El fiscal Dalma imputó a custodios del preso fugado por "evasión culposa"

La fiscalía del Distrito 1 Turno 5° investiga el caso del interno que escapó en un taxi del Urgencias el lunes pasado y el cual aún no fue hallado.
Hospital de Urgencias LNM
Los custodios del fugado serán notificados por la fiscalía este miércoles de la imputación. - Foto: LNM

Tras la fuga de un preso del Hospital de Urgencias en la mañana del miércoles, el fiscal del Distrito I, Turno 5°, Gustavo Dalma imputó a los dos agentes del Servicio Penitenciario por "evasión culposa".

La Jefatura del Servicio Penitenciario de Córdoba había anunciado el martes que los dos guardias, Cataldo Marrama y Gustavo Alberto Juárez, que se encontraban a cargo del interno, fueron apartados de sus funciones a raíz del hecho que ocurrió cerca de las 11 de la mañana del lunes.

El preso internado en el Hospital de Urgencias es un hombre de 39 años que está imputado por robo calificado, y que se tomó un taxi y escapó del nosocomio. 

Fuentes policiales confirmaron este miércoles que aún no se pudo dar con el paradero de Sebastián Maggiore, que también usaba el nombre "Jorge Darío Pereyra". Según precisaron, se escapó por una ventana del hospital.

Según confirmaron fuentes de la fiscalía a La Nueva Mañana, los custodios del fugado serán notificados  este miércoles de la imputación.

En tanto, en declaraciones con Canal 10, el taxista que transportó al preso relató cómo fue el viaje.

Javier Matturano contó que estaba pasando por la calle Salta, a la altura de la puerta trasera del Urgencias, cuando una persona estiró la mano y lo paró. 

El fugitivo le había pedido al taxista que lo llevara a barrio Santa Isabel. Antes de arrancar, Maggiore había aclarado que no tenía dinero y que le iba a pagar en el lugar de destino. 

“El viaje fue tranquilo. Me venía hablando de cómo estaba el tránsito, la situación en la calle, cómo estaba el trabajo. Nada raro", declaró el taxista a Canal 10.

Durante el recorrido, el preso fugado visitó fugazmente varios locales. Al finalizar el viaje, el fugitivo le dijo al taxista: “No tengo plata. Te tengo que decir la verdad, me piré de la cana en el Hospital de Urgencias". En ese momento, Maggiore le mostró las marcas de las esposas en sus muñecas.

“Ahí terminó mi viaje y me fui a llamar a la policía", contó el taxista.

 

Te puede interesar