Córdoba avanza en un frente opositor, alineado al armado nacional

Política / Economía 07/06/2019 Por
Este jueves en la sede del PJ Nacional, con la presencia de referentes del peronismo y el kirchnerismo se constituyó el frente que acompañará a la fórmula Fernández – Fernández.
Cantero - Gioja
Saludo de José Luis Gioja presidente del PJ Nacional con el dirigente cordobés Alberto Cantero. - (Foto: Sole Quiroga).

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

El jueves poco después del mediodía en la sede nacional del Partido Justicialista, ubicada en el barrio porteño de Balvanera, los referentes de Unidad Ciudadana, entre ellos los diputados nacionales Gabriela Estévez y Pablo Carro, más los representantes de cada uno de los partidos que integran el Frente Córdoba Ciudadana, junto a 40 dirigentes del peronismo de toda la provincia de Córdoba le pusieron la firma al acuerdo para integrar la boleta que tendrá en lo más alto a la fórmula conformada por Alberto Fernández y Cristina Fernández.

Cuando aún no queda clara la conformación del frente electoral a nivel nacional y aún se aguarda por la decisión de Sergio Massa los apoderados del Partido Justicialista decidieron comenzar a cerrar los acuerdos provinciales. En ese marco, con la venia del precandidato a Presidente, Alberto Fernández, y con la precisa instrucción de José Luis Gioja, presidente del PJ, Jorge Landau en su rol de apoderado se comunicó con dirigentes del PJ cordobés capaces de construir consenso y traspasar las fronteras del Schiarettismo. Los consultados para empezar el trabajo fueron: Alberto Cantero Gutiérrez, Eduardo Accastello y una decena de intendentes, entre ellos, Martín Gill de Villa María.

Los dirigentes fueron consultados sobre la mejor forma de avanzar en un acuerdo con el peronismo en Córdoba. La sugerencia fue llamar, además de los partidos integrantes de Unidad Córdoba Ciudadana, a por lo menos 40 dirigentes del interior de la provincia, desde Cruz del Eje hasta Alejandro Roca, para ampliar la alianza electoral.

El acuerdo impulsado desde la conducción del PJ, operado por Landau, y pensado por el peronismo local tomó forma el jueves al mediodía cuando en la sede del partido se constituyó el frente que participará en las elecciones nacionales y que, más allá de los aportes a la elección presidencial, dará la disputa por las nueve bancas que la provincia pone en juego en la Cámara de Diputados.

PJ Nacional01
Reunión de dirigentes cordobeses con miras al armado del Frente Patriotico Córdoba.

Fue el mismo Landau el encargado de recibir a los cordobeses quien aseguró al momento de abrir formalmente el encuentro que se desarrollaba entre efusivos saludos de los dirigentes, que “se hace acá para que sepan que tienen el apoyo del justicialismo” mientras continuaban llegando los referentes territoriales así como instituciones y organizaciones cordobesas para celebrar el acuerdo que permita acompañar a la fórmula Fernandez - Fernandez.

De esta manera se puso en marcha el frente patriótico que en Córdoba contará con trece sellos partidarios. La convocatoria es para reunir los fiscales y comenzar a caminar la provincia. La CGT y los sindicatos presentes se comprometieron a fiscalizar la elección, ante la presencia a esa hora de más de 150 personas.

Cabe aclarar que el PJ en 22 provincias adhieren a la fórmula F+F, excepto Córdoba y Salta, sin embargo en las entrañas del PJ cordobés aseguran que la conformación del frente no disgusta a Schiaretti. Incluso podría servirle de alivio para canalizar el pedido de una decena de intendentes de su partido que solicitaron explícitamente apoyar el armado opositor.

Por otra parte, y desde Buenos Aires, la línea que divide al delasotismo de las decisiones electorales de Schiaretti cada vez se ve más clara. El nombre de Natalia De la Sota, hija del exgobernador fallecido, suena con fuerza dentro del comando de campaña de Sergio Massa como posible compañera de fórmula en caso de que haya competencia en una PASO a nivel nacional bajo el paraguas del Partido Justicialista.

La construcción de un frente que exceda los límites de Unidad Ciudadana, más allá de ser una decisión política emanada de la conducción nacional, aparece como una necesidad en una provincia donde el kirchnerismo, escaso en intención de votos, no presentó candidato a gobernador en las últimas elecciones provinciales. Desde el PJ nacional aspiran a que la conformación de un frente opositor amplio sirva también para cicatrizar las heridas que llevaron a la atomización del espacio político que tiene como máximo referente a Cristina Fernández.

En ese marco la división entre el schiarettismo y el delasotismo se hace evidente. “Esa fractura crece y van a ser más de 10 los intendentes que van a jugar con la unidad del peronismo”, le confirmó a La Nueva Mañana uno de los hombres fuertes el PJ que sigue atentamente lo que sucede en córdoba. El poco más de un millón de votos que obtuvo Juan Schiaretti para su reelección está en disputa. El espacio donde aspiraba a depositarlos, Alternativa Federal, implosionó. Además, hace poco más de 15 días las seccionales de los grandes sindicatos radicadas en Córdoba ya le advirtieron al gobernador que van a trabajar para el triunfo de la fórmula Fernández – Fernández. Lo mismo harán algunos intendentes y el delasotismo.

  

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar