Con críticas hacia Macri, Dora Barrancos renunció al directorio del Conicet

La investigadora denunció que el Gobierno se niegue a designar a su reemplazo y el área de Ciencias Sociales quede acéfala.
Dora barrancos
Barrancos dijo que las ciencias sociales y humanidades son las que enfrentan mayores dificultades. -Foto: Gentileza Oleada

Este miércoles la prestigiosa científica e investigadora Dora Barrancos anunció la renuncia a su cargo frente al área de Ciencias Sociales y Humanidades del directorio del Conicet, con duras críticas hacia el ajuste económico del Gobierno Nacional. 

En las últimas elecciones democráticas del organismo triunfó Mario Pecheny, quien debería ser designado como el reemplazo de Barrancos. Sin embargo, la investigadora cuestionó que Mauricio Macri demore su designación, por lo cual tras su partida el área quedará acéfala

"El asunto es de orden moral. No se puede ser connivente con este aplazamiento de la designación de mi sucesor Mario Pecheny. Es un problema porque el área queda sin representación pero esto no da para más. Estoy tan inundada de militancia que ni siquiera tuve tiempo para poder preparar mi carta formal de renuncia", dijo Barrancos, una de las principales referentes del feminismo en Argentina, en diálogo con Página 12. 

Según explicó la investigadora, la decisión de renunciar al organismo fue tomada en el mes de enero. "Ya pasó un año desde que se eligieron autoridades y mi sucesor no fue designado en su cargo. Es una manera de dejar en evidencia la negligencia del gobierno actual, al que no le interesan las reglas democráticas ni el republicanismo que pregona", expresó. 

Tras la renuncia de Barrancos, el área de Ciencias Sociales y Humanidades quedará sin representación. "Todas las ciencias están afrontando dificultades enormes pero, sobre todo, las sociales y las humanidades son las que más lo sufren y han quedado muy atrasadas respecto a otros campos. Las ciencias sociales y las humanidades no son ociosas, por el contrario, están contribuyendo críticamente a las sociedades. Sin ir tan lejos, Bolsonaro está empeñado en reducir su influencia y constituye un signo de barbarización", cuestionó la investigadora.

.

Te puede interesar