Talleres y Vojvoda, objetivos incumplidos y ¿continuidad?

Deportes 13/04/2019 Por
Finalizada la Superliga, y con el equipo sin clasificar a las copas, los interrogantes con relación a la renovación del contrato del DT crecen. El análisis del presidente Andrés Fassi será determinante.
vojvoda02 © Prensa TAlleres
- Vojvoda entendió claramente al proyecto deportivo de Talleres. En un año debutaron más juveniles que en los dos anteriores en Primera. Foto: Prensa Talleres.

chapa_ed_impresa_01

La decepcionante derrota en San Juan le privó a Talleres de meterse en una copa internacional; y eso desató una ola de frustraciones tanto en la tribuna como en la dirigencia, y por consiguiente, el técnico Juan Pablo Vojvoda no queda exento.

Es que la temporada culmina sin lograr los objetivos, pero sobre todo con un pronunciado tobogán en las fechas finales, fallando en los partidos claves, algo que se le recrimina seguido al propio entrenador. De todas maneras, será cuestión de entender con cuál lente analizará el presidente Andrés Fassi la campaña del equipo, en pos de presumir qué determinación tomará con respecto a la prórroga del contrato del cuerpo técnico o la certificación de ciclo cumplido, en apenas un año de gestión.

Es que Fassi se había acostumbrado a los procesos largos, como ocurrió con los cuatro años en la etapa de Frank Kudelka, desde el Federal A a la Primera División, con crecimiento sostenido. Con la vara alta en cuanto a exigencias, Vojvoda asumió sabiendo de cumplir esa responsabilidad, y más allá de la “Primavera” en la Copa Libertadores, el hecho de no haber clasificado a la fase de grupos también representó un paso en falso a la hora de hacer el balance. La era post-Kudelka fue el principal fantasma al que tuvo que enfrentarse el ex defensor de Newell`s, en pleno idilio con el hincha albiazul.

De todas maneras, hay brotes en cuanto a su adaptación al proyecto institucional, más allá de que por su corta carrera hay cuestiones que pagó con inexperiencia. Su estilo seduce a Fassi, y no está descartada su renovación. Pero claro está la participación en este experimento de la Copa de la Superliga la que juzgará y sentenciará su fortuna en barrio Jardín.

Esperanzas en el semillero

Si en algo se supo destacar Vojvoda es en tener mayor apertura a los valores de la cantera. En su proceso tuvieron más rodaje jugadores como Nahuel Tenaglia por ejemplo, a quién terminó de consolidar de titular inamovible, preferentemente en el puesto de stopper, donde mejor rindió. Todo un hallazgo que lleva su firma.

A su vez, debutaron como profesionales Federico Navarro, Renzo Paparelli, Franco Malagueño, Arturia, Lautaro Guzmán, Fernando Bersano, Nahuel Valiente, por ejemplo, de rápida inserción en el plantel superior. Ni hablar de Nahuel Bustos, a quien le dio la confianza para ser titular, con dos goles en el clásico frente a Belgrano como para ganar inmunidad y hoy ya juega en Pachuca de México. Desde esa óptica, el aporte de Vojvoda fue superavitario, ya que el proyecto institucional se nutre de la generación de talentos en las inferiores y en los aciertos de las apuestas.

Tenaglia © Prensa TAlleres
Tenaglia es producto ejemplo del proceso institucional de Talleres. Llegó en silencio como apuesta y ya es una realidad. Y se adapta a varias funciones. Foto: Prensa Talleres.

A propósito de eso, para darle algo de piedad a la frustrada clasificación a la Sudamericana, vale aclarar que a mitad de temporada fue cedido Bustos a México; se retiró de la actividad en capitán y pilar del equipo Pablo Guiñazú; Leonardo Godoy, pieza clave de la estructura como eslabón defensa-ataque padeció una fractura de peroné que motivó una intervención quirúrgica y para colmo de males, sufrió la ausencia en los partidos trascendentes al delantero Sebastián Palacios, expulsado y con tres fechas de sanción, por lo que tuvo que ver de afuera los juegos definitorios. Se fue desarmando el equipo en puestos claves, neurálgicos, referentes incluidos, y al no contar con un plantel largo, las consecuencias hicieron mella. No todo es de su responsabilidad, hubo imponderables y eso Fassi lo sabe.

Falta de cintura, objetivos incumplidos

A la hora de las críticas y apuntes negativos en su gestión, es muy común escuchar por barrio jardín que Vojvoda “no dio la talla”, fallando en momentos claves, sin saber realizar maniobras tácticas a tiempo, que le terminaron costando puntos a Talleres que pudieron ser vitamínicos para conquistar las metas impuestas.
Es que deambuló de un extremo a otro. Del gran planteo para dejar afuera a Sao Paulo de Brasil a la escasa reacción estratégica en los dos partidos ante Palestino de Chile, por la Libertadores. Frustración que se lamenta porque en ambos encuentros se puso por delante en el marcador, y será por falta de experiencia o de predicamento, le terminaron empatando y dando vuelta el resultado ante la ausencia de una maniobra táctica. Como la ilusión general era grande, el impacto fue doloroso y sin contemplaciones.

Haber insistido con jugar con línea de tres en defensa cuando no era siempre oportuno, sin animarse a sumar un hombre más para equilibrar (por eso Godoy cumplía un rol fundamental), no interpretar las situaciones para modificar el esquema y cerrar partidos, forman parte del debe a la hora del balance.

Lo mismo pasó en el tramo final: de nueve puntos en juego dos se disputaban en casa. Cayó Talleres en las tres ocasiones, con poco de resto futbolístico, encendiendo una alarma de preocupación. El objetivo de meterse en un certamen internacional no se cumplió y ahora debe esperar combinaciones para determinar si se cuela por alguna vacante, por Copa Argentina, Libertadores, Sudamericana o la misma Copa de a Superliga. Allí no depende de sí mismo, salvo en este último, donde todavía queda parte de la historia por escribir.

¿Le alcanzará para seguir en Talleres? Los que clasifican a las copas son los finalistas, durísimo examen por delante. Será cuestión de entender qué aspectos de Vojvoda valorizará Fassi y cuáles castigará con crudeza, a la hora del análisis.

Fassi © Prensa TAlleres
Fassi confía en los procesos largos y tiene como lema saber esperar y respetar los contratos. De Vojvoda rescata tu interpretación del proyecto deportivo, con hincapié en la cantera. Foto: Archivo.

Fassi, recalculando

Andrés Fassi es un hombre que cree en procesos y en proyectos. En ese sentido el actual técnico se adecúa a las pretensiones institucionales, porcentaje mayor para su molino en la consideración en pos de continuar al frente del equipo. El criterio de los objetivos juega en contra, sin embargo, redoblar la apuesta puede fortalecer la química grupal, las responsabilidades y las obligaciones parece ser el camino a tomar por el presidente albiazul, quien muestra conformismo sobre los resultados obtenidos en la temporada, no tanto en la Superliga pero sí con visión al futuro. En ese costado se situaría Fassi para continuar dando soga y rienda suelta a Vojvoda, aunque con un margen de error menor, sin dudas.

Le quedan algunos partidos más como examen al joven DT albiazul como para perfilar su campaña, en la Copa de la Superliga. Y es un secreto a voces desde el entorno del titular del club de barrio Jardín, argumentan que tampoco hay disponible en el mercado algún otro nombre que seduzca del todo, y sobre todo, que se amolde a las pretensiones institucionales.
¿Qué pasará en junio? La película llega a su fin en junio. No obstante hoy Vojvoda parece más cerca de renovar que de armar las valijas.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar