Chaco: le negaron la ILE a otra adolescente violada y tuvo un bebé prematuro

Pasó en El Sauzalito, su madre la había entregado a un hombre a cambio de una moto. Luego fue restituida a su padre, quien abusó de ella.
hospital chaco.jpg
El hospital donde la joven dio a luz a sus bebé. Foto: Gentileza Página 12.

El calvario de una adolescente de 14 años en la localidad de El Sauzalito en Chaco comienza de muy pequeña con los abusos de su padre, luego su madre la entrega a cambio de una moto a un hombre de 59 años, quien la violó y luego el Estado le niega la ILE por lo que tuvo un bebé prematuro.

M.A. tenía apenas 11 años cuando su mamá la entregó a un hombre de 59 a cambio de una moto. Tras 3 años de convivencia con este hombre en el Paraje Las Lagunitas de Formosa, regresó a Chaco con 14 años y un embarazo de 35 semanas.

Dos hospitales le negaron la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), por lo que fue mamá de un bebé prematuro. 

La Unidad de Protección Integral (UPI) de Castelli, que depende del Ministerio de Desarrollo Social, la trasladó a ella y a su bebé a un hogar de tránsito y llamaron al padre de la joven.

"Ella y su bebé estaban en un tratamiento por Mal de Chagas. A los 28 días les dieron el alta en neo pero tenían que quedarse un mes más en pediatría. La asistente social hace llamar al padre y a los pocos días de llegar el hombre empezó a preguntar cuándo iban a darles el alta porque tenía que volver a Sauzalito. Ella había dicho que no quería vivir con él porque es alcohólico y se junta a tomar con otros hombres en la casa. Tenía mucho temor, yo creo que algo debe haber pasado", dijo una fuente del Centro Mandela a Página 12.

El sábado 2 de febrero, el padre junto a la adolescente y su bebé escaparon del refugio Calcuta y se marcharon en un camión que lleva donaciones desde Buenos Aires a Sauzalito.

"Los interceptaron en Misión Nueva Pompeya. Ahí es cuando la fiscal Mirtha Bejarano se entera y le pide a la UPI que intervenga y que los ponga al cuidado de una familia de resguardo. La UPI no estaba al tanto de la desaparición de la niña", indicaron desde el Centro Mandela.

Y continuaron: "Es terrible este caso. La nena contó que el abuelo le enseñó a danzar para los hombres desde los 5 años. También que mastica coca desde los 5 para 'tener fuerza y matar el hambre'. Ella interpreta que el hombre con el que la dejó su mamá es su marido. No mide las consecuencias de lo que está pasando, de la edad de este señor".

Te puede interesar