“Encontramos una ciudad como en 2001, destrozada”

Con la verborragia y frontalidad que lo caracterizan, el candidato a intendente de Córdoba Cambia, Luis Juez, dialogó con La Nueva Mañana sobre la situación de la ciudad, y los principales actores políticos de la provincia.
Luis Juez@Javier Imaz_8390
- Fotos: Javier Imaz / LNM

chapa_ed_impresa_01

CARRERA HACIA EL PALACIO 6 DE JULIO - ELECCIONES 2019

La pared que más sobresale en el estudio jurídico donde trabaja Luis Juez es una plagada de recortes de diarios y revistas. La mayoría, de hace más 20 años, cuando comenzaba su carrera política en las filas del peronismo cordobés, el mismo del que se terminó alejando y del que se transformaría en completo opositor.

Hoy, tras ser intendente entre 2003 y 2007, denunciar fraude en la elección a gobernador que erigió por primera vez a Juan Schiaretti, pasar por el Senado y aliarse con Cambiemos, afirma que “este es otro Juez”, aunque la velocidad y frontalidad de su discurso sea la misma, con un altavoz frente al Correo o en la embajada de Ecuador.

La Nueva Mañana lo entrevistó mano a mano a tres semanas de una nueva oportunidad para volver a hacerse cargo de la Municipalidad, 12 años después. Y sin dejar de recalcar los problemas que aquejan a Córdoba, Juez deja ver que sin perder su esencia, está claro que pasó mucha agua bajo el puente.

- ¿Qué ciudad estás encontrando a 12 años de dejar la Intendencia?

- Estamos encontrando una ciudad con parámetros parecidos a los del 2001, 2002. Destrozada, destrozada. Me encantaría no decir esto porque me tengo fe que voy a ser intendente de Córdoba y me gustaría arrancar de un escalón que no sea como el que me tocó cuando asumí después de (Germán) Kammerath. No hay un indicador que te alimente esperanzas. Despedazada… Fijate en el tema de transporte; la falta de control hacia la prestataria del servicio público hace que en Ersa tengas la frecuencia “que se puede”. En Altamira los vecinos nos contaban que cuando van a reclamar por esto, nadie se hace cargo. O fijate que la gente tiene que gastarse $3.200 para que le vacíen un pozo negro, por lo que hacen otro y acumulan dos o tres en la misma superficie, y ya se ahogaron dos en sus propios pozos, en Cabildo y Villa El Libertador. Pero les $500 buscar a un pocero en el barrio, porque el estado municipal no los asiste… Elegí un tema y estamos media hora haciendo el lamento para luego tirarte la propuesta.

- Puntualmente en el tema pozos negros, napas y hundimiento de casas en Villa El Libertador, Provincia y Municipalidad se pasan la pelota cuando se trata de asumir responsabilidades.

- No, no. La responsabilidad es del intendente. Nosotros diseñamos el plan integral de cloacas. Hace tres años que estamos tirando la mierda al río. Hace tres años que estamos en emergencia ambiental porque no se invirtió en la planta de Bajo Grande. Solamente le tiran cloro al agua, de vez en cuando. Están anunciando y ejecutando obras de cloacas, ¿a dónde las van a conectar si no está andando la planta depuradora? Mestre no le metió una moneda.

- ¿Y cómo sería tu relación como intendente si el gobernador electo fuera Schiaretti? Todos recuerdan la puja casi diaria que tenías con De la Sota.

- No, yo ya aprendí.

- ¿Qué aprendiste?

- Que debo ser el único dirigente político que hace autocrítica al frente de todo el mundo. Esa pelea no existe más. Estoy grande, tengo 55 años y la experiencia de haber gobernado esta ciudad en situaciones complicadas, pero también en otras que yo mismo me fabriqué. Yo tenía un enemigo que me quería ver muerto y en vez de buscar momentos de tranquilidad, redoblaba la apuesta. Eso ya pasó. Me encantaría que el gobernador sea Mario Negri, pero si no lo fuera, haría con el gobernador lo que no hizo ningún intendente. Yo me voy a sentar con Schiaretti mano a mano como ahora estoy con vos para decirle: “Mirá Juan, necesitamos rápidamente solucionar el tema desagües en zona sur”, por ejemplo. Me sentaría con él, le gusta la obra pública, no como a De la Sota que te venía siempre con un negocio. Necesito que el gobernador que sea me ayude porque tenemos proyectados ocho nudos viales para conectar la Circunvalación con esta ciudad colonial, donde las calles se angostan. Quiero que hagamos un consejo de seguridad, no que me manden a cortar los yuyos porque lo voy a hacer. Me encantaría decirle: “Deme una mano gobernador, le voy a aliviar el tema de la salud, el quilombo que tiene en los hospitales públicos. Me voy a hacer cargo de los programas de vacunación. Quiero que me permita ser un actor con voz y voto.

Luis Juez@Javier Imaz_8366
"Debo ser el único dirigente político que hace autocrítica al frente de todo el mundo".

- La cuestión salud debe ser otro de los temas más importantes…

- Nosotros nos fuimos con 97 dispensarios puestos a cero. Vos decís, “bueno, pasaron 12 años”. ¿Cuántos tiene hoy Córdoba? 100. Creció la población e hicieron tres dispensarios. Nos fuimos con 825 empleados afectados a salud. Hoy hay 720. Para que vos te des una idea, porque en épocas de crisis como la que estamos viviendo en Argentina, la gente va al hospital público y al dispensario. Un espanto.

- ¿Cómo sería la relación con las empresas de transporte urbano?

- Me sentaría también y les diría: “Con todo cariño maestro, no se enoje conmigo. Pero usted tiene un pliego, ¿lo puede cumplir o está especulando porque se le cayó el subsidio y dejó de ser un negocio? ¿Se va a ir? Dígamelo ahora porque ya mismo compro los colectivos y vuelvo al sistema de la Tamse”. No puedo dejar a los vecinos esperando una hora y media en la parada del colectivo donde los matan. No lo puedo hacer. Voy a ejercer un control muy duro con los prestatarios, como los de residuos también. Cualquier ciudad moderna no entierra la basura, la reutiliza. Por eso imagínate, yo no me peleo más con ningún gobernador, por más que sea el peor de mis enemigos. Este es otro Juez. Puedo actuar con la misma energía y los mismos valores pero hay situaciones que ya aprendí. Sigo siendo el mismo tipo decente, honorable y jodido y cabrón ante la corrupción.

- En esa hipotética reunión con Schiaretti, ¿te vas a acordar de lo que pasó en 2007 después de aquella elección?

- Nunca les conté a ustedes los periodistas, pero con él me junté cuando me nombraron embajador de Ecuador. Me fui a despedir porque me pidió el presidente Macri que lo hiciera y nos dimos un abrazo. Él me dijo “este tema está cerrado” y bueno, podemos pensar de acá para adelante. Lo que pasó, pasó y no tiene sentido pensarlo porque no lo vamos a resolver. Obviamente, para nosotros es una situación que siempre recordamos. Cuando ves la cara de Marta Vidal (jueza electoral) no podés no acordarte de ese 2 de septiembre. Pero esa deuda con el gobernador ya la saldé.

- ¿Cuándo saldaste la deuda con Negri?

- Tuvimos una bronca muy grande, porque imaginate que si en esa elección hubiéramos contado con los telegramas del radicalismo, acreditábamos el fraude. Pero si me pude sentar con Schiaretti que fue claramente el responsable de que me robaran la elección, ¿cómo no lo iba a hacer con Negri?

- Previamente, también lo denunciaste de recibir plata para que sea candidato.

Yo creo que en esa campaña el peronismo se metió como lo está haciendo ahora, porque no hay forma de que se perpetúe 20 años en el poder sin trabajar en los actores opositores. ¿Cómo explicás la candidatura de Ramón Mestre si no es en función a Schiaretti? ¿O vos le ves algún sentido electoral concreto? El peronismo, te lo digo porque vengo de ese palo, no podría haber armado esa lista espantosa con Diego Hak y un montón de otros impresentables si no tuviera la certeza de que Ramón le resulta funcional. Es la historia del peronismo, juegan en su tablero y en el de los otros.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar