#8M: Se impone el paro efectivo y activo

Opinión 07/03/2019 Por
Hacia el tercer paro internacional, todo indica que será activo y efectivo con una adhesión superior al año pasado. El paro de 72 horas de la docencia es la expresión más avanzada del movimiento de mujeres.
paro mujeres milan
El paro de 72 horas de la docencia es la expresión más avanzada del movimiento de mujeres y de las trabajadoras. - Foto: archivo.

Hacia el tercer paro internacional, todo indica que asistiremos a un enorme paro activo y efectivo con una adhesión superior al paro del año pasado.

Sucede que la marea verde que tuvo entre sus protagonista a les pibes, ha conmovido hasta la médula al conjunto de la clase obrera.

Recuperando los mejores métodos de la clase obrera, con asambleas de base, piquetes, ocupaciones, vigilias y movilizaciones masivas el movimiento de mujeres en argentina no solo puso en crisis a oscurantismo clerical y a sus representantes políticos en el Congreso, sino que se ha ganado a la sociedad a la defensa de un programa integral de las mujeres trabajadoras, que parte sin duda de la lucha por la legalización del aborto, contra la violencia y el ajuste.

En un país que acumula 45 femicidios en los dos primeros meses del año, donde los sectores antiderechos de la mano de los gobiernos se organizan para torturar a las niñas víctimas de violación, y la desocupación creció en un 40% entre las mujeres, el paro productivo, que congregue al conjunto la clase obrera tras la defensa del programa de las mujeres y disidencias, aparece como una necesidad de primer orden, y así ha sido comprendido por el movimiento de mujeres Córdoba que acaba de obtener un importante triunfo.

Tras tres años de lucha sistemática exigiendo el paro activo y efectivo a las centrales obrera, este año por primera vez la Uepc, el sindicato más masivo de la provincia, ha lanzado el llamado a parar el 8M. De esta forma el paro de 48 horas resuelto por la docencia en rechazo al aumento de miseria del gobierno provincial, se transformó en un paro de 72 horas que en columna a las y los docentes también tras la lucha por el conjunto del programa de las trabajadoras.

A pesar de las maniobras lanzadas desde la propia conducción, en las escuelas se prevé un alto acatamiento. El batacazo de las y los docentes en Uepc que desbarató las maniobras y convirtió un pronunciamiento demagógico en un camino de intervención, sin duda, repercute, en otros gremios.

Una lucha de la clase obrera

En 2018, la marea verde puso sobre la mesa una de las peores violencias que sufren las niñas y mujeres trabajadoras. Sometidas a la miseria, la superexplotación, la desocupación y la violencia son las mujeres trabajadoras quienes engrosan las filas de muertas por abortos clandestinos, son nuestras niñas las torturadas y obligadas a parir, aun siendo víctimas de violación.

Asimismo, comenzó a cobrar fuerza un largo programa de las mujeres trabajadoras que ha sido postergado durante décadas. El reclamo por la efectiva implementación de las licencias por violencia de género, la apertura de jardines materno-paternales y lactario en los lugares de trabajo, la extensión de las licencias por maternidad y paternidad, la igualdad salarial, la lucha contra la precarización y la desocupación, el acceso a la vivienda, la inclusión laboral trans, entre otros, configuran un programa de protección laboral a las mujeres y disidencias, programa que ha sido entregado sistemáticamente por la burocracias sindicales.

La lucha por el paro general activo y efectivo, parte de la comprensión de que para derrotar a los gobiernos ajustadores y romper los lazos con las iglesias, es necesario ganar al conjunto de la clase obrera a la defensa de la vida de mujeres, niñes y disidencias.

Es en este sentido que la Asamblea Ni Una Menos en Córdoba (ANUM) desde el primer Paro Internacional ha lanzado la exigencia a las centrales obrera de convocarlo efectivamente, con presentaciones, juntada de firmas y mandatos de asambleas de base, incluso ganado las calles con un afiche callejero que reclamaba “a la CGT y la CTA el paro activo ya".

Una experiencia de este tipo, en un cuadro de profunda crisis política y económica, pone en crisis la política de contención de las conducciones sindicales, es por esto que el llamado fue desoído año tras año por las conducciones gremiales, conformando una Intersindical de Mujeres que agrupa a las mujeres de las conducciones gremiales a la cual no se le conoce llamado alguno a una asamblea de trabajadoras.

En esta línea se inscribe el comunicado de la CGT Rodríguez Peña. Además de tardío, se trata de un llamado a la  conciliación con las iglesias y el PJ, en sintonía con las declaraciones de Cristina Kirchner. El texto que proclama la lucha contra el ajuste y la violencia no hace denuncia alguna a Schiaretti, el principal responsable del vaciamiento de áreas centrales para la atención y prevención de la violencia de género; y omite por completo el reclamo de aborto legal, la educación sexual y la separación de la iglesia del Estado.

No es de extrañar, hablamos de la misma central que en medio de la marea verde convocaba a las y los trabajadores a marchar a la Basílica de Luján, en lugar de lanzar un plan de lucha para doblegar las maniobras clericales que operaban en el Congreso contra la ley. 

Hagamos efectivo el paro

El paro de 72 horas de la docencia es la expresión más avanzada del movimiento de mujeres y de las trabajadoras. El próximo 8M una vez más las mujeres y disidencias vamos a imponer el primer paro general del año al gobernó de Macri y Schiarett.

Tomemos el camino de la docencia y paremos, junto a nuestros compañeros, en cada uno de nuestros lugares de trabajo, pongamos en pie asambleas, reuniones y comisiones para dar continuidad a lo que promete ser un verdadero parazo por las mujeres y las disidencias, y lograr así un paro general activo de 36 horas y avanzar hacia un plenario de delegados de base que imponga un plan de lucha nacional, por el triunfo del movimiento de mujeres.

(*) Docente, dirigente del Plenario de Trabajadoras

Te puede interesar