Quinteros: “Será un Concejo con dirigentes de trayectoria y peso político”

Tras obtener el cuarto lugar en las elecciones del 12 de mayo e ingresar como concejal de Córdoba por primera vez, Juan Pablo Quinteros habló sobre el futuro de la ciudad.
Quinteros
"Sería mi máxima aspiración ser intendente de mis vecinos, subir al bondi, poner bien la Red Bus y que nadie me diga absolutamente nada". - Foto: archivo.

chapa_ed_impresa_01


EL CONCEJO DELIBERANTE QUE SE VIENE

Además de la victoria del PJ en la Capital, que tendrá a Martín Llaryora como intendente hasta 2023, una de las sorpresas que dejaron los comicios del pasado domingo fue la elección de Juan Pablo Quinteros, que lo posicionó cuarto dándole una banca en el Concejo Deliberante por primera vez a Encuentro Vecinal Córdoba, el espacio que lidera Aurelio García Elorrio.

Del otro lado del teléfono, con la elección ya consumada y la mirada puesta en la transición, Quinteros habló con La Nueva Mañana sobre el final de su campaña, la elección y la conformación del nuevo cuerpo legislativo, sin dejar de comentar sobre el video viral que lo mostró marcando mal la tarjeta Red Bus en un recorrido con Canal 12. Un episodio que hoy, el ex legislador del Frente Cívico sigue tomando con humor.

- ¿Cómo ves este nuevo Concejo Deliberante donde Encuentro Vecinal entra por primera vez?

- Creo que el Concejo adquiere una dimensión importante en lo que viene básicamente en contraposición con lo que va a ser la Legislatura, que tendrá un oficialismo con 51 legisladores y las primeras y segundas minorías con figuras que ya legislaron y salvo honrosas excepciones no fueron opositores al gobierno de Schiaretti. Salvo, por supuesto, los dos que ingresan por Encuentro Vecinal que van a hacer un control de poder desde su lugar. También te recuerdo que Daniel Passerini en su condición de vice intendente estará, por lo que será un Concejo con dirigentes de trayectoria y peso político. Se va a jerarquizar un Concejo que siempre estuvo devaluado en Córdoba. Y en lo personal, lo que intento es llamar al diálogo al intendente electo. Lo conozco porque fue dos años presidente de la Unicameral y lo que quiero es reunirnos para que escuche de mi boca los proyectos de mi espacio que tenía para aportar como intendente. Estoy seguro que alguno le puede interesar.

Soy de los convencidos que el proceso que viene tiene un desafío muy grande que es la reconstrucción de una ciudad que está abandonada, olvidada y te diría destruida. Y en eso no podemos dejar toda la responsabilidad en la mochila de un solo dirigente y un solo partido. Lo primero que hacemos es darle mucho crédito a la gestión que viene, con el acompañamiento en las cosas que estén bien y siendo opositores implacables cuando veamos que se hagan mal.

- ¿Y la transición hasta el 11 de diciembre?

- El resultado de Ramón Mestre, con menos de nueve puntos en la ciudad, habla claramente de que el electorado repudió esta gestión municipal. Ante semejante hecho, llamo al intendente actual a hacer una transición ordenada, a tener serenidad y le pido que tenga la templanza de que debemos llegar institucionalmente fuertes al 10 de diciembre. Hay que prestar atención a este tema de la gobernabilidad de los próximos siete meses, porque falta mucho e insisto, hubo un rechazo muy amplio a esta gestión y esperemos que de los dos lados haya mesura para tener una transición ordenada.

- ¿Estás de acuerdo con que Llaryora no quiera cogobernar hasta diciembre?

- Es que Llaryora no puede, porque su mandato comienza en diciembre. El que decidió poner la fecha del 12 de mayo fue el intendente actual. Por supuesto que hay que darle las garantías a Mestre porque falta mucho y la derrota fue estrepitosa. Es una gestión repudiada, rechazada. Flaco favor le haría el PJ de la capital queriendo gobernar, es imposible hacerlo en siete meses.

- ¿Qué piensa sobre unir de nuevo a Cambiemos en el Concejo, como expresaron algunos dirigentes radicales?

- Es un problema de Cambiemos y yo no pertenezco más a ese espacio.

- Y si lo llaman, ¿lo analizaría?

- Es un problema de Cambiemos y yo no pertenezco más a ese espacio (insiste).

- ¿Creés que puede haber un mayor acercamiento entre los concejales de lo que era ese espacio?

- No se pudieron unir para un proceso electoral, difícilmente se puedan unir para hacer un control. Difícilmente se puedan unir en el Concejo cuando la gente clamaba unidad antes de las elecciones.

- A pesar de ello, ¿cómo es su relación actual con Luis Juez?

- No hemos vuelto a hablar. La última comunicación mía hacia él fue mandándole un mensaje deseando suerte. Es una persona que considero mi amigo pero que políticamente estamos transitando definitivamente caminos separados.

- En campaña le dijiste a este diario que si entraba la fórmula, pedías abrir el Kempes para dar la vuelta olímpica. Entraste solo, ¿pero pensás hablar con Medardo Ligorria de la Agencia Córdoba Deportes?

- No, le pedí a (Jorge) Franceschi que me abra la cancha de Belgrano pero no estaba el portero. Es más, en bolas. Me abren la puerta y doy la vuelta olímpica en bolas (se ríe). Estuvimos a tres mil votos y si no existiera la cláusula de gobernabilidad, metíamos dos concejales. Pero bueno, ese es otro tema que vamos a debatir y que el reparto de bancas sea proporcional sin esa cláusula anacrónica.

- Se viralizó un video donde subís a un colectivo y colocás la tarjeta Red Bus en el visor, y no donde marca el boleto.

- No, no me enteré de eso, ¿Dónde salió? (ironiza). Me llegó 70 veces por distintas vías.

- ¿Restó votos?

- Nadie elige su voto por un error. Todo lo que le dije al “Luchi” Ybáñez (periodista de Canal 12, que participa del video) es absolutamente cierto. Creo que el que tomamos ese día es el que viene de Ciudad Universitaria, pasa por la Catedral y hace el recorrido por Colón, Salta, Obispo Salguero, Poeta Lugones y pasa por el Ministerio de Finanzas donde me bajaba. No es el sistema que uso diariamente, pero lo usaba en una época con habitualidad. Ese día iba con un camarógrafo adelante, uno atrás, un sonidista a un costado y el “Luchi” al lado. Lejos de preocuparme, el problema no es si la Red Bus se pasaba por arriba o por abajo, el tema es que pasaba por CBI y en 2014 fui a la Justicia para decir que era un negociado impresionante por parte de la municipalidad. Una testigo de la causa dijo que se pagaban coimas, me volví a presentar y no lo hice público para que no se mezclaran los tantos. Si lo más grave que tienen para decirme es que cuando subí al colectivo en lugar de poner la tarjeta en el circulito donde dice “Ponga la tarjeta aquí” lo hice en el visor, el orgullo que tengo como dirigente político es muy grande.

- ¿Esta banca es el paso previo a una futura nueva candidatura a intendente?

- Sí, por supuesto. Yo quiero ser intendente de Córdoba. Mirá, en esta ciudad nací, me crié y pienso morir. Lo dije en la campaña y te lo voy a volver a decir: estoy muy orgulloso de este lugar y de la elección que hicimos. Muchos dirigentes consideran que el Concejo es un órgano de menor jerarquía. Me parece que es de mucha importancia demostrarle a la gente que se puede trabajar a favor del vecino. Sería mi máxima aspiración ser intendente de mis vecinos, subir al bondi, poner bien la Red Bus y que nadie me diga absolutamente nada.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar