al sacerdocio con tal de cumplir las necesidades de personas indígenas y católicas que viven en áreas remotas de la Amazonía.

La propuesta en el Vaticano prevé responder a la escasez de sacerdotes en esa región con la ordenación de viri probati, latín para hombres de carácter evidente. Con esa excepción al requisito del celibato, los expertos eclesiásticos sugieren que se daría un paso para que hombres casados también puedan practicar el sacerdocio en otras partes del mundo.

El documento del Vaticano señala que "el celibato es un don para la Iglesia", aunque hace notar que han llegado solicitudes para que en las áreas amazónicas más remotas "se estudie la posibilidad de la ordenación sacerdotal para personas ancianas, preferentemente indígenas, respetadas y aceptadas por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable".

La propuesta marca un giro potencial para la Iglesia, sobre todo en el hemisferio sur del planeta donde espera que esté su crecimiento futuro.

El cambio fue introducido en un documento de preparación para un sínodo de obispos en octubre que discutirá las necesidades pastorales de personas indígenas y religiosas en la región panamazónica de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guinea Francesa, Guyana, Perú, Suriname y Venezuela.

El documento  también incluye propuestas más ambiguas, como la de establecer un "ministerio oficial que puede ser conferido a la mujer" y que "las mujeres tengan garantizado su liderazgo" para áreas formativas sobre temas de educación y liturgia.

La ordenación limitada para algunos hombres casados es consistente con el impulso de Francisco de atender necesidades litúrgicas variadas en distintas partes del mundo y de que la Iglesia sea más incluyente, dijo el reverendo Giuseppe Buffon, profesor de historia eclesiástica en la Universidad Pontificia Antonianum, en Roma.

Fuente: The New York Time

Te puede interesar