Trazos Nativos, una colección que recupera historia de nuestras sierras

Cultura 01/06/2019 Por
Una colección de ocho libros para colorear que revaloriza la iconografía de las comunidades originarias de las Sierras de Córdoba antes de la conquista española.
Trazos Nativos
- La edición constituye una colección de imágenes extraídas de objetos y pequeñas estatuillas además de pinturas y grabados sobre las paredes de cuevas y aleros, puestos a disposición de público mediante una transposición didáctica.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Estamos en el laboratorio de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC donde está teniendo lugar una editatón, editores se reúnen para editar y mejorar juntos un tema o un grupo específico de artículos de Wikipedia, que en esta ocasión tiene como objetivo trabajar artículos relacionados a las comunidades originarias del centro de Argentina.

Ese es el escenario en el que La Nueva Mañana conversa con Gabriela Giordanengo (magíster en Pedagogía) y Sebastián Pastor (doctor en Arqueología), dos de los autores -junto a la también doctora en Arqueología Andrea Recalde- que llevaron adelante el proyecto de ocho libros que componen la  colección “Trazos Nativos, diseños iconográficos de las sierras de Córdoba”, publicado por Ecoval Ediciones en marzo de este año.

En un descanso de la actividad wikipedista, ambos autores compartieron cómo fue el proceso de trabajo, sus motivaciones, los agradecimientos a una multiplicidad de instituciones y gente que los acompañó en el camino y los próximos proyectos que ya tienen entre manos.

¿Cómo fue la iniciativa para encarar Trazos Nativos?

- Gabriela: Surge a partir del trabajo que llevamos adelante en el Museo Numba Charava de Villa Carlos Paz en vínculo con otros museos arqueológicos de la actual provincia de Córdoba. A propósito de las investigaciones de Sebastián y Andrea, particularmente sobre arte rupestre y arte mueble en Cerro Colorado y en otras zonas de Córdoba, hay un caudal de información y un circuito de circulación de esa información en ámbitos académicos. Notamos la desconexión y la dificultad de que las personas que no pertenecemos a esos ámbitos, que no accedemos a revistas especializadas, pudiéramos tener esa información. Al entender esta distancia entre información -tal vez desactualizada de los libros escolares-, objetos a veces sin contexto en los museos, y una amplia información académica con bases de datos increíbles, fue que dijimos “acá hay algo que está haciendo falta”.

mapa1
En la contratapa de los libros se incluyen mapas con los sitios donde relevaron las iconografías.
Foto: gentileza

¿Cómo fue el proceso de producción de los materiales?

- Sebastián: Hay una etapa muy larga previa que hace referencia a una muy importante base de datos de producción iconográfica de Córdoba antes de los españoles. Esa información está distribuida en más de 200 sitios con arte rupestre, miles de imágenes pintadas y grabadas y también en miles de objetos depositados en museos. El registro y luego la sistematización de esos datos tiene más de 20 años de trabajo.

El inicio de Trazos Nativos es recién de finales de 2017 y la etapa de producción tuvo que ver con cómo transmitir y hacer accesibles a diferentes públicos un caudal tan vasto, tan diverso, tan complejo en términos informativos, de esos materiales.

Motivo00008 copy
La iconografía está presentada y diseñada para colorear.

- Gabriela: A esa tarea la llamamos transposición didáctica, en términos teóricos de la Pedagogía, y consiste en pasar de conocimiento científico a un conocimiento a ser enseñado, respetando las lógicas del campo disciplinar.

Los repertorios de imágenes son muy grandes. Buscamos criterios de selección, por ejemplo, motivos de arte rupestre: representaciones de figuras humanas, de animales, y de figuras geométricas. Cuando trabajamos sobre objetos móviles, o sea que no están adheridos al paisaje, de la gran diversidad de materiales que hay tuvimos que elegir. Donde hay más iconografía plasmadas son en las figurinas, que son las muñequitas de arcilla, y dio lugar a que hiciéramos otros cuatro libros: sobre las imágenes de las vinchas y en las pinturas y tatuajes faciales; camisetas o collares, y cinturones y falderines. Elegimos también objetos de cerámica, torteros, que son el contrapeso del huso, que cuentan que existía la tecnología del hilado y estaría relacionado con las figurinas en términos de la vestimenta antigua.

estatuilla
Se incluyen referencias y fotografías de los objetos y manifestaciones culturales de los pueblos originarios.



¿Por qué diseñar un material que sea para colorear?

- Gabriela: Lo pensamos desde los museos y la necesidad de hacer actividades que permitan que sus muestras tengan algún soporte o apoyatura. Trabajamos con el Museo Comechingón de Mina Clavero, con el museo de Río Segundo, de Almafuerte, Alta Gracia, Jesús María, Las Peñas, Cosquín y Cerro Colorado.

También porque, así cómo pintamos mandalas y estamos muy lejanos de los contextos culturales en los que esos objetos y esas imágenes se diseñaron, era bueno pintar algo que tenga que ver con una raíz más profunda de este territorio.

Motivo00007 copy

¿Están trabajando en próximos proyectos?

- Gabriela: A partir de esta colección estamos trabajando ahora en una compilación Trazos Nativos para docentes, un material que incluye líneas conceptuales y también recomendaciones de lectura. A la vez, con estos autores y con otras personas, tenemos un trabajo de investigación que va a dar como resultado la creación de un parque de interpretación arqueológico, que es como un museo pero también incluye los espacios al aire libre y no sólo de cuestiones históricas sino también etnográficas: el Parque Arqueológico Olongasta, que queda en los llanos de La Rioja en un poblado que se llama Tama. Es a propósito de ese centro que estamos también pensando en los Trazos Nativos de los Llanos Riojanos.

Rostros
La colección se compone de 8 libros organizados por categorías.

El Área de Tecnología Educativa de la Facultad de Filosofía, que acompaña al proyecto, trabaja en la línea de software y cultura libre, y el acceso abierto al conocimiento como derecho humano. Esta toma de posicionamiento ideológica que los autores comparten promueve que los ocho libros estén publicados con licencias Creative Commons, que permiten la copia y la distribución digital de manera gratuita, (pueden descargarse desde el repositorio de materiales educativos libres Ansenuza, en este enlace).

“El objetivo es lograr la máxima difusión”, explica Sebastián, “se trata de investigaciones sobre bienes públicos que no pertenecen a ningún particular ni están en la esfera privada sino en el patrimonio colectivo de todos los habitantes y visitantes del territorio. Por otro lado son productos de investigación y de propuestas museológicas también realizadas y financiadas desde el ámbito público. Entonces es un trabajo público sobre bienes públicos, un poco desde este lugar, sumado al objetivo de difusión, fue nuestra decisión de usar estas licencias para que no se particularice o privatice el canal de circulación”.

Enlaces:

Trazos Nativos en pdf para descarga gratuita.

Blog del proyecto

Contacto: [email protected]

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar