El gremialismo cordobés y su realidad a cincuenta años del Cordobazo

El paro nacional convocado por las centrales sindicales de todo el país coincidirá con el aniversario de la manifestación obrera más relevante de la historia provincial.
Ver galería Ed 103 - Ilustra Pito Campos
1 / 7 - Ilustración: Daniel "Pito" Campos

chapa_ed_impresa_01

En medio de la movilización nacional con la que se concretará el quinto paro nacional de actividades desde que comenzó la gestión de Mauricio Macri, el cincuentenario del Cordobazo volverá a poner a Córdoba en el centro de la escena. La elección de la fecha para llevar a cabo la tan dilatada medida de fuerza por parte de la CGT resulta un reconocimiento a la gesta histórica de los trabajadores cordobeses que se levantaron contra las medidas del gobierno de facto de Juan Carlos Onganía pero también da cuenta de la inexorable relación respecto a los avances contra el pueblo trabajador que se articulaban por aquellos años y, para muchos, se replica en este presente.

Según señala Ilda Bustos, Secretaria Adjunta de la CGT - Regional Córdoba, “casi todas las organizaciones que representan a los trabajadores cordobeses se van a manifestar expresando el rechazo unánime y absoluto a las medidas que ha tomado el Gobierno nacional y que, lejos de corregir, profundiza generando cada vez más cierres de fábricas con el consecuente crecimiento de la desocupación”. “La destrucción del aparato productivo que tiene una fuerte expresión en el cordón industrial cordobés, es el resultado de todas estas políticas implementadas por el Gobierno nacional y no existe ningún mecanismo que se haya anunciado que pueda revertirlo” señaló la también Secretaria General de la Unión Obrera Gráfica Cordobesa.

Días atrás, su compañero de bancada en la legislatura y Secretario General de la central en Córdoba, José Pihen, había celebrado que desde Buenos Aires, “tal vez un poco refractario a la fecha de El Cordobazo, se tome el 29 de mayo como una referencia”. En ese sentido, Bustos advierte que movilizar el día en que se cumplen 50 años del Cordobazo resulta la mejor manera de encontrar una interpelación concreta que rápidamente generará una identificación con el sector trabajador y el pueblo de Córdoba en general. “El paro será un gran reconocimiento a quienes protagonizaron esa gesta histórica que nos caracteriza como cordobeses”, aseguró.

Si bien el paro fue lanzado desde la conducción nacional de la CGT, todos los sectores del sindicalismo se fueron sumando empujados por la acuciante situación económica que se expresa día a día en el trajinar de la realidad nacional.

El paro del 29 de mayo encontrará a Córdoba con la actividad totalmente paralizada ya que pararán los gremios enrolados en todas las centrales con expresión en el centro del país

Desde la CGT Nacional y Popular Rodríguez Peña, uno de sus referentes, Gabriel Suárez dijo a La Nueva Mañana que “los reclamos tienen la significación específica de la unidad del reclamo” que se venía generando desde tiempo atrás, con el avance que representa “la unidad concreta en la acción”. “Todo es producto de la falta de respuestas que se viene observando desde hace tiempo y que se expresa en el despegue inflacionario que se ha llevado por delante a los salarios, pero también con acciones específicas que lleva adelante este gobierno a partir de medidas como las que atentan contra los derechos de los jubilados o pretenden avanzar contra derechos consagrados” afirma el Secretario General de Luz y Fuerza.

Respecto a los reclamos puntuales del gremio que conduce, Suárez hace una referencia directa a los proyectos de reforma laboral con los que el gobierno nacional parece estar dispuesto a insistir, incluso, durante el año electoral. “Gracias al aire democrático que se vive por estas horas en el país, los sectores políticos se quejan hoy de lo que fue la reforma previsional, lo que representa el presupuesto impulsado bajo la mirada del Fondo Monetario Internacional y de los intentos de avanzar con la reforma laboral. Pero lo cierto es que esos proyectos estuvieron apoyados por muchísimos sectores cuando fueron tratados. Nosotros directamente decimos que no debe haber ninguna reforma que avance sobre derechos ya consagrados” afirma y apunta contra el gobierno provincial en el marco de los intentos por modificar los convenios colectivos de la EPEC “usando la estrategia de fragmentar la organización sindical”.

Ed 103 - Ilustra Pito Campos_02
La elección de la fecha para llevar a cabo la tan dilatada medida de fuerza por parte de la CGT resulta un reconocimiento a la gesta histórica de los trabajadores cordobeses. (Ilustración: Daniel "Pito" Campos)

En el marco de las negociaciones con la empresa estatal, vale aclarar que los representantes provinciales fraccionaron la unidad de los gremios durante las últimas semanas y empezaron a negociar por separado con la representación Córdoba, la villamariense, la riocuartense y el personal superior de la empresa. “Esto tiene mucho que ver con la estrategia que se da desde los sectores nacionales porque los lineamientos dictaminados por el FMI, son los que terminan usándose para justificar la privatización de la EPEC” afirma Suárez.

Para la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), la medida de fuerza llegará en un contexto de relativo alivio. Después de movilizar y reclamar semanalmente durante los últimos meses, la situación se modificó hacia mediados de semana cuando el sector levantó el paro que estaba previsto para el jueves tras alcanzar a un acuerdo paritario que contempla un aumento del 36% y que, si bien “siempre está yendo atrasado respecto a la inflación”, responde a los reclamos de los trabajadores nucleados en el gremio metalúrgico. “La realidad de los trabajadores en Córdoba no goza de buenas condiciones debido a la gran crisis de la industria metalmecánica que se expresa en trabajadores suspendidos y despedidos o con los acuerdos de partes que, de todas maneras, terminan con los trabajadores en la calle” afirma al ser consultado, Rubén Urbano, el titular de la UOM en Córdoba. “Nos estamos quedando sin industrias y eso es producto de las decisiones que habilitan la apertura indiscriminada de importaciones y otro tipo de medidas van a seguir impidiendo la recuperación”, afirmó.

Otro de los sectores que años atrás expresaba números positivos y que se ha caído a partir de los recortes que se ponen de manifiesto nacionalmente es el de la construcción. Con los avances y la finalización de algunas obras insignias para la administración provincial, como lo son la circunvalación y los gasoductos, desde la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) advierten que la perspectiva cordobesa es “preocupante”. “A medida que se van terminando las grandes obras, hay una mano de obra que pierde su fuente laboral y no sabe a ciencia cierta en qué momento irá a recuperarla” afirma el Secretario General de la regional Córdoba, Néstor Chavarría, quien además agrega que “es necesario tener en cuenta el dato que expresa la falta de perspectivas porque estamos hablando de un sector que en su gran mayoría incorpora a trabajadores que provienen desde los sectores más humildes de la sociedad”, afirma.

Para Chavarría, es una buena noticia que Juan Schiaretti haya revalidado su título como Gobernador de Córdoba, “principalmente porque en su plan de obras quedan muchas por terminarse y sabemos que eso ayudará a que el sector dinamice su actividad” señala el dirigente gremial que asegura a La Nueva Mañana que, en lo que va del 2019, ya se han perdido unos 700 puestos de trabajo en el sector y que una buena parte de las proyecciones negativas se relacionan con la caída del sector privado para cuyos integrantes resulta cada vez es más difícil poder acceder a un crédito (principalmente por las altas tasas de interés) para construir o ampliar su propia casa.

En ese sentido, desde todos los sectores señalan que uno de los grandes beneficiados por el plan llevado a cabo por la gestión Macri se encuentran inmersos en la actividad financiera. Raúl Ferro, titular de La Bancaria, señala que esa no es una realidad uniforme ya que “los que se llevan toda la plata son los 10 o 12 bancos amigos de Macri pero no todo el sector se ha llenado los bolsillos en el último tiempo”. No obstante, a ese crecimiento existe y el referente cordobés aclara que los trabajadores bancarios apenas pudieron conseguir algunos logros a partir de la movilización a lo largo de las 54 seccionales de todo el país. “Los banqueros representantes de los bancos internacionales amigos del gobierno siempre hacen el juego en el que acusan crisis a la hora de discutir paritarias pero agarran la plata y se la llevan afuera. En el medio de eso quedamos los trabajadores y los bancos nacionales que todavía resisten”, asegura.
Crítico con las construcciones del sindicalismo a nivel nacional, Ferro valora el gesto de avanzar en la unidad de los gremios, entiende que el paro “responde más a una reacción estomacal por parte de la CGT que realmente una decisión que respete y tome conciencia de lo que debería haber hecho la central oficial desde hace, ya, tiempo atrás”.

El paro del 29 de mayo encontrará a Córdoba con la actividad totalmente paralizada ya que pararán los gremios enrolados en todas las centrales con expresión en el centro del país: CGT Regional, CGT Rodríguez Peña, CTA de los Trabajadores y CTA Autónoma. También paralizaran su actividad los gremios que adhieren al Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) que lidera Pablo Moyano y algunas organizaciones políticas y estudiantiles.

  

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar