Servicio Penitenciario negó que interna haya dado a luz en Bouwer

El jefe de Sanidad relató que la mujer, que cursaba 17 semanas de embarazo, completó un aborto espontáneo en la guardia del hospital Misericordia.
bouwer
Desde el servicio de Sanidad señalan que la interna tuvo un aborto espontáneo en el Hospital Misericordia y no dentro del penal. - Foto: archivo.

A raíz de que familiares de Grecia Gómez, una interna del Establecimiento Penitenciario N°3 de Bouwer, denunciara que la mujer había dado a luz en el baño de la cárcel sin asistencia médica y que el bebé nació sin vida, personal del Servicio Penitenciario desmintió este mediodía estos dichos.

Jorge Alberto Cabrera, jefe del Departamento Sanidad, relató a La Nueva Mañana que Gómez comenzó con contracciones en el penal el sábado y que fue trasladada por la tarde al hospital Misericordia donde completó un aborto espontáneo expulsando en la guardia del nosocomio un feto de 17 semanas de gestación.

“Grecia Catalina Gómez ingresó el 28 de marzo al Establecimiento Penitenciaria N°3 cursando un embarazo sin control prenatal. Al ingreso la recibe la tocoginecóloga del establecimieto y constata que la mujer de 28 años ya había tenido tres embarazos anteriores con tres cesáreas previas. Es mamá de tres niños de 10, 9 y 7 años de edad. Se pidieron entonces turnos en la Maternidad provincial para cumplir con los estudios prenatales y el 23 de abril se hizo una ecografía donde se confirmó que cursaba un embarazo de 15 semanas y media. Al día posterior, 24 de abril, se completó la vacunación del primer trimestre y se le hicieron análisis de laboratorio”, precisó Cabrera.

La ecografía gineobstétrica de control constató latidos cardíacos fetales y que el embarazo se cursaba con normalidad.

Sin embargo, el sábado 11 de mayo, a las 8.40 de la mañana, Grecia acudió a consulta del servicio médico en el EP3, donde fue asistida por un médico de guardia con un fuerte dolor abdominal. “Al revisarla, la doctora determina dolor hipogástrico que se erradiaba a los flancos. No había tenido pérdida de sangre ni tapón mucoso, pero se decide su traslado por sospecha de contracciones para una evaluación obstétrica. Para entonces ya cursaba su 17° semana de gestación”, señaló Cabrera a LNM.

La llevaron a la Maternidad Provincial donde le hicieron un laboratorio donde se descartó una infección urinaria. La medican con un inyectable y le dan el alta. Llegó al establecimiento aproximadamente a las 14.45 horas y quedó alojada en servicio médico para control del cuadro. Sin embargo, 15 minutos después comienza nuevamente con dolores”, siguió relatando Cabrera.

“Es por eso que se la traslada en la ambulancia hasta el Hospital Misericordia con dolor abdominal, y allí, en la guardia, se produce la expulsión del feto. Como no había cama en ese nosocomio y había que completar el alumbramiento, por derivación de paciente se consiguió llevarla nuevamente a la Maternidad provincial donde expulsó la placenta. Allí estuvo internada hasta el martes 14 de mayo. Actualmente está alojada en el servicio médico del establecimiento penitenciario con controles clínicos y psicológicos”, precisó el jefe del servicio de Sanidad.

Cabrera aclaró que la interna en ningún momento retornó a su celda, ya que quedó alojada en el servicio médico para control. También negó que se le haya dado turno con un psicólogo en 50 días como había afirmado el primo de Grecia Gómez a radio Continental Córdoba.

“Nosotros tenemos un servicio de psicología de 24 horas, y apenas ingresó tras ser dada de alta, fue evaluada. Y le van a hacer seguimiento”, contó Cabrera quien señaló que se informó a la Justicia sobre lo acontecido.

Noticia relacionada:

bouwer ajustadaFamiliares denunciaron que interna que dio a luz en Bouwer y el bebé falleció

Te puede interesar