Reclaman que no se reparten raciones de comida en hogares de día municipales

Marcela Soda, delegada del Suoem, comentó a LNM que desde el martes no llega la comida. En tanto, el Municipio confirmó que el lunes se regularizará la provisión.
Delegados suoem protesta Palacio 6 de Julio by Diego Roscop
Los delegados se concentraron en la explanada del Palacio 6 de Julio. - Foto: Diego Roscop.

Empleados municipales protestaron este viernes en el Palacio 6 de Julio denunciando que desde el martes no se reparten raciones de comida en 12 hogares de día municipales, mientras que corre riesgo el envío en otros dos.

Se trata de lugares repartidos en toda la Capital, donde acuden unas 1.200 personas mayores de 60 años a almorzar de lunes a viernes. Al respecto, Marcela Soda, delegada del Suoem y trabajadora en esos espacios, explicó a La Nueva Mañana que "si no sale rápido el expediente" corre riesgo la provisión de almuerzos a los únicos dos espacios donde todavía se brinda el servicio: La Pequeña Residencia Municipal (Hualfin 1053) y el Albergue Sol de Noche (República Dominicana y Alejandro Carbó).

Los empleados se concentraron en el hall del palacio municipal, esperando ser recibidos por autoridades municipales que brinden una solución al conflicto.

"Nosotros damos de comer lo que para muchos es una comida básica y la única del día. Para otros, es un momento también de encuentro e importante para la salud de las personas. Así se resiente mucho la actividad en los hogares", remarcó la delegada.

"El lunes volverán a recibir comida como siempre"

Consultado por este diario, Adrián Casati, subsecretario de Desarrollo Social, cartera que agrupa a los hogares de día, confirmó que el lunes estará normalizada la provisión de raciones.

"Hubo que hacer una modificación presupuestaria en base a la inflación, lo que retrasó el expediente. Por lo que el lunes volverán a recibir la comida como siempre. Fuera de eso, nosotros no dejamos los lugares fijos, que son aquellos donde viven constantemente", agregó el funcionario.

En tanto, comentó que se trata de una "cuestión política": "Creen que uno está tirado en el suelo y le pueden pegar un par de patadones. Porque esto ellos lo sabían, lo habíamos hablado en una asamblea pero hubo una expresión de un grupo ínfimo de empleados".

"Acá hubo un incremento inflacionario, hubo que hacer una modificación presupuestaria, se retrasó desde el martes hasta ahora y el lunes ya vuelve a tomar la misma sintonía. A los hogares no concurre gente vulnerable ni de alta sociedad, sino el adulto mayor común que va a almorzar por una cuestión más social", puntualizó.

Te puede interesar