EL FMI le pone buena nota a sus programas pero reconoce fallos

Economía 20/05/2019
La mayor parte de los programas aplicados durante los últimos 6 años cumplieron sus objetivos. Piden prudencia en la elaboración de previsiones.
fmi
La entidad señala que hay varios factores que pueden entorpecer parte de sus objetivos, entre ellos "unas previsiones económicas demasiado optimistas" - Foto: Archivo

Tres cuartas partes de los programas de ayuda económica del Fondo Monetario Internacional (FMI), realizados entre septiembre de 2011 y finales de 2017, cumplieron parcial o totalmente sus objetivos, pero la institución reconoce fallos, entre ellos previsiones de crecimiento demasiado optimistas, según conclusiones publicadas este lunes.

Durante ese periodo, el FMI respaldó 133 programas de ayuda económica a sus países miembros. "El examen mostró que tres cuartas partes de los programas del FMI habían logrado o parcialmente logrado a alcanzar sus objetivos, como resolver problemas de balanzas de pago y estimular el crecimiento económico", indican dirigentes del FMI.

Martin Mühleisen, director del departamento que examina los programas, su adjunta, Petya Koeva Brooks, y el economista Chad Steinberg recordaron que se trata del primer balance de los programas del Fondo desde la crisis financiera mundial, un "periodo durante el cual el crecimiento económico ha sido de una lentitud inesperada".

El examen señala que los países acuden a menudo al FMI cuando ya afrontan amenazas graves para la estabilidad de su economía. Los planes de ayuda de la institución sirven por tanto con frecuencia de "amortiguadores" y permiten a los Estados cumplir con sus necesidades financieras inmediatas y atenuar mucho el impacto de las crisis.

El Fondo destaca otro elemento positivo: sus programas sirvieron para que los países obtuvieran otras financiaciones procedentes de acreedores oficiales y donantes. "Eso permitió proteger las economías de los países ante perturbaciones aún más graves", consideran los redactores del informe.

El documento, presentado el 3 de mayo al comité de dirección, indica que, en general, los gastos sociales han podido controlarse, teniendo en cuenta que más de un tercio de los programas, especialmente en los países de bajos ingresos, buscaba una expansión presupuestaria para impulsar el crecimiento y reducir la pobreza.

El examen de esos programas reveló, sin embargo, varios factores que pueden entorpecer parte de sus objetivos, entre ellos "unas previsiones económicas demasiado optimistas".

Los autores del informe recomiendan por tanto ser más prudentes para elaborar esas previsiones y hacer unos análisis más minuciosos del impacto que las políticas del programa pueden tener sobre el crecimiento económico.

Fuente: Noticias Argentinas

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"