Nacen una película y un disco con el aporte de la gente

Cultura 19/05/2019 Por
Ana Robles y Darío Almagro, una compositora y un camarógrafo, editan su material artístico con un método que está siendo tendencia: el financiamiento colectivo.
primera luz © darío almagro
- "El financiamiento colectivo fundamentalmente posibilita la realización de una obra artística autogestionada, permite al artista mantener su independencia con todo lo que eso implica" explican Ana y Darío. Foto: Darío Almagro.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

En Oriente, el concepto de la palabra crisis remite a la oportunidad. Cuando todo está destruido existe ahí mismo todo el potencial. Echar mano al rebusque le da el paso a la creatividad para seguir produciendo y editando arte. Ana Robles y Darío Almagro, una compositora y un camarógrafo, editan su material artístico con un método que está siendo tendencia: el financiamiento colectivo, una especie de mecenazgo con el aporte de la gente a cambio de recompensas varias. ¿Cómo funciona? Lxs artistas fijan el monto que necesitan recaudar, arman una campaña que comunica las formas de aporte y las recompensas y comienza la carrera.

Ambos artistas coinciden en que uno de los factores por el cual eligen esta modalidad es por el momento económico que nos atraviesa, más lo complicado que es conseguir los fondos de entes nacionales, por ejemplo, para la edición de un disco o de una película. Desde La Nueva Mañana hablamos con Ana y Darío con el fin de conocer algunos detalles no sólo de los financiamientos, sino también de cada uno de los proyectos.

Darío Almagro pasa todos los días de su vida con una cámara en la mano. Cuando se enteró que iba a ser padre empezó a registrar el cotidiano y el crecimiento diario de su hija en el vientre de su compañera, sin saber que tiempo después ese material se convertiría en “Primera luz”, un largometraje totalmente independiente que se estrena en los próximos meses.

“Abordé el material en un workshop que duró dos meses, empecé a editar y fue tomando forma de película trabajando en equipo con la que hoy es la productora. Con esas imágenes sueltas, escribimos un proyecto, aplicamos en el Fondo Nacional de las Artes y ganamos la beca en creación en el 2016; ese fue el puntapié inicial pero los recursos llegaron a cubrir edición y montaje. El financiamiento nos permite la postproducción de sonido y color para llegar al pre estreno en el Festival de Cine de Santiago del Estero en junio”. 

Primera luz 2 © darío almagro
"Primera luz" nace del registro cotidiano hecho por Darío del crecimiento de su hija en el vientre de su compañera. Foto: Darío Almagro.

“Los financiamientos colectivos son geniales”

Ana Robles es compositora, cantante y docente de música con la especialidad en piano y percusión, fue fundadora y coordinadora de un centro cultural con escuela de música incluida en La Rioja. Desde un tiempo a esta parte sus canciones vienen ganando un lugar en el cancionero de este tiempo; sus canciones permiten viajar a los paisajes que Ana describe con tanta hermosura, tanto en letra como en la música.

Instalada en Alta Gracia desde hace unos meses, está a punto de editar “Sabe el viento”, su tercer disco de obras propias y con un seleccionado de músicos de alto vuelo, financiado de manera colectiva.

“Los tiempos que se necesitan para cubrir las áreas son largos y no generan dinero, sino que lo demandan, y algunos costos son a precio dólar, altísimos. Existen algunas instituciones que apoyan estas actividades pero demoran mucho tiempo. Una beca que ganaste hace 6 meses, por ejemplo, te otorgan el dinero hoy y podés destinar ese dinero a la mitad de lo que habías pensado. Los financiamientos colectivos son geniales: son rápidos, intensos y permiten, por ejemplo, anticipar la novedad haciendo prensa en la campaña”.

Según cuentan los beneficios son varios, remarcando que los artistas independientes no cuentan con un aparato económico para la difusión y posicionamiento a la altura de la industria del cine, los grandes sellos o las editoriales, el financiamiento colectivo fundamentalmente posibilita la realización de una obra artística autogestionada, permite al artista mantener su independencia con todo lo que eso implica, y la visibilización del proyecto se multiplica. “Mucha gente que no te conoce te visualiza y participa de una manera activa y ya entra en nuestro ambiente. Poder ver el aporte y el apoyo de la gente es algo hermoso”, alega Ana.

Ana Robles © Koki Schoeder
Ana Robles es compositora, cantante y docente de música con la especialidad en piano y percusión. Consiguió editar su disco "Sabe el viento" mediante financiamiento colectivo. Foto: Koki Schoeder

Otro de los beneficios de la modalidad y que remarcan es el vínculo que se genera con quiénes colaboran. La campaña para juntar los fondos abarca desde subir los proyectos a plataformas, brindar esa información a los medios y el envío de mensajes personalizados por parte del artista a través de redes sociales o WhatsApp hasta recompensar a lxs aportantes. Ahí se completa el círculo: “ya se sabe que hay una película independiente que se estrena y que mucha otra gente es parte del proyecto, no sólo los que trabajamos activamente.

"Hay muchísimos aportantes y tuvimos sorpresas de gente que colaboró que está fuera de la provincia y del país. Estamos muy felices de cómo viene el financiamiento.” dice Darío mientras que Ana, coincidiendo con este concepto agrega que el antes, el durante y el después con lxs asistentes a los conciertos o talleres que ella brinda (es una de las recompensas), charlar sobre los procesos del hacer música crea un vínculo que es muy fuerte y que continúa más allá del taller y de los conciertos, y eso es sumamente gratificante más allá de llegar a recaudar los fondos que precisan.

Primera luz prepara su viaje a Santiago del Estero en junio, para presentarse como largometraje de clausura del festival de cine y la idea es estrenarla en septiembre en La Piojera, seguir en Sierras Chicas, mientras están en gestión para salir de la provincia y enviar la cinta a distintos festivales de cine. Sabe el viento ya finalizó la campaña con éxito, y Ana está brindando conciertos y talleres por varias ciudades de la provincia.

En tiempos de cambios, crisis, virtualidad y tantas otras cosas el arte llama una vez más a ser parte de la construcción colectiva y reflorecer

Para Agendar

17 de mayo | Ana Robles en Villa Allende. Adelanta canciones de Sabe el Viento en Casa de la Cultura.
Figueroa Alcorta 426,  Villa Allende

Taller Círculo de canto y percusión | 18 hs. | Inversión $400

Concierto | 22 hs | Entradas $150

Para aportar en Primera Luz hasta el 15 de junio

Escribir a [email protected]

Detalles y recompensas en Facebook/primeraluzfilm

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar