La Iglesia asegura que la identidad de género no es una cuestión de elección

Mediante un documento dirigido a los educadores de todo el mundo, el Vaticano sentó postura oficial sobre el tema. Proponen un diálogo "alejado del radicalismo ideológico"
papa francisco curas 1 foto Vaticano
El documento titulado "Varón y mujer los creó" fue producido para “guiar” el trabajo en las escuelas católicas, los maestros y los educadores. - Foto: Prensa Vaticano

Mediante un documento que se dio a conocer en la jornada del lunes, el Vaticano rechazó oficialmente que los individuos puedan tener la posibilidad de elegir su propia identidad de género, tal como lo establece, por ejemplo, la ley argentina.

Según la mirada de la Iglesia Católica, la noción que sustenta a la normativa de nuestro país, es producto de un "clima cultural” de época que “ha contribuido ciertamente a desestructurar la familia, con la tendencia a cancelar las diferencias entre el hombre y la mujer, consideradas como simples efectos de un condicionamiento histórico-cultural".

El texto titulado "Varón y mujer los creó", está firmado por director de la Congregación del Vaticano para la Educación Católica, el Cardenal Giuseppe Versaldi, y fue producido para “guiar” el trabajo en las escuelas católicas, los maestros y los educadores en general.

Más allá de las diferencias que siempre se conocieron a partir de las posturas públicas de los representantes de la institución católica cada vez que estos temas son puestos en discusión, la Iglesia asegura que existen "puntos de encuentro" con aquellos sectores que reivindican la denominada ideología de género.  Por ejemplo, aquel que impulsa a "respetar a cada persona en su particular y diferente condición, de modo que nadie, debido a sus condiciones personales (discapacidad, origen, religión, tendencias afectivas, etc.) pueda convertirse en objeto de acoso, violencia, insultos y discriminación injusta"

A modo de acercamiento, lanza algunos cuestionamientos internos y asegura que durante años en la Iglesia se ha olvidado el mensaje "con el que Jesús proclamó igual dignidad entre el hombre y la mujer" y eleva una propuesta para que, en las escuelas confesionales, se lleven adelante iniciativas que tiendan a "luchar contra cualquier expresión de injusta discriminación".

En esa misma línea de acercamiento, el documento reconoce que "la sociedad está en gran parte en deuda con las mujeres", a las que reconoce por su "compromiso en los más diversos sectores de la actividad educativa, fuera de la familia: guarderías, escuelas, universidades, instituciones asistenciales, parroquias, asociaciones y movimientos".


 

 

Te puede interesar