“La desigualdad corrompe las sociedades”

Sociedad 08/06/2019 Por
De paso por Córdoba, el doctor en Ciencias del Trabajo, Juan José Almagro, disertó en la Universidad Católica acerca de la “4ta. Revolución Industrial, innovación digital e inteligencia artificial”.
Almagro © gentileza
- Juan José Almagro, Presidente de la Fundación Nadal y doctor Honoris Causa por la UCC. Foto: Gentileza.

chapa_ed_impresa_01

En los tiempos que corren, el tema de la globalización en un mundo digital nos enfrenta a uno de los cambios más grandes de la historia, pues se vive un proceso lleno de interrogantes y de incertidumbres.

Acerca de este tema el abogado español Juan José Almagro refirió: “Estamos en un momento muy complicado. Ernesto Sábato decía ‘que la mejor manera de contribuir al cambio es no resignarse’; realmente no nos debemos ni resignar ni conformar con lo que nos está pasando. Transitamos este siglo XXI con historias diferentes a lo que ha sido hasta ahora y me parece que vivimos en el mundo de la irreverencia”.

Como catedrático opina que “desde la Universidad de Salamanca se dice que hoy los chicos quieren tener las cosas con un chasquido, estudio y maestría, entre otras. La gente lo quiere tener todo ya. Me parece que estamos confundiendo el progreso con cómo lo conseguimos. Cuando se va por caminos explorando precipicios uno termina despeñándose”.

“Creo que durante muchos años y aún hoy seguimos viviendo con ceguera periférica, pues la expresión es de un argentino que vive en Miami y que habla de ella como una forma de estar frente a un libro sin levantar la cabeza. Cuando miramos nuestro ombligo creyéndonos los reyes del mundo, al levantar un poquito la vista nos damos cuenta que a la utopía hay que perseguirla. Por otra parte, esta se encuentra en el horizonte, pues si yo avanzo dos pasos ella retrocede dos también. Entonces, ¿para qué sirve la utopía?”, se pregunta el especialista.

Para Almagro “este es un momento en el cual la única certeza es la incertidumbre, porque crea más desconfianza. Este es un mundo muy desconfiado, en parte los peligros de la revolución industrial vienen de esa postura”.

Además, apuntó a la crisis: “Creo que no va a acabar en mucho tiempo y no es malo tenerla, porque si estamos preparados nos fortalecen y saldremos de ella si nos enfrentamos con determinación, aunque algunas veces es difícil”.

“Métodos para salir de la crisis”

Estos son: “Hacerse rico, hacerse aún más rico o salir corriendo, esas son las tres posibilidades. La crisis ha puesto de relieve que los ricos se hacen mucho más ricos y los que no eran ricos siguen en ese mismo status y algunos, en muchos lugares del mundo, han bajado su nivel”, sostuvo el catedrático.

En comparación al PBI argentino que es de 440.000 millones de dólares, las cinco empresas informáticas más importantes cotizan en Bolsa muy por encima de esa cifra: Apple tiene una capitalización de 850.000 millones de dólares, le siguen la multinacional propietaria de Google, Microsoft, Amazon y Facebook.

Por lo tanto, “tenemos que el hombre más rico del mundo atesora 131.000 millones de dólares, un tercio del PBI argentino. Estos son los nuevos titanes en la economía global y a partir de allí comienza la inteligencia artificial”, aseguró.

En lo referente a la postura de la gente frente a la inteligencia artificial resulta que la mayoría piensa que no existe. “Y solo por dar un ejemplo, en Pekín han puesto unos baños públicos en la calle que a través del reconocimiento facial despachan papel higiénico. Y esto no es broma, expenden solo 40 centímetros por persona y si se necesita más, deben salir y entrar para que les den otra medida. Es decir la inteligencia artificial no resuelve todos los problemas”, añadió.

Al obtener datos acerca de lo que ocurre en el mundo en un minuto, se puede ver que el movimiento en Internet es asombroso: 188 millones de e-mails, 42,6 millones de mensajes (incluido WhatsApp); Facebooks: 1 millón, y YouTube: 4,5 millones de videos, entre otros. En consecuencia, “esto es alucinante, las redes han dado una forma distinta de contemplar lo que ocurre en cada uno”, expresó.

Preocupaciones

En todo el mundo la gente se preocupa por la pérdida de millones de puestos de trabajo por esto de la revolución industrial. Aunque dicen los técnicos que no debería crear malestar pues siempre se han perdido puestos de trabajo, desde la 1ra. Revolución Industrial, pero nacían inmediatamente otros que cubrían aquellos que quedaban en el camino y otra cosa es que “estemos preparados en este momento como para poder atender las necesidades de esos nuevos lugares con un mundo digital y diferente”, justificó.

Por primera vez en la historia la crisis ha traído como consecuencia que el empleo sea sumamente precario, “mientras tanto, hay dos cosas más que creo que nos deberían preocupar: una es la corrupción y la otra es la desigualdad, porque esta última corrompe las sociedades”, finalizó Almagro.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Estos son parte de la Agenda 2030 aprobada por la ONU como “una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino, sin dejar a nadie atrás”, fundamentan.

Entre los “17 objetivos para transformar nuestro mundo” figuran en los primeros lugares la erradicación de la pobreza; la lucha contra el hambre; buena salud; educación de calidad e igualdad de género. A partir del 8° puesto se encuentran el trabajo decente y crecimiento económico; flora y fauna acuáticas; flora y fauna terrestres; paz y justicia, y acción por el clima, entre otros.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar