Cabildo Abierto de Conicet contra el ajuste: "Sin ciencia no hay futuro"

País 23/05/2019 Por
Científicos cuestionaron el anuncio del Gobierno sobre la habilitación de más presupuesto: "Aprovecharon una coyuntura mediática para hacer un circo más".
Conicet Cabildo abierto 3 by Miriam Campos
Con un documento al que adhirieron todos los estamentos de Conicet cuestionaron al Gobierno haber "negado la existencia de la crisis". - Foto: LNM

Con un cabildo abierto, este miércoles, científicos del Conicet se expresaron en contra del ajuste presupuestario que sufre el sector: "Sin ciencia no hay futuro", fue el mensaje para las autoridades en el inicio de la Semana de Mayo y tras conocerse la noticia de que el Gobierno aprobó 1.000 millones de pesos para el sector pero que no resuelve la crisis.

Este anuncio que incluyó otras medidas -tildado de "insuficiente" por la comunidad científica en Córdoba-,  fue hecho a pocas horas de iniciarse la jornada de protesta a lo largo del país. 

"A 209 años de las gloriosas jornadas de 1810, sesiona el Cabildo Abierto en Defensa de la Ciencia y la Tecnología Argentina. Desde sus laboratorios, sus institutos y sus aulas, desde las plazas y las calles de nuestro país, las científicas y los científicos hacen oír su voz", expresaron los investigadores en la lectura del documento  y  reclamaron por "cambios inmediatos en las políticas destructivas que se implementan desde el Gobierno". 

Conicet Cabildo abierto 2 by Miriam Campos
Sin dejar de lado la coyuntura política previo a los comicios de octubre, solicitaron que todas las fuerzas políticas que presenten candidaturas en las próximas elecciones nacionales "se comprometan a adoptar medidas de emergencia para salvar la ciencia argentina".

Pidieron por la restauración del presupuesto en el sector y reclamaron además, por una ley de financiamiento que garantice la soberanía de la producción del conocimiento en el país, independientemente de la transición de los gobiernos. Con la crisis que viene atravesando el ámbito científico, indicaron que las autoridades no ofrecieron soluciones sino que "negaron la existencia de la crisis, realizando afirmaciones engañosas en los medios de comunicación".

Los reclamos de Conicet datan desde 2015, tras manifestarse los primeros síntomas del recorte, como la limitación del cupo del ingreso a carrera de investigador, el escalón próximo al que aspiran los científicos cuando deciden dedicarse a hacer ciencia luego de más de 12 años de formación. Sin embargo, fue la difusión mediática del caso de la investigadora Marina Simian, la que detonó la reacción del Gobierno y logró que el propio Presidente no pudiera sostener la indiferencia a los reclamos.

Conicet Cabildo abierto 4 by Miriam Campos
"Me gusta pensar que lo que ocurrió con Marina fue la válvula de escape de una situación que venía  aumentando presión. La Asamblea con los reclamos generó un background donde el problema ya estaba inserto en la sociedad y donde Simian, con su situación particular, lo que hizo fue hacerlo totalmente visible y que explotara", indicó el investigador Edgardo Baldo al ser consultado por este medio. "Es una suma de acciones y si no era Marina iba a ser otra cosa y el problema iba a tomar el estado público que tomó y las autoridades iban a tener que responder", explicó.   

"Las autoridades estaban al tanto de lo que pasaba con la ciencia e hicieron oídos sordos con los reclamos de todos los estamentos que venimos haciendo hace tiempo", aclaró Alfredo Cáceres, investigador superior del Conicet y uno de los coordinadores del plenario de directores y directoras que se realizó en abril pasado en Córdoba.

"Aprovecharon una coyuntura mediática para hacer un circo más, del circo mediático que vienen haciendo. Es lamentable que hayan respondido a la situación así tras lo que pasó con Marina", puntualizó Cáceres. 

Los "incrementos" que no son tal

Respecto a los anuncios hechos este martes, donde el Gobierno planteó un "incremento de presupuesto" en 1.000 millones de pesos y 300 millones para la compra de equipamientos. Más la convocatoria en junio para 450 vacantes, entre otros, el investigador Rodrigo Quiroga pidió "poner en contexto" lo que significan las medidas.

"No es un aumento de los fondos a Conicet sino una reducción del ajuste que nos hicieron el año pasado del 22% al 17%", indicó Quiroga y agregó que "el presupuesto de Conicet de 2015 y pasado a precio constante a 2019, da una diferencia de 5.000 millones de pesos". Es decir, los 1.000 millones anunciados que se agregan al presupuesto de 2019 del organismo, es un monto cuatro veces inferior al recorte que se hizo desde 2015. 

"Para recuperar el presupuesto de Conicet de 2015 nos faltan 4.000 millones más", puntualizó el científico y agregó que respecto a los 300 millones anunciados para destinar para equipamiento “es muy poco”.

La Agencia Nacional de Promoción de la Ciencia y Tecnología, es la encargada de otorgar el presupuesto para subsidios, es decir, para trabajar y comprar insumos y "el presupuesto de esta agencia disminuyó más del 50% desde 2015 hasta ahora", aclaró Quiroga. Por lo que la Agencia está funcionando con menos de la mitad del presupuesto que tenía hace cuatro años en dólares. Un dato no menor, ya que todos los insumos que se compran, como los reactivos por ejemplo, están en dólares.

450 vacantes anunciadas con retraso

Otra de las medidas que el Gobierno anunció fue la convocatoria que se abrirá el 3 de junio del "concurso a la Carrera del Investigador Científico 2019 para cubrir 450 cargos nuevos", pero los científicos indicaron que no se trata de una "novedad", sino que que "viene sumamente demorado". Normalmente se hacía en diciembre después en marzo, "y ahora se hace en junio", explicó Quiroga. También precisó que "es el llamado estándar que se hace todos los años, y ahora incluso lo están haciendo con seis meses de retraso"

El número de 450 vacantes en comparación de los 900 que se realizó hasta 2015, es considerablemente menor, y a lo largo de los últimos cuatro años incluso las convocatorias se fueron desfasando, con lo cual, en  la sumatoria de estos años, incluso se perdió uno de los llamados. 

"Decidimos abrazar la carrera científica y decidimos apostar a largo plazo", relató Lucía Céspedes, becaria doctoral y destacó que en medio de toda la crisis que atraviesa el sector, a los científicos jóvenes no se los considera trabajadores: "No estamos en relación de dependencia, cobramos una beca y no tenemos aportes, antigüedad, aguinaldo. Debemos afrontar gastos siendo algunos cabeza de familia", dijo.

"Los becarios no somos eternos estudiantes, somos trabajadores de la ciencia, tenemos todas las obligaciones pero no todos los derechos que un trabajador" expresó Céspedes e indicó: "hoy en día en nuestro país no tenemos mucha expectativa más allá de las cinco años de la beca".

Notas relacionadas: 

Feria de ciencia 2Semana de Mayo: Conicet convoca a un Cabildo Abierto contra el ajuste
Conicet - Ilust@Pito CamposjpgAsfixia al Conicet: en Córdoba, el 86% de los científicos fue descartado



Te puede interesar