Javier Matías y su lucha incansable por la identidad y la memoria

País 13/06/2019
El nieto recuperado 130 recorrió un largo camino por la reconstrucción de su historia. En 2006, se acercó a Abuelas Córdoba y desde entonces dio batalla por la verdad.
Javier Matías Nieto 130 prensa Abuelas de Plaza de Mayo
Matías Javier Darroux Mijalchuk conoció su origen, su identidad y comenzó la reconstrucción de cada una de las piezas de su historia. - Foto: prensa Abuelas de Plaza de Mayo.

El nieto recuperado 130, Javier Matías Darroux Mijalchuk, hijo de Elena Mijalchuk y Juan Manuel Darroux, quienes desaparecieron en diciembre de 1977, comenzó a escribir este jueves un nuevo capítulo en su historia. Un capítulo esperado y añorado durante mucho tiempo.

Él siempre supo que no era hijo de quienes lo criaron y su expediente de adopción consignaba que había sido encontrado por una mujer la noche del 27 de diciembre de 1977. Fue en la intersección de Ramallo y Grecia, a tres cuadras de la ESMA, cerca de donde esa misma madrugada Elena Mijalchuk fue vista con su bebé por última vez. En ese entonces, por disposición de la Justicia, el bebé fue entregado en guarda para adopción a un matrimonio, con quienes se crió en Capital Federal.

En 1999 se mudó junto a su pareja a la localidad cordobesa de Capilla del Monte, en búsqueda de respuestas y con muchas esperanzas de reconstruir el rompecabezas que significaba su historia.

Paralelamente, en Abuelas de Plaza de Mayo se habían recibido denuncias sobre un joven presuntamente hijo de desaparecidos, que fueron incorporadas al caso para su investigación. Fue en mayo de 1999, cuando Roberto Mijalchuk se decidió y denunció la desaparición de su hermana embarazada, su cuñado y su sobrino. Así se abrió un nuevo legajo de una mujer embarazada desaparecida en la Conadi y otros en la Conadep.

Roberto dejó como contacto un teléfono de línea que, en estos años, nunca dio de baja, esperando recibir alguna vez una noticia. Las familias Mijalchuk y Darroux fueron incorporando sus muestras al Banco Nacional de Datos Genéticos. Abuelas, por su parte, solicitó a la Justicia que se realizaran exhumaciones de familiares fallecidos para completar la información genética.

En 2006, Javier juntó fuerzas y decidió acercarse a Abuelas Córdoba. Tenía miedos y muchas dudas, pero decidió seguir el pálpito que lo llevó hasta allí.

“Se trata del típico caso donde había una búsqueda por parte de los familiares, que habían dejado sus datos en Conadep; y por otro lado, estaba la búsqueda de respuestas por parte del joven. Javier se acercó a Abuelas, y se le planteó analizarse. Quería conocer su historia y contó con el respaldo de su familia y de su pareja. En ese momento, no estaban disponibles los marcadores genéticos completos de la familia, por lo que no se pudo avanzar. Durante muchos años de buscó datos. Esto muchas veces se prolonga por la falta de información genética”, relató María Teresa Sánchez, abogada de Abuelas, en diálogo con La Nueva Mañana.

La última muestra que se sumó, la de su abuela paterna, Natividad Arelano Venturelli, junto a la ampliación de los marcadores analizados por el Banco, permitió la identificación de Matías.

En octubre de 2016, el Banco informó que el perfil del hombre coincidía con el de la familia Darroux Mijalchuk, pero las causas de desaparición de sus padres aún continuaban indeterminadas. Conadi derivó el caso a la Unidad Fiscal que profundizó la investigación y luego la presentó ante la Justicia federal, donde hasta hoy se siguen recabando datos y testimonios.

A partir de los datos genéticos aportados por él y por sus familiares, se pudieron unir estas dos historias. Cuando él se enteró de su identidad hubo una conmoción de saber. Aunque ya se pensaba hijo de desaparecido, el tener la certeza lo ubicó en otro lugar”, señaló la letrada.

El tío Roberto Mijalchuk recibió el llamado tan esperado a ese teléfono fijo que nunca había dado de baja. La Conadi le comunicó que había encontrado a su sobrino y que podían reunirse. Matías Javier Darroux Mijalchuk conoció su origen, su identidad y comenzó la reconstrucción de cada una de las piezas de su historia.

Noticia relacionada

Abuelas nieto 130 conferencia by Izquierda DiarioAbuelas presentó a Javier, el nieto N°130 que vive en Capilla del Monte

Te puede interesar