Entrevista a Nahuel Tenaglia, hombre de todo el “campo de juego”

Deportes 05/04/2019 Por
El defensor de Talleres contó su relación con el campo y sus constumbres. Fanático del folklore y del mate, comentó a La Nueva Mañana su intención de aprender a tocar la guitarra.
Tenalglia 02 © Prensa TAlleres
Tenalglia 02 © Prensa TAlleres - Tenaglia añora esos tiempos de fin de semanas en el campo, sin dejar de lado su desafío como futbolista profesional. Foto: Prensa Talleres.

chapa_ed_impresa_01

 

Con apenas 23 años y un puñado de partidos en Primera (en buen nivel) el defensor de Talleres Nahuel Tenaglia se hizo un lugar en el equipo, al punto de consolidarse después de variar por diversas posiciones.
Más allá de sus preferencias de juego y su compromiso con los objetivos del club, Tenaglia es un hombre de campo.

Nacido en Saladillo, en plena Pampa Húmeda, tiene predilección a la “música del campo”, más precisamente al folklore, por las influencias de su zona natal con más tintes ruralistas que urbana. En ese universo hay códigos de convivencia, responsabilidades con la naturaleza, una paz inquebrantable y otros aspectos culturales que en su momento supo plasmar para la posteridad José Hernández con su célebre “Martín Fierro”, con sus virtudes, enseñanzas de vida, y miserias también.

Con la parsimonia que otorga la vida en esa escenografía demográfica, Tenaglia añora esos tiempos de fin de semanas en el campo, sin dejar de lado su desafío como futbolista profesional. Por eso se permitió una breve charla sobre la música particularmente de esa ciudad.

“En el vestuario, los que manejan la música son Guido Herrera y Tomás Pochettino. Todo pasa por ellos. Nos matan con reggaetón y cumbias. Es divertido. Pero algún día vamos a tomar el poder con Enzo (Díaz), que nació en Las Toscas, al Norte de Santa Fe, y van a conocer y bailar la música del campo”, adelanta el defensor, ex Atlanta, sobre su pasión folklórica.

“Mi intérprete favorito es Carlos Ramón Fernández. Con Enzo concentramos juntos así que nos matamos con él todo el día. Encima es de mi pueblo, eso me da un sabor especial para cantarlo e imitarlo”, agrega Tenaglia, para dejar en claro que su conexión con la música “de campo” no es solo como espectador. “Esta semana vamos a empezar clases de guitarra criolla, también con Enzo. Queremos aprender a tocar y cantar con los amigos. Eso en mi pueblo es muy usado en las reuniones con la familia y los seres queridos, así que no me quiero quedar afuera en nada”, explica.

Carlos Ramon Fernandez ©Gualeguaychu-gov-ar
 Carlos Ramón Fernández es el intérprete folclórico favorito de Nahuel Tenaglia y también de Enzo Díaz, la zaga albiazul es de campo adentro.



“No soy mucho de cantar pero me tengo que animar, ya vamos a aprender bien, el folklore es una pasión y me quiero seguir metiendo en este mundo... En Córdoba tengo entendido que hay muchas movidas, con peñas universitarias, estudiantes del interior y otros festivales, lamentablemente por el trabajo y mi compromiso con Talleres aún no he podido ir a disfrutarlas. Espero que me inviten, una vez que termine el campeonato, me gustaría darme una vuelta por esos lugares, me va a recordar a mis pagos”, narró.

Mientras sigue describiendo las bondades del campo, los paisajes bucólicos, sus ojos brillan. “Tengo una predilección a irme la campo, siempre. Me encanta la cultura, recuerdo que con mi familia todos los fines de semanas nos metíamos bien adentro, campo adentro, para disfrutar de la paz y de la naturaleza. Y de la gente también. Allí es todo mate y pan casero”, relata el stopper albiazul.

Además, describe: “Esa vida me encanta la verdad, comer chorizo casero, carnear, los corrales, muchas cosas de esa cultura. El fútbol es mi vida pero una vez que me retire quiero recuperar ese estilo. Ya lo hablamos con mi novia, lo tenemos planeado, cuando me retire nos vamos a vivir al campo. La paz que hay en ese ambiente no tiene precio, es soñada”.

De lateral a stopper

El crecimiento de Tenaglia en Talleres se debió en parte a una reubicación en roles. Llegó procedente de Atlanta para ser opción de Leonardo Godoy en el lateral derecho, de hecho lo suplantó en varias oportunidades, sin embargo, un día el DT Juan Pablo Vojvoda lo utilizó como stopper en línea de tres y sobresalió. Incluso fue zaguero central, respondiendo con la misma eficacia, sin embargo, el propio jugador ya tiene su elección de su puesto preferido. A propósito, cuenta: “Particularmente me siento más cómodo como stopper. Le agradezco a Juan (Vojvoda) por esa posibilidad. Con esta posición siento que tengo más espacios para cerrar, me puedo acomodar para un relevo y también si tengo lugar, subir un poco con la pelota. Puedo salir jugando, me gusta mucho”.

- Llegaste en silencio para ser una alternativa, un proyecto, y hoy estás dentro de la estructura titular…
- Se me fue dando todo. Constancia y compromiso. Este grupo le da apoyo a todos los jóvenes, nos fuimos asentando. Yo siempre quiero estar, en la función que me indique el entrenador. Si tengo que ser zaguero, lo seré, si tengo que ser lateral, ahí estaré para dar una mano.

- Contra Tigre se te vio siempre proyectado, de esa manera llegó el descuento. En otros partidos igual…
- Siempre que se pueda proyectarse, sin perder el compromiso de retroceder, es bienvenido, sin necesidad de romper la estructura defensiva. Fui sumando confianza y de esa forma uno puede aportar desde varios lugares. Esa es la idea.

Tenalglia 01 © Prensa TAlleres
"Con o sin resultado puesto, lo único que nos sirve a nosotros es ganar. Y eso vamos a tratar de conseguir". Foto: Prensa Talleres



La ausencia de Guiñazú

El plantel de Talleres en promedio es relativamente joven. En esa sintonía, Pablo Guiñazú ocupaba un rol fundamental, por experiencia y oficio, para acomodar al equipo. Desde su retiro el vestuario necesitó ungir otros referentes y Tenaglia sabe entender de liderazgos. “El “Cholo” era nuestro técnico dentro de la cancha. Y fuera de la misma, un consejero habitual. Está claro que es difícil de reemplazarlo, pero Guido (Herrera) cuando tiene que pegar un grito, lo hace. También tiene carácter para esa función, tiene voz de mando y a la vez nosotros nos tenemos que empezar a hacer cargo”, sentenció.

- Si Talleres no clasifica a la Sudamericana, ¿lo toman como un fracaso, una frustración?
- Y sí, sería una frustración, sabemos que es muy difícil pero lo vamos a intentar. San Martín de San Juan se juega el descenso, los dos jugamos por algo, pero nos preparamos todo el semestre para clasificar y vamos a dejar todo hasta el último minuto. Nos preparamos todo el semestre para esto.

- ¿Pensás que en los partidos claves, como fue ante Palestino, Tigre y River, les faltó algo más?
- Habíamos generado muchas ilusiones, no es fácil como todos creen. Nosotros vamos convencido en clasificar, necesitamos estar más concentrados y ser conscientes de que es la última posibilidad que tenemos para entrar a la copa. Este grupo es fuerte, está padeciendo algunas ausencias por lesiones y expulsiones, pero tenemos material como para revertirlo.Lo sufrimos contra Tigre, el árbitro expulsó a (Federico) Navarro y al “Tucu” (Sebastián Palacios) injustamente, nos fue sobrando todo el partido, no nos respetó en algunas jugadas, eso con Guiñazú en cancha, no nos pasaba.

- ¿Superaron ya el golpe anímico?
- Sí, sin dudas, analizamos la derrota ante River, necesitamos imitar al Talleres del segundo tiempo. Este equipo sabe presionar arriba, atacar con mucha gente, ser punzante, lamentablemente el primer tiempo nos faltó atención en jugadas puntuales y lo pagamos caro. Pero esa es la imagen que debemos repetir, la del segundo tiempo. Nos tenemos que mentalizar de esa forma.

- ¿Afecta el hecho que van a jugar con resultado puesto, con o sin chances de clasificar?
- La fecha está programada de esa manera y no podemos hacer nada. Con o sin resultado puesto, lo único que nos sirve a nosotros es ganar. Y eso vamos a tratar de conseguir. El rival se juega el descenso, no me imagino un partido cerrado, los dos debemos salir a jugar. No tenemos que desesperarnos, ellos no van a especular, necesitan ganar, tenemos que hacernos fuerte de esa forma.

- ¿Te sentís bien en Córdoba?
- Sí, la gente es muy buena onda, me gustaría quedarme más años en esta ciudad. Te saludan, de a poco la gente te va reconociendo, cuando eliminamos a San Pablo muchos desconocidos nos felicitaban en todos lados. Eso es algo nuevo para mí. Me gustaría seguir en Talleres muchos años más, ahora mi contrato se vence en junio y tengo intenciones de renovar. El predio es espectacular, hay buen trabajo en las bases, las inferiores, desde el utilero al masajista hay buena gente, se vive un gran clima. Me siento cómodo, contento y quiero seguir.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"