Tangrama llega con su cuarto disco al Centro Cultural Córdoba

Cultura 15/03/2019 Por
El ensamble cordobés presenta “El instante que precede al día”, su nuevo trabajo de estudio. El concierto contará con la participación del cuarteto de cuerdas Numen.

chapa_ed_impresa_01

Especial para La Nueva Mañana

Gestado en nuestra ciudad, pero también nutrido con músicos de otros países latinoamericanos, el ensamble Tangrama viene construyendo, desde 2013, una carrera sin fisuras que articula música popular brasileña y rioplatense con elementos de jazz fusión, e incluso funk y soul. Embarcados en el desafío de editar un disco por año, los Tangrama llegan al cuarto registro que los encuentra más próximos a los géneros afroamericanos, pero con una constante bien cultivada: los cromatismos de Brasil y los rioplatenses. Con una formación rica y diversa en vientos (flauta traversa, saxo alto, trompeta, clarinete y eufonio), Tangrama se aproxima, en varios casos, al sonido de una big band, pero con color sudamericano. El concierto de presentación del nuevo disco contará con la participación del cuarteto de cuerdas Numen, que le aportará su tratamiento camarístico.

Ensanchando los límites de la música popular

Para conocer más detalles sobre la concepción del nuevo disco de Tangrama, La Nueva Mañana dialogó con el guitarrista Pablo Rojas, quien es el mentor del proyecto, director del ensamble y compositor de la mayoría de los temas.

- En este cuarto disco, se percibe una mayor fusión con la música popular brasileña, el funk y el soul. ¿Cómo fue el proceso previo a estas composiciones?
- En parte se debe a los integrantes que se sumaron en el último tiempo al ensamble, provenientes de ese tipo de influencias. Fundamentalmente, en la sección rítmica de acompañamiento, o la “cocina”, como lo llaman en Brasil: Damián Barrera en batería (ex integrante de la Funky Animal Orquesta), Julián Reynoso en bajo (miembro de ND Proyect), y Sebastián Anisky en piano (tecladista de La Buyanguera). Pero también hay un giro creativo renovado, en relación a nuestros trabajos anteriores, motivado por una serie de transcripciones realizadas para La Colmena Escuela de Musicos, relativo a ciertos autores ligados a dichos géneros.

- En la música del disco se nota el tiempo de residencia tuyo en Brasil. ¿Qué artistas o estilos brasileños sentís que te influyeron más?
- Sin lugar a dudas, la denominada escuela “Jabour” del maestro Hermeto Pascoal, con su filosofía de Música Universal es la fuerza que inspiró este proyecto desde su génesis, y lo sigue haciendo. Pero también otros artistas como Ed Motta, Djavan, Iván Lins, Ricardo Silveira, y los músicos que trabajan con el mismo Hermeto desde hace tiempo, tales como André Marquez, Itiberé Zwarg, Jovino Santos, entre otros.

- En este caso, además, se perciben aires de música rioplatense...
- Sí, hay en este disco un candombe dedicado al extrañado Eduardo Galeano, inspirado en su escrito “Un mar de fueguitos”, y un milongón dedicado a la mujer cantora latinoamericana. Ambas composiciones reflejan los momentos de grandes cambios que se viven en Latinoamérica, y que tienen como principal protagonista a la mujer. En estos tracks, participó además un gran percusionista uruguayo radicado en Buenos Aires: Rodrigo Villanueva.

- ¿Cómo impacta en Tangrama la fluctuación de integrantes, debido a que músicos procedentes de otros países latinoamericanos han vuelto a su lugar de origen?
-El intercambio de integrantes que se produce cada año resulta siempre una fascinante fuente de inspiración, porque cada músico trae experiencias, formaciones e inquietudes diferentes, que plantean siempre nuevos desafíos. Para nuestra sorpresa, este 2019 no sólo se mantuvo la formación completa del 2018, sino que además se sumó Javier Mazzuvhelli, un percusionista que demuestra un gran dominio de las placas (vibrafón, xilofón, etc), recurso que ya estamos aprovechando en el nuevo repertorio.

Tangrama 01
- En el show de presentación los acompañará Numen cuarteto de cuerdas. ¿Cómo se articulan las cuerdas con la música de Tangrama?
- La inclusión de un cuarteto de cuerdas responde a una necesidad expresiva de ampliar el orgánico en un sentido de instrumentación que permita abrir las puertas hacia formatos orquestales. Tal fue el caso del concierto realizado el año pasado con la Banda Sinfónica Municipal, dirigida por el maestro Hernando Varela; y el espectáculo que tenemos previsto llevar a cabo a fin de año con la Orquesta de Cuerdas Municipal, dirigida por el maestro Santiago Ruiz. Además, nuestro anterior disco ya contó con la participación en estudio de una sección de cuerdas (a cargo del Cuarteto Magnolia); y en la actualidad la participación de Numen se vuelve un detalle imprescindible para expandir la concepción camarística de ciertos momentos creativos.

- En este disco, hay más temas cantados. ¿Cómo balanceás lo compositivo entre lo instrumental y lo más próximo a la canción?
- La derivación de una composición en relación a su destino (vocal o instrumental), depende fundamentalmente de la inspiración melódica. Si lo que nace es una melodía de largo aliento con ciertas complejidades interválicas o de un registro muy amplio, pienso en un instrumento de viento. Si lo que sueño tiene más que ver con un fragmento más sencillo que queda dando vueltas en la cabeza insistentemente, entonces intento pensar de qué habla ese motivo, y luego expando esa idea con palabras. Sin embargo, creo que la letra y la melodía vienen de rincones diferentes de la inspiración. Usualmente, escribo la poesía al final, incluso cuando ya he terminado el proceso de orquestación de las obras.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar