Agarrate Catalina en Córdoba: Cachetazo al espejo

Cultura 31/05/2019 Por
La murga uruguaya está de gira con Defensores de las causas perdidas, un espectáculo con el que regresó a los tablados, despertó polémica e incomoda a más de uno.
Agarrate Catalina00001

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Convertida en una cuadrilla que sale al escenario a pelear cosas indefendibles Agarrate Catalina obliga al espectador a pensar(se). Yamandú Cardozo, uno de los fundadores y letrista de La Catalina, habló con La Nueva Mañana y definió Defensores de las causas perdidas como la excusa para hablar de una cantidad de cosas que necesitan y tienen ganas de hablar y cantar, una historieta que hace de contenedor de lo que los atraviesa en la vida. “En Defensores nos imaginamos una asociación de hombres y mujeres que deciden poner en sus espaldas los pleitos que ya nadie más defiende”, sintetiza Cardozo. Y a partir de ahí pasean por el espectro de sensaciones que brinda la murga desde el humor o la reflexión.

Defensores también es el espectáculo con el que la Catalina volvió al universo del carnaval después de siete temporadas de ausencia, el que les permitió reencontrarse con lo que “extrañábamos de una manera salvaje, que es el público que no va al teatro y es el que le da sentido al tablado, el escenario puesto en el corazón de un barrio armado por la comisión de un club de bochas. Si no estás en carnaval te lo perdés” dice Yamandú mientras le brillan los ojos, y agrega también que es una fiesta enorme con un concurso en el medio, con todas las reglas e ingredientes de competencia como las hinchadas y sus rivalidades.

Es un juego que la Catalina lo juega muy bien pero nunca fue el motor de su arte ni condiciona el armado del espectáculo, sino que “llevamos el espectáculo que queremos y estamos desesperados por hacer y compartir en los barrios”. Y del carnaval también salen críticas, discusiones y debates que quedan instalados y justamente esa es la intención de Cardozo: el arte que hace discutir y polemizar. “Una de las causas perdidas que salimos a defender, un bloque de este espectáculo, es la lucha de clases y nos preparamos para graficarla sin rigor sociológico, partimos de esa consigna para desembocar en la brecha”. La Catalina se pone una caricatura desde su perspectiva que suponen y confían que la gente conoce, sabe lo que hacen y quiénes son los caricaturistas.

¿Y quiénes son los caricaturistas? “Si me salgo de mi rol de guionista y veo la caricatura de Defensores desde afuera es muy probable que me resulte incómoda, inoportuna y hasta probablemente me enoje con el libretista por hacerla en un año electoral con pronóstico reservado” asume Yamandú cotejando que esa linealidad que puede parecer un panfleto que calme los ánimos es lo que no tenían ganas de hacer.

“Nuestra agenda de necesidades y ganas de decir lo que tenemos para decir, a veces coincide con la necesidad de alguna gente y otras no. Lo que buscamos es justamente tirar contra el pensamiento binario, ir en contra de la lógica del fundamentalismo de “todo lo que hagas está bien porque sos de los míos”. La Catalina no está al medio haciendo apología del pensamiento único, sino todo lo contrario: “cacheteamos al espejo para plantearse si realmente vale la pena el enfrentamiento entre nosotros, en nuestro entorno cotidiano”.

La grieta es la instalación real de un concepto de ficción, está fogoneada y existe porque es funcional. La negamos pero mientras tanto nos seguimos peleando, y en este contexto regional es que Defensores sale de los tablados para recorrer escenarios fuera del país charrúa dejando en evidencia que la brecha realmente existe: todos entienden, se divierten, se permiten mirarse al espejo y criticarse duramente, cosa que es difícil.

Agarrate Catalina00002
“Más de uno cree que al ser un año electoral tendríamos que alinearnos, y si hay algo que justamente no queremos hacer es alinearnos a algo sin leer la letra chica. Va más allá del proselitismo político partidario. La postura más tibia en cuanto a no arriesgar era hacer el panfleto que la gente quería escuchar, con un discurso calienta tribuna que sabemos que funciona. Queríamos animarnos a mirarnos al espejo y cachetearnos recordando que acá están pasando cosas” agrega Yamandú exponiendo escenarios políticos y sociales como ejemplos, mientras invita a sacarnos el balde de la cabeza si queremos un mundo más justo, quizás nos sorprendemos descubriendo que también podemos ser parte de todos los males. Desde ese lugar el espectáculo incentiva a las discusiones políticas, a dar batalla cultural y a abrir las cabezas para confrontar pero sin odio.

La Catalina elige no darle la espalda a la política sino que la utiliza como insumo para mostrar artísticamente otra mirada, la de la gente común en la murga, dónde hay gente que analiza desde ahí y plantea ciertos temas con una vuelta de tuerca. Ese canal es la única oportunidad que tienen de ser emisores en este asunto. “Somos artistas porque una de las cosas más seductoras que tiene ser artista es la libertad. Como artista tengo que poder ser crítico, poder hacer arte que denuncia y que diga mucho más allá de la obediencia partidaria y si suscribo algo es porque ya leí la letra chica. Nuestras reflexiones son preguntas más que nada y son análisis que quieren ser puente y a nuestro alcance, no somos filósofos ni sociólogos: somos murguistas...

¿Murguistas o murgueros? Las dos cosas, depende como venga la rima! Murguista está bueno porque puede ser chiquilina o chiquilín. Murguero también es lindo y rima con febrero. En algún momento alguien decía que murguista tenía que ver con artistas y murguero con obrero. De alguna manera somos las dos cosas a la vez, murguistas y murgueros: obreros artistas o artistas obreros”.

Defensores de las causas perdidas
Agarrate Catalina
Viernes 31 de mayo, 21.30h | Plaza de la Música, Córdoba
Sábado 1 de junio, 21h | Teatro Municipal Río Cuarto
Domingo 2 de junio, 21h | Teatro Verdi, Villa María

  

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar