Julián Maidana, los valores y el fútbol

Deportes 08/06/2019 Por
El ex defensor de Talleres, autor del histórico gol que selló la obtención de la Copa Conmebol, tiene su propia escuelita de fútbol, en Valle Escondido. Su historia, la enfermedad que superó y las enseñanzas de vestuario.
Julian Maidana 01
- "Salió tan de repente que no me di cuenta, llegó la oportunidad, acepté y ya llevamos tres años de esta aventura" cuenta Julián.

chapa_ed_impresa_01

Ahí lo tenés a Julián Maidana. A sus 47 años, lejos del mundo del fútbol profesional, solo acompañado por su trayectoria como jugador que le dio un sitial de privilegio como ídolo de Talleres y también en Newell´s, pero con otras prioridades.

Con una experiencia de vida que lejos de marcarlo fue tomado más como una transición para fortalecerse y mirar al futuro. Asiste poco y nada a la cancha, está al tanto pero sin ambiciones de sumarse a la vorágine diaria de esa picadora de carne llamado fútbol. De hecho, más de la mitad de los goles que hizo en su carrera no los recuerda.

“El otro día un hincha de Instituto me dijo que una vez le hice un gol a Belgrano. Yo te juro que alguna imagen tengo pero no estoy seguro. Yo viví intensamente el fútbol pero ahora estoy en otra etapa, no me gusta vivir del pasado”, comenta a La Nueva Mañana, mientras apura a dictar el entrenamiento.

Sí, leyó bien: el defensor  y capitán ex Talleres, autor del gol agónico de gloria en la final de la Copa Conmebol que coronó el primer título internacional reconocido por FIFA, cuenta con su escuelita de fútbol en Valle Escondido, que lleva su nombre.

Allí, martes y jueves de 18 a 19.30 busca aplicar sus conocimientos y experiencias en 55 niños que van desde los cuatro a los 14 años. “Salió tan de repente que no me di cuenta. Me lo ofrecieron desde la dirección del lugar donde vivo y ya llevamos tres años de esta aventura.

Me encanta inculcar valores a través del deporte. Y sobre todo, me gusta enseñar no solo lo que aprendí, sino lo que no me gustó del fútbol”, adelanta Maidana su prólogo para después opinar de diversas situaciones sobre su paso profesional, que duró hasta los 40 años.

- ¿A qué te referís, puntualmente?

- A las mentiras, los favoritismos de los entrenadores, las promesas incumplidas, las charlas motivaciones individuales para después hacer lo contrario. Todo eso pasa también en un vestuario. No es todo de colores y goles. Hay de todo, hechos que te marcan de por vida.

- ¿La escuelita fue como una terapia después de la situación de salud que le tocó sufrir?

- No, para nada, mucha gente me pregunta eso y no me creen. A ver: un día dije basta y cerré mi ciclo con el fútbol. Y por cinco años no quería saber nada, estaba como agotado de ese tema. Mi enfermedad llegó después, cuando me costaba tragar líquido. Ni gaseosa ni agua. Entonces no era por el gas. Me hice revisar y resulta que tenía ganglios en el estómago. Me hicieron quimioterapia preventiva. Estaban pactadas cuatro sesiones, me internaba un viernes y salía un lunes. Al final alcanzó con tres intervenciones. Me recuperé a pleno y lo de la Escuelita salió como una actividad recreativa. Agradezco a la gente que se preocupó, pero no era tan grave la cosa. Te juro que nunca tuve miedo de que pueda pasar algo. Estaba fuerte de la mente.

- Lo mantenías en reserva…

- Sí, por mi perfil, no me gusta hablar y dar explicaciones. Me llamó mucha gente, me sentí acompañado. ¿Sabés hasta quien me llamó? Andrés Fassi, el presidente de Talleres. Me dijo que tenía avión a disposición. Le estoy muy agradecido.

- ¿Te gustaría trabajar en Talleres?

- No, ya fue, no me preparé y no quisiera dirigir inferiores. Eso requiere tiempo, conocimientos, estar al tanto y marcar horarios. Yo estoy para otra cosa ahora.

- ¿Sos más ídolo en Newell’s o en Talleres?

- En los dos, no me hagas definir (risas). A ver, en Talleres la gente me recuerda por el gol de la Conmebol, incluso mis alumnitos que no me vieron jugar y se enteraron porque le contaron los padres o por las redes. En Newell’s el hecho de haberle ganado a Rosario Central con gol mío y después el campeonato, quedó grabado para siempre. Ojo que en Gremio también tengo una platea de por vida en homenaje al título estadual, pero la verdad, fui una sola vez.

- ¿Los mejores entrenadores en su carrera quiénes fueron?

- Gareca y el “Tolo” Gallego. El “Tigre” es un animal de la táctica, desde el lunes te venía hablando de cómo debíamos jugar el domingo. Gallego es manejo de grupo puro, en Newell´s  lo ganamos de pecho por la fuerza y la identificación de ese vestuario.

- ¿Y el peor?

- Voy a decir uno solo: Ángel David Comizzo. En Talleres me “limpió”, pidió que me rescindan cuando quedaban cinco fechas. Me quedé, a pesar de la bronca, después me citó en el partido clave para no descender y le hice el gol a Tiro Federal para no descender. Y le ganamos la Promoción a Racing de Nueva Italia. Nunca me fue de frente y nunca me explicó por qué tomó esas decisiones.

Maidana02
"Me encanta inculcar valores a través del deporte. Y sobre todo, me gusta enseñar no solo lo que aprendí, sino lo que no me gustó del fútbol”, asegura el excapitán albiazul.

La  nobleza y la “tarjeta verde”

Desde hace dos años Julián Maidana figura involucrado de lleno con la promoción de la “Tarjeta Verde”, iniciativa que junto  a un grupo nutrido de ex futbolistas y otros referentes del deporte buscan inculcar con valores al estilo fair play y a la caballerosidad dentro del campo de juego.

El encargado de liderar ese ciclo es Sergio Flores, responsable del Deporte Social y de la Secretaría de Equidad y Promoción de Empleo, y desde el lanzamiento que Maidana acompaña con la iniciativa. “Es una gran idea para inculcarle a los chicos desde temprano los conceptos de valores y lealtad. En mi escuelita lo aplicamos ya. Hemos ido a AFA,  la Liga Cordobesa, Agremiados y hasta el programa de Tinelli. Cuando Sergio (Flores) me contó de proyecto, no dudé en sumarme. Dentro de un fútbol de presiones permanentes y miserias, esta intención es sacar el dramatismo y premiar a la nobleza del deporte”, explica Maidana. 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"